Cómo saber cuánto invertir en Youtube

Cualquier marca que desee llevar a cabo una campaña en redes sociales, en algún momento, se pregunta cuánto invertir en un youtuber.

La decisión sobre el presupuesto es uno de los factores que condiciona la campaña, sobre todo a nivel de alcance y de respuesta de clics. Es una decisión que se toma rápidamente, prácticamente de las primeras, y sin embargo es una de las más relevantes.

Existen factores que ayudan a calcular cuánto invertir en un youtuber para alcanzar unos objetivos de ventas.

Cuánto invertir en un youtuber

El coste de la publicidad o patrocinios para anunciarse en Youtube viene en gran medida determinado por el perfil de los influencers.

El precio depende del youtuber y del producto o colaboración. Una campaña larga no tiene el mismo precio que una colaboración puntual. Aunque, cada influencer tiene su propio precio, determinado por el número de seguidores y de interacción, entre otros.

Por otro lado, la empresa tiene que determinar su presupuesto y cuánto invertir en un youtuber en función de los objetivos que desea alcanzar.

1.- Búsqueda de clics

Cuánto invertir en un youtuberLo primero que un anunciante tiene que tener claro es que la publicidad online no se mide por los mismos factores, ni se paga del mismo modo que la publicidad convencional. En los medios tradicionales el precio de la publicidad o de la campaña viene determinado por el tiempo y el espacio.

Es decir, por dónde se iba a encontrar la publicidad, en una revista o en un cartel, y por el tiempo que iba a estar visible. Pero Internet ha roto dichos conceptos, sobre todo el del espacio.

La publicidad web se define por otros valores. En Google Adwords, por ejemplo, no se trabaja así. Se paga por los clics no por la presencia. Se paga en previsión a los clics que se quieran recibir, no por la presencia ni por la duración de la campaña. Estos factores vendrán determinados por la pregunta inicial. ¿Cuántos clics quiere recibir el anunciante?

La inversión va a ser proporcional a los clics que se quieren recibir. Dicho de otro modo, si se tiene el precio de la campaña fijado, el anunciante también es consciente que no va a recibir más de un cierto número de clics.

2.- Calcular los clics

Como calcular cuánto invertir en un youtuberEn un principio, el número de clics puede depender del histórico de la empresa. Es decir, la marca puede aprovechar los datos recibidos en otras campañas para determinar cuántos clics aspira a tener.

En cierto modo, los datos recibidos en otras campañas sirven para diferenciar entre a una campaña irreal y alejada de los verdaderos objetivos de la empresa, de una campaña con posibilidades. De este modo, los datos anteriores pueden determinar por ejemplo, la cifra mínima de clics que se quieren recibir.

Por otro lado, si la empresa no guarda informes anteriores, o no ha realizado otras campañas de marketing digital y por lo tanto desconoce la audiencia que puede alcanzar, el anunciante debe hacerse otra pregunta.

¿Cuánto tráfico necesita?

Este aspecto no se enfoca a los clics sino a los objetivos. Se trata de definir el porqué la empresa necesita llevar a cabo la campaña. En la misma línea, porqué necesita hacer llegar una nueva corriente de tráfico a su página o a su producto.

Las empresas de marketing digital suelen tener algunos objetivos habituales:

  • Oportunidades, convertir leads en clientes.
  • Ventas.
  • Descarga de contenidos, como documentos, ebooks o demostraciones.
  • Descarga de Apps.
  • Registros de Newsletter.

3.- Ventas finales

Cuánto invertir en un youtuber según el sistema de embudoUna opción para calcular cuánto invertir en un youtuber es pensar en los clics que se quieren recibir. Es un proceso inverso, se parte del dato final, de cuántos clics se quieren recibir, y más tarde se determina la audiencia objetivo para alcanzar esos clics.

El número de clics finales es inferior a los usuarios que ven el anuncio. Ya que, no todos los usuarios se tienen por qué sentir atraídos por dicha publicidad. Por ello, la cifra de audiencia que se pretende alcanzar es siempre más amplia que los clics finales.

Del mismo modo, solo un porcentaje de los clics acaban en ventas finales. La empresa también puede determinar cuántas ventas finales le interesan y por ello, cuántos clientes tiene que recibir y cuántos clientes potenciales quiere alcanzar.

4.- Ratio de conversión

Ratio de conversion para saber cuánto invertir en un youtuberEl ratio de conversión es una unidad de medida. Esta indica el porcentaje de usuarios que realizan una acción de compra en una página web. Es decir, el porcentaje de personas que son clientes objetivo, que hacen clic y cuyas acciones acaban en venta.

Por ello, el ratio de acción de una web es sumamente importante y afecta en gran medida a las empresas. Dependiendo de ese porcentaje, se puede determinar que una marca lo hace bien o mal, o que su estrategia es adecuada y termina en buena posición.

Por otro lado, el ratio de conversión (RC) ayuda a saber cuánto invertir en un youtuber. Si por ejemplo, una marca sabe que quiere realizar 100 ventas finales, le basta en dividir esa cifra entre el RC y obtendrá el número de clics al que tiene que aspirar para realizar esas ventas.

Desde ahí, la empresa debe acudir al coste por clic de la acción que quiere realizar. Debe multiplicar el número de clics que quiere alcanzar por el coste de cada uno de ellos. La cifra final le dirá cuánto invertir en un youtuber.

El coste por clic (CPC) lo determinan las diferentes herramientas que se pueden utilizar para invertir dinero en Youtube.

Herramientas para invertir en Youtube

Google Adsense

Usar AdSense para invertir en un youtuberLa forma más sencilla de ganar dinero con Youtube es gracias a Google Adsense. Precisamente, gracias a la monetización de los vídeos de este programa de publicidad, los creadores de contenidos reciben dinero con sus vídeos.

AdSense es un programa de publicidad que permite ver anuncios de empresas en los vídeos o blogs de los usuarios. Estos anuncios han sido previamente creados con Adwords. Para el usuario existen dos formas de generar ingresos con estos programas.

Por un lado, existe el coste por clic, donde el creador gana dinero por cada clic que el público realice en el anuncio. Otra opción, es que el coste por mil impresiones. El usuario recibe una cantidad de dinero, menor que en la opción anterior, en función de las visitas del canal.

En cierto modo, se entiende que la publicidad está ‘impresa‘ en el canal. Todos los usuarios van a verlo. El aspecto positivo de este tipo de acuerdo es que se acumula en el tiempo, de ahí la importancia de tener público fiel.

Ventajas de Google Adsense

Existen miles de usuarios activos en Youtube. Cientos de miles  que actúan de forma pasiva y prefieren ver los vídeos generados por otros. Dicho de otro modo, las visitas en Youtube se multiplican cada segundo que pasa, una oportunidad para las marcas para anunciarse.

Los anuncios se asemejan a los contenidos. Google Adsense trata de distribuir los anuncios y anunciantes según los contenidos de los canales. De este modo el público puede sentir verdadero interés por la publicidad que ve y las marcas pueden recibir leads o futuros clientes.

Google Adwords

Adwords para invertir en un youtuberPara entender la dimensión de la publicidad online es necesario entender cómo funciona Google Adwords. También denominada red de búsqueda, se trata de que el usuario vea una anuncio de texto cuando realice una búsqueda.

El anuncio aparece en la página de resultados. Lo que implica que el usuario ha hecho una búsqueda primero para ver una página de resultados. Segundo, para ver el anuncio en cuestión. La empresa que contrata este tipo de publicidad en Google escoge las palabras clave por las que quiere anunciarse. El precio que debe pagar se establece por el número de clics que recibe el anuncio.

Uno de los aspectos positivos de esta opción es que, precisamente por su gran afluencia de público, se ha adaptado rápidamente a las nuevas tendencias. Estos anuncios son responsive y se adaptan a los diferentes soportes, tanto en forma como en funcionalidad.

Este tipo de publicidad tiene una gran acogida porque logra una gran visibilidad. El producto o servicio que se promociona llega a los usuarios. Los usuarios lo aceptan porque ya han demostrado tener un interés por el tema.

Por otro lado, a través de palabras clave menos generales resulta muy sencillo para la empresa rentabilizar la inversión inicial. Una cadena de palabras concretas pero interesantes puede ayudar en el caso de tener un presupuesto ajustado.

De ahí que se trate de una de las herramientas más habituales a la hora de diseñar una campaña de publicidad web.

Red de display

Red de display también forma parte de Google Adwords. Pero, en este caso, Google pone a disposición de los anunciantes una serie de webs, plataformas y algunas apps para móviles. El anunciante tiene la opción de escoger el tipo de anuncio que desea comprar.

Los anunciantes eligen qué tipos de anuncios les interesan como banners, textos y vídeos, entre otros. Además, puede elegir dónde aparecer según la segmentación de la propia plataforma. Es decir, se puede elegir una difusión por contexto, por ubicación, por temas, etc.

El publicista tiene la opción de pagar por cada clic, igual que con Adwords. O bien, por cada mil impresiones de los anuncios. Además, es uno de los sistemas más baratos de comprar publicidad en Google. Se consigue gran visibilidad de marca y entra dentro de los márgenes aceptables de coste y cobertura. Por otro lado, permite un gran desarrollo creativo.

Con esta forma de comprar publicidad en Google se pueden diseñar cualquier tipo de mensaje, texto o vídeo. Existen multitud de formatos de anuncios, y en cada uno se puede dar un toque personal de marca. Así, las empresas pueden determinar cuánto invertir en un youtuber, respecto a un presupuesto o bien, a unos objetivos que alcanzar.

Si tú también quieres saber cuánto invertir en un youtuber, entra en Coobis. Una plataforma de content marketing con más de 10.000 editores disponibles para dar visibilidad a las marcas de los anunciantes publicando contenido en diferentes formatos tanto en webs como en redes sociales.