Cómo dar con el mejor título para tus posts

Una cosa es escribir un post de lo más relevante e interesante. Y otra muy diferente es conseguir que el propio usuario se vea atraído por los títulos de posts que escribes. Y que éstos lo inciten a leerlo.

De hecho, este punto es muy parecido al email. Cuando un responsable de marketing está trabajando su estrategia de emailing, no solo debe cuidar el contenido, sino que debe asegurarse de que cada parte es perfecta. Y lo más esencial en este caso es redactar asuntos que provoquen aperturas.

Los títulos de posts adecuados son aquellos que venden el contenido. Son su carta de presentación. Y, además, también son los que se representan en los motores de búsqueda, en las redes sociales y en el propio email.

Por lo tanto, no es de extrañar que surjan preguntas acerca de este tema. Qué palabras utilizar, cuáles evitar, si existe algún truco para incitar a los lectores a que pulsen sobre ellos, si tienen preferencia los motores de búsqueda o las redes sociales, su extensión perfecta, etc.

De hecho, aquí tienes la primera pista: Según datos de Copyblogger, el 80% de tus visitantes leerán tu titular, pero solo el 20% llegará a leerlo hasta el final. ¿Crees que deberías dedicar tiempo a crear los mejores títulos de posts para lograr que tus contenidos sean leídos?

10 pistas para escribir títulos de posts efectivos

títulos de posts

Antes de profundizar en la infografía de BlogTyrant y de añadir ciertos puntos clave más, hay varios aspectos que deberías tener en cuenta. Sobre todo a la hora de determinar qué hacer y qué evitar:

¿Qué deberías procurar hacer siempre?

  • Ser específico. Cada post tiene un objetivo único, así que desde el propio titular demuestra que vas a resolver un problema determinado.
  • Procura ser único. De la misma manera que cada titular de tus posts es específico, también debes asegurarte de que no se repiten.
  • Obviamente, debe ser útil. Hay solo tres cosas que aparecen en los motores de búsqueda: Los títulos de posts, las descripciones de los mismos y la URL. Por lo que debes procurar que al usuario todo le resulte útil y relevante.

Cosas a evitar:

  • Las repeticiones. Si quieres hacer un post sobre “Consejos para hacer que tus contenidos se lean”, no te compliques. Algo como “Consejos para hacer que tus contenidos y tus posts se lean” no tendrá la misma potencia.
  • Evita las frases largas. Al principio tenías la primera pista. Cuando la longitud de los títulos de posts se exceden de los 62 caracteres, los motores de búsqueda tienden a ignorarlos.
  • No incluyas el nombre de tu empresa en primer lugar. Lo más adecuado es que tu keyword vaya al principio.

Teniendo en cuenta estas especificaciones previas, es el momento de que redactes títulos de posts efectivos. Y para ello, sigue estas buenas prácticas:

1.- Tu público es clave, analiza para quién estás escribiendo

títulos de posts

Para cuando has redactado un post entero, querrá decir que ya conoces a tu audiencia, sus problemas y sabes cómo resolverlos. Por lo tanto es el momento de que todo eso lo plasmes en tu titular.

Imagina que en tu blog tratas temas médicos con informes y estudios clínicos. Tu audiencia la tendrás detectada, y por eso mismo debes saber qué tono utilizar. Es decir, no se te ocurriría incluir un tono con un toque humorístico o sarcástico, por ejemplo, a un post sobre un ensayo clínico.

Por lo tanto es muy importante que además de cuidar el tono, plasmes las ideas más importantes en el mismo titular. De lo contrario, el usuario pasará de largo por tu contenido y buscará cualquier otro post con un titular más concreto y que le muestre exactamente lo que busca.

2.- Piensa desde dónde se leen tus títulos

títulos de posts

Desde un primer momento se ha hecho especial hincapié en el email marketing. Las newsletters son, en gran medida, las responsables de compartir los mejores posts de tu blog con tu audiencia.

Pero, ¿desde dónde se leen? La tasa de apertura del correo electrónico desde dispositivos móviles ha aumentado un 180% en los tres últimos años. De hecho, la penetración de móvil entre los 16 y 65 años alcanza un 94%. Estos datos representan una población de 21 millones y medio de individuos.

Por lo tanto los títulos de posts deben estar más que preparados para leerse en pantallas de móviles. Es decir, en tamaños más pequeños.

3.- El longtail de las keywords

títulos de posts
Necesitas saber exactamente qué segmentos de palabras clave utilizas en tu blog en conjunto. Pero también cuáles utilizas de manera individual, ya que todo esto te proporcionará una imagen general de toda tu estrategia de contenidos.

Como sabes, las palabras clave short-tail son difíciles de posicionar. Y por lo tanto, la mayor parte de los usuarios apuesta por alternativas longtail con algo más de información al final para llegar a segmentos más específicos.

4.- Edita constantemente el título para perfeccionarlo

títulos de posts

Una de las mejores prácticas que puedes absorber y trabajar como hábito es leer tu titular todas las veces que haga falta mientras redactas el contenido. Principalmente por dos motivos.

  1. Te asegurarás de que no te sales del tema y te centrarás en la idea realmente importante.
  2. A medida que vayas redactando, descubrirás datos e información que te ayudarán a retocar tu frase.

5.- Crea expectación

En caso de que no quieras ser muy descriptivo, puedes optar por crear expectación. Esto no quiere decir que siempre debas apostar por esta práctica, pero de vez en cuando romperás todos los esquemas y conseguirás llamar la atención de tu audiencia.

Eso sí, asegúrate de estar a la altura.

6.- Implica a otros usuarios

títulos de posts

Imagina que uno de tus posts está relacionado con opiniones de tus usuarios. O has optado por hacer algún tipo de ranking.

Deberías saber que apostar por este método te proporcionará una gran visibilidad. Sobre todo porque, siguiendo con el ejemplo de la imagen, tu audiencia estará buscando información similar a la que buscas. Y en cuanto los protagonistas, serán ellos mismos quienes probablemente compartan tu publicación. De este modo también estarás visible ante un nuevo público objetivo potencial.

7.- Plantea preguntas

títulos de posts

La pregunta correcta normalmente genera la respuesta correcta. Pero además, muchos usuarios, cuando tienen una duda, acuden al buscado y directamente plantean una pregunta. Por lo tanto es bastante común que empiecen con un qué, cómo, cuándo o dónde. Y quizás de vez en cuando debas apostar por esta técnica.

8.- Redacta títulos de posts que a ti mismo te gustaría compartir

Muchos usuarios comparten publicaciones en redes sociales, por ejemplo, sin haberse parado a leer los contenidos. E incluso a veces entran, pero con un escáner creen que es suficiente.

Por eso mismo procura que tus títulos sean llamativos y que no pasen desapercibidos. Y para ello, existen varios trucos. Aunque el principal consiste en crear la composición perfecta de palabras y expresiones. Y estas son algunas de ellas que puedes utilizar:

  1. “Cómo crear/mejorar/diseñar/conseguir…”
  2. “Esta es la diferencia entre X e Y”.
  3. “Utiliza la polémica”.
  4. “Guía para principiantes”.
  5. “Guía para dummies”.
  6. “No te puedes perder…”
  7. “Lo que deberías saber antes de…”
  8. “Cómo/cuándo/por qué/dónde…”
  9. “Lo que X puede aprender de Y”.
  10. “Todo lo que siempre quisiste saber sobre”
  11. Curiosidades.
  12. “Alternativas a…”
  13. Trucos.
  14. Exclusivo.
  15. Caso Real.
  16. “X razones para”.
  17. “Mega (tutorial/guía) para (keyword)”.
  18. “Cómo ganar (X) con (una herramienta) paso a paso”.
  19. “Los peores errores que cometí en”.

9.- Sé preciso

La precisión es vital. Y sobre todo cuando se trata de títulos, ya que son quienes establecen las expectativas de los lectores.

Una de las vías para asegurar esa exactitud es añadir una aclaración en tu propio título, entre paréntesis o corchetes. De hecho, en un estudio de más de 3,3 millones de titulares, se encontró que los títulos con este tipo de aclaración (entrevista), (podcast), consiguieron un 38% más de engagement que las que no lo tenían.

La regla más importante de los títulos es respetar la experiencia del lector. Si estableces altas expectativas en tus títulos y no puedes cumplirlas perderás totalmente la confianza de tus lectores.

10.- Publica tu post y ajústalo para diferentes versiones

Una vez que hayas escrito la entrada de tu blog y que lo hayas publicado, tendrás que trabajar sobre todas las versiones de tu título. Es decir, una cosa es cómo se verá en los principales motores de búsqueda. Pero otra muy diferente es cómo debería estar escrito para Twitter o para Facebook.

De hecho, tal y como se hizo hincapié en un post anterior, Facebook tiene unas especificaciones muy particulares en cuanto a titulares.

  1. Los titulares emotivos disparan las interacciones de los usuarios con tu marca en esta red social. Las emociones son un gran gancho a utilizar en cualquier estrategia de marketing digital, así que deberías tenerlo siempre en cuenta.
  2. La curiosidad también funciona. Por lo tanto, cuando vuelvas a escribir los títulos de posts para esta red social, procura darle un toque curioso. Crea incertidumbre.
  3. Los testimonios no fallan. Si en tu post has mencionado a un profesional o alguna fuente, aprovecha para meterla en el título.
  4. Las listas funcionan en Facebook. Sobre todo si comienzan por el número 10.

Como ves, éstos son solo algunos de los títulos de posts que mejor funcionan. Tanto para tu propio blog como para adaptar tus contenidos a otros canales.

¿Te gustaría profundizar más en el marketing de contenidos? Coobis es una plataforma de content marketing a través de la que cualquier marca puede descubrir los contenidos perfectos para sus estrategias de marketing online. O, también, para dar a conocer tus artículos aprovechando las redes sociales de algunos de los principales influencers del sector. ¿Quieres descubrir los contenidos que necesitas?