Buenas prácticas para trabajar en casa sin perder la productividad

Marketing digital

¿Sabes cómo trabajar en casa sin perder la productividad? Muchas personas se han visto obligadas a trabajar en sus hogares a raíz del estado de alarma y el confinamiento obligatorio.

Si tú eres una de ellas, es posible que esté preocupado porque no consigues centrarte y desempeñar tus tareas sin distraerte. Las jornadas se te hacen eternas y tienes la sensación de que corres y corres pero no llegas a ninguna parte.

Y es que trabajar en casa, por mucho que digan los demás, no es nada sencillo en estas circunstancias. Puede que vivas solo y todo te resulte más fácil. Sin embargo, a los que tienen hijos u otros familiares alrededor no les resulta tan sencillo mantenerse trabajando una jornada de continuo.

Además, las distracciones en casa se multiplican. Para muchos, el frigorífico se convierte en su mayor enemigo. Sin embargo, la buena noticia es que la rutina se puede asumir fácilmente. Por ello, unos cuantos consejos te será muy útiles para mantenerte productivo.

Muchas empresas están optando por el teletrabajo

Ventajas del teletrabajo

Es cierto que la crisis del covid-19 ha traído la cuestión del teletrabajo al centro del debate. Muchos estos días se encuentran trabajando en sus casas ante la imposibilidad de acudir a sus puestos de trabajo.

Sin embargo, el teletrabajo no es un método nuevo. Durante los últimos años muchas empresas han comenzado a implantar esta forma alternativa de trabajar. Algunas incluso han surgido directamente basadas en este modelo, lo que les aporta una serie de ventajas:

  • Trae beneficios sociales ya que favorecen la conciliación familiar y laboral.
  • Las empresas reducen costes de infraestructuras ya que no requieren de amplias instalaciones ni de su mantenimiento.
  • También ayuda a reducir el absentismo en el trabajo.
  • Los colectivos más vulnerables como las personas con discapacidad pueden encontrar una opción para acceder al mercado laboral.
  • Mejoran la productividad del trabajador y ayuda en el desarrollo de nuevas capacidades.
  • El teletrabajo también atrae el talento y la innovación.
  • Se reduce el impacto ambiental ahorrando en desplazamientos diarios.

La disciplina y la responsabilidad son las claves del trabajo en casa

Para poder trabajar en remoto está claro que la infraestructura tecnológica tiene que ser adecuada. El Cloud computing ha supuesto toda una revolución en la forma en que las empresas operan, venden y se comunican con clientes y trabajadores.

Sin embargo, en lo referente al propio trabajador, hay dos rasgos importantes para que el método sea efectivo: tener disciplina y hacerse responsable del trabajo. El empleado debe funcionar de forma autónoma en casa, cumplir un horario y evitar procrastinar. Asimismo, debe tener una comunicación constante tanto con el resto de trabajadores como con los mandos superiores.

Trabajar en casa sin perder la productividad no es solo posible, sino como ha quedado de manifiesto, trae consigo muchos beneficios tanto laborales como sociales.

Consejos para trabajar en casa sin perder la productividad

Si llevas unos días teletrabajando y crees que tu rendimiento se ha visto mermado, aquí tienes unos valiosísimos consejos para trabajar en casa sin perder la productividad.

1.- Imponte unos horarios

Trabajar en casa sin perder la productividad: imponer unos horarios

Para trabajar en casa sin perder la productividad lo más inteligente es crear un horario de trabajo. Sobre todo, en lo que respecta a la hora de comenzar la jornada. Es un hecho que por la mañana las personas son más productivas y tienen la mente más despejada.

Cuando no se tiene un horario es mucho más fácil caer en el caos y sentir que se trabajan demasiadas horas al día. Esto a medio plazo produce agotamiento. Planificar tus horas te permitirá gestionar mejor tus momentos de descanso para poder estar concentrado el resto del tiempo.

Aprender a separar tu vida personal de tu vida laboral sin duda es importante para ser más productivo. No hay que olvidar que es importante dedicarle tiempo a cada una de ellas.

2.- Haz como si tuvieras que ir a la oficina

Lo peor que puedes hacer si eres teletrabajador es pasarte la jornada laboral en pijama. Es mejor que te levantes y te arregles como normalmente lo haces para ir a la oficina. Dúchate, desayuna y ponte manos a la obra.

Este consejo parece una tontería, pero está demostrado que seguir esta rutina incrementa mucho la productividad. Prepararse para el trabajo tendrá un impacto psicológico positivo y te constará mucho menos concentrarte en lo que te ocupa.

3.- Crea un ambiente adecuado

El ambiente para trabajar en casa sin perder la productividad

Uno de los grandes errores que impiden trabajar en casa sin perder la productividad es la falta de un espacio adecuado para hacerlo. Lo mejor es elegir un lugar tranquilo de la casa para montar tu oficina lejos de interrupciones y ruidos.

Está claro que no siempre es fácil, pero hay que intentar concienciar al resto de miembros de la casa de que respeten los horarios de trabajo. Las constantes interrupciones son el peor enemigo de la productividad.

Además, el ambiente también es muy importante. Tiene que ser un lugar en el que te sientas motivado para trabajar. Procura no trabajar en el mismo lugar en el que luego te relajas, por ejemplo, en el salón de tu casa. En él solo hay elementos que distraen.

4.- Factores de seguridad y salud: mobiliario e iluminación

Además, algo muy importante dentro de tu espacio de trabajo tiene que ver con el mobiliario y la iluminación que empleas en él. Un asiento cómodo y ergonómico puede librarte de lesiones de espalda o cuello en el futuro. Está claro que si se siente dolor ser productivo es difícil.

Del mismo modo, cuidar la iluminación del lugar de trabajo es imprescindible. Evitar luz directa en la cara, reflejos molestos en la pantalla del ordenador o, incluso, forzar la vista por condiciones de baja luminosidad es vital para no desarrollar fatiga o dolores de cabeza.

5.- Dedica unos minutos al día a inspirarte y motivarte

Trabajar en casa sin perder la productividad: busca inspiración

Puedes mantener la menta más centrada dedicando tan solo 5 minutos al día a inspirarte. Por ejemplo, prueba a aprender algo nuevo cada día o escucha una canción o un podcast que te guste antes de ponerte a trabajar.

Esta medida puede ayudarte a generar ideas y a mantenerte al día sobre novedades e información sobre tu sector o nuevas herramientas que puedan servirte para el teletrabajo.

6.- Haz descansos para refrescar las ideas

Igual de importante que trabajar en casa sin perder la productividad es realizar los descansos adecuados. No solo para reducir el estrés postural típico de las personas que trabajan muchas horas sentadas frente a un ordenador. También es importante para descansar el cerebro y reorganizar la información.

Haciendo parones te aseguras de que las ideas quedan bien fijadas, reorganizas los pensamientos y recuperas la productividad. Además, es muy refrescante pasar tiempo con personas ajenas a tu trabajo durante estos descansos, de manera que puedas desconectar durante un rato.

7.- Utiliza la tecnología en la nube para mantenerte conectado

El Cloud comuting facilita el teletrabajo

Si algo tiene de ventajoso el Cloud computing para trabajar en casa sin perder la productividad es que los usuarios ya no estarán atados a un solo dispositivo. Hay muchas herramientas online que permiten evitar el uso del móvil evitando así distraerte.

De esta manera, opciones como Hangouts, Skype o versiones de WhatsApp para escritorio son muy útiles para evitar la tentación de revisar Facebook o Instagram durante las horas de trabajo.

8.- Evita distraerte con el móvil

El móvil es una de las principales fuentes de distracción a la hora de trabajar en casa sin perder la productividad. Muchas veces se cae en el error de estar constantemente vigilando la pantalla por si ha llegado una notificación nueva o un correo.

Por ello, una buena idea es configurarlo para que solo suenen las llamadas de los números importantes de trabajo, como las de compañeros y superiores. Activa la opción de «no molestar» para el resto te permitirá seguir escuchando solo llamadas importantes durante la jornada laboral.

Además, hay que dejar las notificaciones que no estén relacionadas con el trabajo para más tarde. Por ejemplo, descargando programas que permitan deshabilitar notificaciones de aplicaciones como las de las redes sociales de forma temporal.

9.- Hazte con aplicaciones que te ayuden a organizarte

Evernote para organizar el trabajo

De la misma manera, existen infinidad de aplicaciones para teletrabajar de forma eficiente. No solo para facilitar la comunicación dentro de la empresa, sino también para mejorar el trabajo colaborativo, compartir y enviar archivos y organizar el trabajo. Además, muchas de ellas son gratuitas por lo que en general son muy accesibles para las empresas más pequeñas.

Sin duda, la gran oferta de aplicaciones permiten trabajar en casa sin perder la productividad. Incluso, hay herramientas muy útiles que te permiten registrar el tiempo que dedicas a cada tarea. Lo que hace que sea más fácil gestionar y planificar el trabajo.

10.- Decide a qué hora dejas de trabajar y respétala

Algo a lo que se enfrentan muchos teletrabajadores es no saber cuándo parar de trabajar. Cuando acudes a una oficina es más sencillo que llegue la hora de salida y te cueste menos dejar lo que estás haciendo.

Sin embargo, desde casa es más fácil perder la noción del tiempo cuando se está concentrado en una tarea. Para ello, puedes ponerte una alarma 15 minutos antes de finalizar tu jornada para que tengas tiempo de prepararte para dejar de trabajar.

Además, si necesitas una ayuda extra siempre puedes contar con una Plataforma de ROI Content Marketing como Coobis. Puedes conseguir aumentar tus ingresos publicando contenido patrocinado de calidad en tu web y tus redes sociales.