¿Qué es la arquitectura de marca y cómo mejora la imagen de una empresa?

El hecho de comunicar lo que es una organización, un producto o un servicio de una manera eficiente no se trata de lanzar mensajes sobre lo que es la empresa a través de herramientas digitales o analógicas. Supone mucho más. Se trata de crear una arquitectura de marca previa.

Si deseas posicionar, dar valor y proyectar a tu organización, tus productos o servicios debes de tener en cuenta previamente lo siguiente: necesitas crear una arquitectura de marca adecuada.

La arquitectura de marca es uno de los cinco elementos a través de los cuales se crea el branding de una marca. Por eso, antes de construir una arquitectura de marca, debes entender de manera clara lo que significa el branding para tu empresa.

Define lo que significa tu marca

El branding es la base, para que tanto una organización como una persona, un producto o un servicio creen su marca. Cuando se habla de una marca pueden existir algunas variantes: desde marca organizacional hasta marca personal. Sin olvidar la marca de producto o marca de servicio. En cualquiera de ellas el branding es el alma de la marca.

Crear un valor añadido diferenciador de la competencia y, a la vez, exclusivo de tu organización, marca o producto será la clave para conseguir un branding excelente.

El branding es la suma de los pasivos y activos de tu organización. También es la parte tangible e intangible de tus productos. Se trata de ese valor añadido que tus compradores asocian a tu producto. Y supone también lo que tú asocias al producto que vendes.

Es, por ejemplo, un estilo de vida. O un vínculo psicológico y emocional que proyectas en tu marca con unos valores o ideas concretas. Sólo así conseguirás realizar una arquitectura de marca bien proyectada y definida.

Los 5 elementos del buen branding

BrandingTodo proyecto de branding debe cuidar estos 5 elementos para lograr que una empresa se impregne de su espíritu:

1.- Naming

El nombre de una marca supone la carta de presentación de tu marca. Como sabes, el branding trata de proyectar ese valor añadido en la construcción de cada uno de sus elementos. El naming es la elección del nombre con el que quieres ser identificado.

Se trata de la idea abstracta que debe resumir en una palabra el concepto de tu marca. Por esto, el naming también es la manera en que presentas y representas tu nombre. Y la elección de un nombre fácil sugerente, fácil de leer, escribir y ser asociado a tu marca será otra de las claves. Recuerda que debes tener esto en cuenta a la hora de crear el nombre de tu empresa o marca.

2.- Imagen Corporativa

Aquí se habla de diferentes tipos de representación icónica a través de los cuales se puede comunicar el branding. Se trata de elementos como los siguientes:

  • Logotipos.
  • Imagotipos.
  • Isotipos.
  • Isologos.

Es la parte más iconográfica o simbólica en el diseño de tu branding. Al igual que con la elección del naming, un buen logotipo proporciona el reconocimiento inmediato de tu marca a través del tipo de letra que utilices.

Este juega un papel fundamental. Cada familia tipográfica tiene un diseño particular y debes elegir la que más se adecúe a la idea que deseas proyectar de tu organización a través de la marca.

El isotipo se refiere a la parte más icónica de tu marca. Finalmente  la unión entre isotipo y logotipo es lo que normalmente se ve cuando se presenta la marca de esta manera. Es decir, el nombre con el diseño de un icono que lo representa.

3.- Posicionamiento de marca

Es otro de los elementos que interfieren en la construcción de un branding adecuado. Se trata del lugar de importancia donde se ubica tu marca para tu consumidor.

4.- Valores de la marca

El cuarto elemento en la creación de tu branding  se basará en la fidelización o lealtad que tu usuario tenga en la empresa a través del trabajo que hayas realizado sobre los valores de tu marca. Además, también influye el vinculo que consigas tener para crear esa lealtad entre tu público y tu organización.

5.- Arquitectura de marca

Y aquí llega el quinto elemento de la creación de branding: la arquitectura de marca. Llegados a este punto, sin una arquitectura de marca, el resto  de elementos y el propio branding tendría unos resultados mínimos o nulos.

¿Qué es la arquitectura de marcas?

¿Sabes qué es la arquitectura de marca y por qué es importante para tu organización? Ya tienes la “fotografía” de los elementos que componen el branding. Por eso, podrás entender mejor el papel y relevancia que jugará la arquitectura de marca.

De esta manera, tu organización se proyecta de las mejor de  las maneras posibles a través del branding.

La arquitectura de marca es la parte más estratégica de tu branding. Si tu organización tiene más de una marca, la arquitectura de marca será la parte estratégica que articule la relación entre ellas.

Esta serie de estrategias aplicadas a las sub-marcas de tu organización y su interrelacíón entre ellas tendrán como finalidad que tu organización sea percibida e identificada con tu marca matriz y el branding que lo fundamenta.

Razones para contar con una arquitectura de marca trabajada

La razón fundamental por la que tu organización debe tener una arquitectura clara es porque se trata de crear el mapa y trazar la ruta de tus sub-marcas de la manera más estratégica y óptima.

Cuando creas la marca de tu organización te encontrarás con que los productos o servicios que ofreces tienen unas características determinadas y diferenciadas entre ellos. Es lo que hace que se dirijan a determinados tipos de clientes dentro de tu abanico total de clientes.

Tu marca paraguas tiene una segmentación de productos o de los servicios ofrecidos. Las propias particularidades de los segmentos de tus productos demandan un tratamiento también particular del branding de tu marca. Y esto se realiza creando estrategias de tus sub-marcas dentro de tu marca paraguas.

Dar a cada sub-marca el valor de la empresa

La creación de la arquitectura de marca se basará en las atribuciones y peculiaridades de cada segmento de producto o servicio. El objetivo es comunicar la marca de una manera más específica acorde a estas particularidades propias de cada segmento.

El hecho de trabajar la arquitectura de marca para tu organización te permitirá optimizar cada nicho de mercado de tu empresa, creando un lenguaje de marca particular pero sin desligarlo de la marca central.

La arquitectura de marca supone la creación de estrategias para conseguir el máximo beneficio a la hora del reconocimiento de las particularidades de cada segmento de oferta de mercado que ofreces.

Modelos de arquitectura de marcas

Qué es la arquitectura de marcaExisten cuatro tipos de modelo de arquitectura de marcas que puedes plantearte dependiendo de cómo organices sus conexiones:

1.- Modelo monolítico

FedexEste tipo de arquitectura de marca está basado en la contundencia y éxito de la marca paraguas. Se trata de marcas con mucho éxito y que son conocidas por la mayoría. Un ejemplo de ellas son las marcas genéricas.

Este tipo de marcas o productos es probable que ofrezcan múltiples variantes pero la marca central Es tan fuerte que su marca corporativa es utilizada por el resto de sub-marcas casi sin variación. Se desarrollan sobre una misma forma y nombre. Un ejemplo de ello pueden ser las marcas de Fedex, Virgin, o Acciona.

2.- Modelo de marcas independientes

MondelezEs el opuesto al modelo de arquitectura de marca monolítico. Aquí lo que se promueve es la independencia de marca de las diferentes divisiones de productos de servicios respecto de la marca matriz.

Para realizar este tipo de modelo, la división de productos o servicios que se representan deben de tener una personalidad propia muy acusada. Ejemplos de ello serían las marcas Milka, Oreo, Cadbury o Royal

3.- Modelo Endorsed

MeliáCombina la marca corporativa y las marcas de producto o empresa mediante el apoyo explícito de la primera a las segundas. Este modelo permite combinar el equity de la marca corporativa con las de las empresas o productos.

Así se facilita la retroalimentación de significados: la marca corporativa aporta visión, confianza, capacidad y habilidad y se nutre del territorio y atributos específicos de cada marca a la que avala.

4.- Modelo asimétrico o mixto

Reckitt BenkhiserSe trata  de un mix de marcas y modelos. El motivo de ello es que es el resultado de fusiones y compras de marcas diferentes bajo el paraguas de una marca concreta.

Un caso representativo es Reckitt Benckiser que ha sabido articular diferentes marcas creando estrategias diferentes entre ellas. Pero proporcionando una coherencia entre ellas para ofrecer un branding que las identifique como marcas parte de la familia de una única marca

¿Por qué una buena arquitectura de marca mejora la imagen de tu empresa?

Qué es la arquitectura de marca

Es probable que tu empresa ofrezca más de un producto o servicio con diferentes singularidades. Una arquitectura de marca proporciona, a través de su estrategia, un tratamiento más claro y de conexión conceptual más directa con las necesidades de esta parte concreta de tus clientes.

La arquitectura de marca no sólo es necesaria y su eficiencia es útil exteriormente a la hora de presentar a la empresa. El diseño estratégico muestra de manera más clara tu mapa de servicios y productos.

Se presenta por un orden de importancia y jerarquía tanto para el usuario como para la propia marca. Se trata de la manera de estructurar el amplio abanico de los segmentos de productos o servicios dentro de tu marca base.

Una arquitectura de marca acota de una manera más clara para el usuario los diferentes grupos de productos o servicios de tu marca. Y, además, sirve como reclamo para la captación de clientes potenciales que ven de una manera más clara algún producto de tu empresa segmentado que de otra manera no habría sido identificado.

Con todo, diseñar la arquitectura de tu marca no es el final. Es necesario que las marcas sean visible. ¿Necesitas dar visibilidad a tus marcas? La plataforma de Branded Content & Influencer Marketing te ayudará a lograrlo identificando los medios digitales que mas interesan a tu audiencia.