Only SEO: reduce las peticiones HTTP de tu web

Cada vez que navegas por la web hay un mundo paralelo que está funcionando detrás del telón para que tu navegación sea lo más efectiva posible. Es ahí donde se encuentran las peticiones HTTP.

Por lo general, son los ingenieros y los desarrolladores quienes operan en este mundo. Mientras que los especialistas en marketing sin muchos conocimientos técnicos simplemente evitan estos aspectos.

¿Estás al tanto de todo lo que se mueve detrás de tu web para poder ofrecer una buena experiencia de usuario? ¿Sabrías optimizar todos los elementos necesarios para crear una buena navegación si estuviera en tu mano?

Los responsables de marketing que están más familiarizados con las métricas y analíticas tienden a ser los principales responsables del desarrollo de back-end de un sitio web.

Por ejemplo, optimizan factores como las peticiones HTTP que requiere una página. Sobre todo porque estas peticiones afectan al tiempo de carga. Una carga lenta influye en la experiencia del usuario y esto podría generar rebotes. En definitiva, afecta a las métricas.

Pero, ¿qué son exactamente las peticiones HTTP? ¿Cómo pueden optimizarse para mejorar la experiencia del usuario? ¿Qué puedes hacer para reducirlas?

Conociendo a fondo las peticiones HTTP

peticiones-http-contenidosCuando se habla de optimizar la velocidad de un sitio web o de acelerar WordPress, el objetivo no es solo conseguir rapidez para proporcionar una mejor experiencia de usuario. Sino que esta velocidad también afecta a otras cuestiones igual de importantes que no están relacionadas con tus visitantes.

Cada vez que alguien llega a tu sitio web, el proceso que se activa es el siguiente.

  1. El navegador web de ese usuario (Chrome, Firefox, Safari, etc.) hace una llamada al servidor web que aloja la página web que quiere visitar. En este caso, una página web dentro de tu sitio web.
  2. Solicita que el servidor le envíe los archivos que contiene ese sitio. Es decir, los contenidos.
  3. Estos archivos como puedes imaginar contienen tanto textos como imágenes. Y también se incluyen los contenidos multimedia.

Esas solicitudes son más conocidas como peticiones HTTP. O Protocolo de transferencia de hipertexto.

¿Qué ocurre después? ¿Cómo sigue el proceso?

  1. Cuando el servidor recibe las peticiones HTTP del navegador de un usuario, su servidor responde.
  2. Será entonces cuando entregará todos los archivos al navegador de ese usuario.
  3. Y por último, el navegador del visitante mostrará la página web al completo.

Pero entonces, ¿por qué se dice que puede ralentizarse la carga? He ahí el quid de la cuestión.

El navegador necesita hacer peticiones HTTP por separado para cada archivo. Por lo tanto, si tu sitio web no tiene muchos archivos, ese tiempo de solicitud y descarga será menor. Pero la mayoría de los sitios web optimizados cuentan con muchas piezas de contenidos. Y por ejemplo las imágenes grandes con mucho peso suelen ralentizar el proceso de carga. Aunque hay más.

[Banner-soporte]

¿Qué elementos ralentizan la velocidad de carga de un sitio web?

  • Un mal hosting. Un hosting que no te permita un alojamiento adecuado para tu sitio web puede ser el motivo por el que tu sitio web se cargue demasiado lento.
  • Una base demasiado compleja. Debe estar limpia. Es posible que partas de plantillas para crear tu web. Pero muchas veces esas plantillas están llenas de código inútil. Lo mejor es optar por una base que esté limpia de todo código superfluo y sin utilidad.
  • Plugins de WordPress. Lo ideal es encontrar algún plugin como W3 Total Cache que te ayude a mejorar la velocidad de carga.
  • Peso de las imágenes. El principal motivo de carga lenta de un sitio web es el peso de las imágenes. El formato de imagen PNG suele venir bien si es imprescindible trabajar con transparencias. Pero si se trata de reducir el peso de carga de las imágenes, en este caso es idóneo trabajar con JPG.

¿Cómo afectan las peticiones HTTP al UX?

peticiones HTTPEs sencillo, cuantos más archivos transporte tu web más peticiones HTTP necesitará hacer el navegador del usuario. Y cuantas más peticiones HTTP haga, más tardará en cargar.

Los tiempos largos de carga pasan a ser malas experiencias para los usuarios. Sobre todo si todo esto ocurre en mobile.

Si un usuario no puede acceder a un sitio web en menos de tres segundos, lo abandona. Y los datos lo constatan. KISSmetrics asegura que el 47% de los consumidores esperan que una página web se cargue en dos segundos o menos. Mientras que el 40% abandona ni siquiera espera los 3 segundos.

Pero eso no es todo. El 83% de los usuarios de móviles asegura que la navegación en una landing page debe ser fluida. Sobre todo porque actualmente las decisiones de compra se toman en micro-momentos. Y tu trabajo como responsable de marketing está en saber sacar el máximo partido de cada uno de ellos.

Eso sí, si tu página es lenta o no está bien adaptada a mobile, ninguna estrategia te servirá.

¿Cuál es el número de peticiones HTTP a las que debe aspirar un sitio web?

Algunos responsables de marketing piensan que el problema quedaría resuelto utilizando un único archivo JavaScript que controle todo el sitio web.

Después de todo lo repasado hasta el momento, ¿crees que podría servir?

El tamaño del archivo también afecta al tiempo de carga. Y para sitios web complejos, ese único archivo resultaría demasiado pesado. Por lo que no serviría.

Realmente no existe una cantidad exacta de archivos a los que debes ajustarte. Varios especialistas sugieren que lo ideal sería centrarse entre los 10 y 30 archivos.

Tips para reducir las peticiones HTTP de tu sitio web

1- Revisa cuántas peticiones HTTP realiza tu web

El panel de red de Google Chrome es una de las herramientas que te facilita esa revisión. Te mostrará los archivos que cualquier navegador tiene que solicitar y transferir para descargar tu página

Para ver el panel de red de una página web determinada, abre la página web en Google Chrome. En el menú principal de Chrome en la parte superior de la pantalla, ve a Ver> Desarrollador> Herramientas del desarrollador.

2.- Deshazte de las imágenes innecesarias

Con esa primera revisión ya habrás podido comprobar qué archivos son los que más tardan en cargar. La forma más sencilla de reducir la cantidad de archivos solicitados es acabar con los contenidos de más peso. Pero en este caso solo deberías hacerlo con los contenidos que no sean totalmente relevantes.

Los contenidos visuales como las imágenes son elementos muy valiosos. Pero en términos de UX, tampoco es recomendable incluir contenidos porque sí. Si no aportan mucho valor, lo mejor es eliminarlas. Especialmente las que son grandes.

3.- ¿Y si las que más pesan son las más útiles para el usuario?

Reduce el tamaño de archivo para las imágenes restantes. 

Lo más recomendable es que utilices imágenes de alta calidad que tengan un tamaño de archivo comprimido. Esto ayudará a reducir el tiempo que lleva realizar peticiones HTTP. Así reducirás el tiempo de carga.

Herramientas como TinyPNG o Compressor.io pueden ayudarte en este proceso.

4.- Analiza otras partes de tu sitio web que pueden ralentizar la carga

Cortar y comprimir imágenes es un buen paso para reducir las peticiones HTTP y reducir el tiempo de carga. Pero recuerda que el panel del punto 1 también ha señalado más elementos.

Trabaja en ellos.

5.- JavaScript asíncrono

Lo más recomendable es que trabajes con JavaScript asíncrono y ahora entenderás por qué.

Todo se reduce a la experiencia del usuario. Cuando el navegador de un persona carga una página web, estará cargando los activos de la página en cuestión de arriba a abajo. Pero cuando se topa con un archivo JavaScript y quiere cargarlo, en caso de que no sea asíncrono, el navegador pausará todos los demás elementos para centrarse en este.

En caso de que sea asíncrono, el navegador lo cargará al mismo tiempo que los demás elementos.

Por qué la velocidad de carga influye en el SEO

peticiones HTTPEl posicionamiento en motores de búsqueda como Google, es uno de los aspectos a los que más importancia le dan los diseñadores de sitios web. Google tiene en cuenta el tiempo de carga de la página a la hora de posicionar el contenido en los buscadores, además de otros muchos factores que emplea para decidir la posición que va a tener tu página.

En realidad, no es uno de los factores a los que Google da más importancia a la hora de posicionar contenido en su buscador, pero es un factor que puede ayudar. O por el contrario, entorpecer ese ascenso en el ranking.

En cambio, si tienes en cuenta este factor tendrás más opciones de situar tu contenido en una posición superior en el buscador, con el consiguiente aumento de visitas, tráfico y conversiones. Una posición elevada y preferente en un buscador puede traer tráfico hacia tu sitio web.

Coobis es una plataforma de Content Marketing gracias a la cual las marcas pueden generar contenido y difundirlo en los más de miles de medios registrados. Además, los contenidos quedarán clasificados por temáticas y se puntuarán por métricas como visitas mensuales o la autoridad SEO. ¿Sabes qué servicios puedes contratar en Coobis? Descubre cómo generar buen contenido sin preocuparte por las peticiones HTTP.