¿Utilizas el email marketing para tener a tus seguidores informados?

El email marketing se ha convertido en una de las estrategias de marketing más importantes en los últimos años. Los correos que se envíen a esos seguidores o suscriptores tienen que cumplir con un objetivo. No se envían emails sin ningún motivo. Para lograr que la campaña de email marketing sea un éxito y no acabe como correo basura, hay mucho trabajo que hacer.

En primer lugar, se debe marcar un objetivo, que puede ir desde conseguir más seguidores o suscriptores, a vender un producto o informar sobre la empresa y los productos/servicios que ofrece. Una vez definido el objetivo, se debe buscar la calidad y no la cantidad. Más vale tener pocos seguidores pero que sean fieles a la marca, que no muchos que al final ni leen el email y borran directamente el mensaje, terminando en la bandeja de SPAM. Es por esto, que es importante prestar atención a la base de datos con la que uno cuenta.

El público objetivo es otro punto que hay que analizar cuidadosamente. Por una parte, se debe estudiar a qué publico se está llegando y al que se quiere llegarConocer al público de antemano, influirá en la calidad de la información que se envíe, una de mayor interés para el usuario. Y como resultado, las posibilidades de acabar en la carpeta de SPAM se verán reducidas.

Por último, ¿De qué sirve una estrategia de email marketing sin una landing page adecuada? Contar con una landing page es clave para que los usuarios decidan finalmente convertir o no. Es la página dónde se podrá suscribir, registrar, realizar una compra…la parte más importante para que una campaña sea exitosa.

Una vez aclarados las premisas básicas para una estrategia de email marketing. A continuación, se explican las técnicas que ayudan a optimizar al máximo esta estrategia y que logran que tu usuario no sólo se informe sino que convierta. Como en toda estrategia de marketing, el mayor objetivo es vender.

Técnicas de email marketing exitosas

email marketingHacer uso de unas buenas técnicas de email marketing es clave para lograr que las campañas de marketing obtengan unos buenos resultados.

1. La personalización de email marketing

Es una de las técnicas más efectivas. El hecho de recibir un correo con el nombre de ese usuario siempre genera más confianza e interés. Uno de los problemas a los que se están enfrentando los emails es que muchos no llevan el sello de calidad. Para un suscriptor, lo más importante, es sentirse confiado, es por ello que, se debe transmitir un mensaje claro con un aspecto de email normal. Esta personalización se puede llevar a cabo  de distintas formas.

¿Cuáles son los productos favoritos de los suscriptores?

Ofrecer a un usuario su producto favorito o por el que está interesado, es garantía de éxito. A través de las páginas web o ecommerce en las que tienen cuenta, se puede averiguar qué es lo que les gusta. Estos datos se pueden rastrear mediante una opción que consiste en almacenar o seleccionar productos favoritos. Una vez conocidos los gustos, sólo falta enviar ese email con esos productos/servicios, y las probabilidades de que conviertan estarán prácticamente aseguradas. Si no se logra convertir, al menos, mostrarán un interés, y quizás en otra ocasión tomen la decisión.

No sólo existe esta opción para personalizar emails. Cuando se envía un email o newsletter, lo que interesa es que se abra el mensaje, pero, ¿cómo se puede comprobar que efectivamente es así? Está demostrado que muchos mensajes directamente se elimina, de modo que el trabajo que se haya realizado previamente no habrá servido para nada. O sí, existen herramientas que muestran los comportamientos de los usuarios frente a los emails o newsletters.

¿Interactuan los usuarios con los emails y newsletters?

email marketing

Comprobar si interactuan o no, es clave para que una campaña de email marketing sea efectiva. Para ello, existen herramientas como la de MDirector, una plataforma de email y sms marketing, que analiza todo el proceso, paso por paso. Si el usuario recibió o no el email, si lo abrió y hasta si hizo clic o no. Además, se puede saber las horas en las que se realizaron dichas acciones. Y así, conocer los usuarios más activos e interesados. 

¿Interactuan los usuarios con la página web?

email marketing

También la navegación en la web es importante para elaborar una estrategia personalizada. Conocer los comportamientos de un suscriptor en Internet puede dar pistas sobre sus preferencias. Se puede comprobar el tiempo invertido en la web, número de páginas visitado y acciones que realizóIgualmente, y desde hace tiempo, se puede comprobar mediante la IP el lugar desde dónde se conectan, edad y sexo. Toda esta información es muy valiosa para acertar con los envíos.

2.- Ofrecer contenidos exclusivos

Una buena forma de atraer suscriptores o de fidelizar a los que ya tienes, es ofreciéndoles algo distinto.

A la hora de captar nuevos suscriptores, por ejemplo, es importante ser lo más creativos posibles. Una buena landing page puede ser clave, siempre acompañado con un formulario claro. Los beneficios que por realizar esa acción vayan a tener, es otro de los puntos que no pueden faltar.

En el caso de de que lo que se pretenda es fidelizar a los ya suscriptores, se debe pensar en contenidos exclusivos, como pueden ser descuentos o ventajas por ser parte de la marca.

Los descuentos y ventajas en productos/servicios

email marketing

¿A quién no le gusta tener un descuento en un producto o servicio? A nadie. Esta fórmula funciona siempre, y más si se ofrece a los clientes de toda la vida. Si se cuenta con un ecommerce, se puede ofrecer a los usuarios un descuento en sus productos favoritos. Si se trata de un nuevo suscriptor, se le puede animar a registrarse para la obtención de un tanto por ciento en su próxima compra. De ahí, en adelante estarán dispuestos a recibir más información de los productos.

Pero, no sólo son los descuentos los que funcionan como parte de esta estrategia. Si se cuenta por ejemplo con un blog, se pueden ofrecer grandes ventajas como contenidos exclusivos o ebooks. El objetivo es que el usuario se sienta satisfecho, así que todo lo que se le ocurra a uno, será bienvenido.

3.- Las redes sociales

email marketing

Las plataformas sociales se han convertido en el sitio perfecto dónde captar suscriptores. La mayor parte de los usuarios hacen uso de estas redes, así que la garantía de lograr buenos resultados es alta. A través de estas aplicaciones se puede informar de las ventajas que se ofrecen por suscribirse a una newsletter.

Otra opción es hablar de los beneficios por realizar una acción con un enlace que dirija a la landing page para generar esa conversión.  Una plataforma idónea para hacerlo es Facebook, por el número de caracteres. En Twitter sólo hay 120 caracteres, así que se debe ser claro y directo.

4.- Medición y análisis de las conversiones

email marketing

Si no hay conversiones, la campaña de marketing habrá sido un fracaso. Es por ello que es indispensable realizar una medición del CRO o Conversion Rate Optimization.

Se debe comenzar por analizar la web o landing page y cada uno de los elementos. ¿Están funcionando correctamente? Es importante que sean visibles y accesibles para el usuario. Se debe prestar atención al botón de acción y el mensaje mostrado, también el color y los contrastes juegan un papel importante.

Por último, ¿está la página organizada de manera correcta para que el usuario haga clic en la CTA? Esto es esencial, ya que lo que hace que un usuario convierta es lo que se va encontrando por el camino. Puede ser incluir una buena imagen, los beneficios, un buen formulario, opiniones de otros usuarios, etc. Hay que evitar procesos de registro complicados y costosos.

Son todos estos aspectos los que hacen de una estrategia, una efectiva. Trabajar todos estos puntos de manera correcta y con paciencia. Aportará grandes beneficios como son la posibilidad de aumentar el número de clientes potenciales o fidelizar a los que ya se tienen. No obstante, si se quiere conseguir ese éxito hay errores que hay que evitar si o sí.

Errores a evitar

email marketing

  • Prometer algo que no se va a cumplir. Se pueden promocionar productos y servicios, pero sabiendo que es posible hacerlo. Si no, el cliente se sentirá engañado y estafado y jamás volverá a confiar en esa marca. También, la reputación e imagen de la marca se podrían ver afectados por la opinión negativa que pueda mostrar.
  • No interactuar con el cliente. A la hora de comprar un producto o servicio, el cliente se puede sentir desconfiado, de modo que suele buscar información de la empresa o marca. Si se quiere lograr esa conversión, será necesario contestar a todas las cuestiones que plantee.
  • No realizar pruebas de medición. Analizar, medir y hacer pruebas es indispensable. Quizás hay algo que no está funcionando en la estrategia y midiendo se puede evitar. Además, lo que puede ir bien para una campaña, puede ir mal para otra.
  • Hacer uso del email masivo. Nunca es una buena estrategia mandar correos a todos los suscriptores sin parar. Se busca la calidad, no la cantidad. El hecho de enviar tantos emails, sólo hará que se acabe en la bandeja de SPAM.

Con todo, lo esencial de una buena estrategia de email marketing es apostar por una plataforma de emailing profesional. Con una herramienta como MDirector podrás llegar a tus suscriptores en el momento adecuado con el contenido perfecto para que se conviertan en clientes.