¿Qué es keyword stuffing? Y cómo evitarlo

Si estás intentando optimizar tu estrategia SEO para posicionar tus contenidos, es muy probable que hayas dado con nuevos conceptos y estrategias. Aunque lo que más te habrá marcado hasta la fecha, habrá sido toparte con ciertos errores que deberías evitar.

Se dice que cuantos más errores cometes, más aprendes. Sin embargo, una de las ventajas del marketing digital, es que puedes aprender de las caídas de otros para evitar malos tragos y resultados negativos.

Por ejemplo, ¿sabes qué es keyword stuffing? ¿Crees que esta técnica es positiva o negativa? ¿Eres consciente de que podrías estar aplicándola sin darte cuenta y perjudicando todos tus esfuerzos? Lo entenderás mejor si vas paso por paso.

Motores de búsqueda como Google, penalizan a ciertas páginas web por prácticas abusivas. Todas ellas manipulan resultados para aparecer en los primeros resultados de los buscadores. Por eso, es importante que sepas qué es keyword stuffing.

Probablemente, estés poniendo en práctica técnicas naturales para que Google no te penalice para poder posicionarte de manera orgánica. Pero si no conoces las malas prácticas en las que puedes caer, es muy posible que las estés empleando sin darte cuenta. Como por ejemplo, el keyword stuffing.

Qué es keyword stuffing

qué es keyword stuffingProcesa la imagen anterior, quizás así puedas hacerte una idea de qué es el keyword stuffing. Sabes que está relacionado con el SEO y con las palabras clave, por lo que… ¿hay algo que te choque del ejemplo? ¿No ves demasiadas palabras clave en un texto tan reducido? ¿Crees que eso favorecerá el user experience?

Resolver el dilema sobre qué es keyword stuffing, está a la orden del día actualmente. El keyword stuffing, es el relleno de contenido de un sitio web con excesivas palabras clave. Se emplea para poder manipular los resultados y ponerlos a tu favor.

Como consecuencia, los profesionales en creación de contenido, se están alejando de las buenas prácticas en SEO. Dejan a un lado los hábitos más recomendados y optan por engañar al algoritmo de Google, creyendo que así lograrán un mejor posicionamiento de manera más rápida

Eso sí, lo que aún no saben es que Google también lo penaliza.

Hace tiempo, las empresas empleaban el keyword stuffing para dar relevancia a ciertos contenidos. Pero debido a los excesos, Google decidió modificar su algoritmo. Ahora, por lo tanto, emplear esta técnica no te servirá de ayuda.

La competencia en internet es tal, que probablemente hayas aplicado el long tail SEO para hacerte hueco. Sin embargo, de poco sirve ser tan específico si luego vas a saturar tu contenido con la keyword en cuestión. Debes saber qué es keyword stuffing para evitar este problema.

De hecho, deberías alejarte de uno de los mitos SEO más comunes: No por incluir más veces tu palabra clave lograrás un mejor posicionamiento.

¿Por qué es spam?

He aquí el quid de la cuestión. Google considera que esta práctica, es maligna porque, en cierta manera, se está obligando al buscador a que posicione un contenido simplemente por el número de palabras clave que incluye. Sin tener en cuenta si el contenido es relevante o cumple con las buenas prácticas de SEO en general.

Y aunque puede darte resultados al principio, si no sabes qué es keyword stuffing, caerás en picado.

Verás, al principio podrás ver cómo tu contenido va ganando puestos para ciertas keywords. Sin embargo, cuando pasen un par de días, empezará a bajar rápidamente. Esto se debe a que Google ya habrá puesto en marcha su algoritmo y habrá detectado esa “sobreoptimización”.

En definitiva, sufrirás una penalización algorítmica por no saber qué es keyword stuffing.

¿Puedes medir tus keywords para determinar si caes en Black Hat SEO?

Antes de nada, deberías entender que tu página no solo se penalizará por aplicar keyword stuffing. Por lo general, se deberá a una suma de factores o malas prácticas.

Sin embargo, ¿por qué no solventar cualquier tipo de mal hábito cuanto antes? Y más teniendo en cuenta que puedes estar cayendo en el lado oscuro solo por desconocimiento.

¿Hay algo que te pueda ayudar a controlar la densidad de palabras clave y realizar una buena valoración de contenidosEl mismo Word o tu propio blog, entre otros. 

Tanto una herramienta como la otra, te proporcionan la posibilidad de contar el número de palabras para compartir un contenido con una extensión razonable y de calidad. Por lo tanto, esto no te resultará complicado.

Dando por hecho que conozcas el ratio HTML de tu web, deberías saber que necesitas un mínimo de 15% de texto, aunque lo ideal sería un 25%. Por lo que solo tendrás que buscar, con tu teclado, la palabra clave principal.

Divide el total de número de palabras entre el número de veces que aparece la keyword y obtendrás el porcentaje de “frecuencia” de la misma. Si está entre el 1% y 2%, habrás hecho un buen trabajo.

Realiza una segunda medición antes de publicar

qué es keyword stuffingYa sabes qué es keyword stuffing y cómo medirlo. Sin embargo la práctica anterior no te garantiza que vayas a salir ileso.

¿Sabes por qué?

Has optimizado el volumen de palabras clave, pero el robot de Google no solo se fijará en eso. Ni tampoco en la extensión total de tu contenido. Tendrá en cuenta absolutamente todo el contenido de tu página. Y esto incluye tu propio menú o textos ocultos.

Para acabar con esto y asegurarte de que no superas los límites, una buena alternativa es la extensión de SEO Quake.

Cuando instales la extensión, visualizarás tu página con un menú nuevo con diferentes pestañas. Entre todas céntrate en la de “Densidad”.

¿Cómo es posible que aparezcan más keywords de las que habías medido en un primer contacto?

Aparecen palabras que teóricamente no están en el texto escrito pero sí en el HTML de la página. La herramienta analiza tu menú, los sidebar, el footer. Así es como mide si estás realizando keyword stuffing o no.

Pero esto no es todo. También te ayudará a optimizar tu long tail SEO.

Verás, si te fijas en el lateral de la página de análisis, encontrarás la opción de visualizar las construcciones de keywords. Esta parte, te servirá para determinar la densidad de cada una y optimizar tu contenido.

Más técnicas para evitar el keyword stuffing

1.- No sobre-optimices una palabra clave

Ya has podido comprobar cuál es la densidad ideal. Mientras esté entre el 1 y 2%, seguirás manteniendo una linea natural. Sin embargo, superar el 4-5% te acarreará problemas.

No obstante, teniendo en cuenta que no existen reglas absolutas, lo más recomendable es que te fijes en lo que hace tu competencia. Sobre todo, aquellos negocios que están bien posicionados sin malas prácticas de por medio.

2.- Los términos singulares y plurales pueden ser problemáticos

Google puede hacer de todo. Sin embargo, aún se le resisten ciertos detalles que pueden ser perjudiciales para tu estrategia SEO.

Hasta ahora, el gigante de internet, es capaz de reconocer si un término es plural o se ha escrito en singular. Verás, puede diferenciar la palabra “estrategia” de “estrategias”. Sin embargo, a ojos del buscador estarías utilizando dos veces la misma keyword, por lo que correrás peligro y podrías caer en keyword stuffing.

3.- Word reference podría ser tu aliado

Teniendo en cuenta que los singulares y plurales son peligrosos, ¿se te ocurre alguna práctica para evitar utilizar las mismas palabras siempre?

Los sinónimos pueden servirte de gran ayuda en todo este proceso.

En lugar de “estrategia” podrías emplear el término “plan” o “táctica”. El lector entenderá lo que quieres decir y evitarás emplear una y otra vez la misma palabra clave.

Además, otorgarás mayor variedad y riqueza al léxico de tu contenido. Y aunque no lo creas, a ojos del usuario y de Google te favorecerá considerablemente.

4.- Otras herramientas

Hay ciertas técnicas que no puedes pasar desapercibidas a ojos de Google. De hecho, las penalizará en cuanto las encuentre.

Entre ellas está el texto invisible. Éste consiste en adjudicarle un color al texto que sea igual que el color de fondo, así no se apreciará. De esta manera, el usuario no se estará dando cuenta de que existe cierto contenido que no ve y que, además, incluye la palabra clave en cuestión.

Sin embargo a Google no se le pasará.

Lo más recomendable es que tengas en cuenta el contexto sobre tu tema y tengas la suficiente riqueza léxica como para no darle motivos a Google para que te penalice. Para ello, hay ciertas herramientas que podrían ayudarte:

  • SEOlyze. Pondrá a tu disposición un amplio gráfico donde podrás comprobar un análisis de la keyword. Te proporcionará, también, nuevas ideas y nuevos contenidos relacionados al tuyo.
  • SEOBook o SEOCentro son también profesionales en medir la densidad de keywords de tu competencia. 

Cuanto mejor sepas qué es lo que tu publico objetivo está buscando en Internet más fácil lo tendrás. Valora lo que para tu target tiene interés y crea contenido de valor que responda a necesidades.

La mezcla perfecta consiste en conocer a tus usuarios, optimizar el contenido en base a esos gustos y, además, crear contenido de valor añadido. Cuando apuestes por keywords específicas y trabajes para conseguir variedad y riqueza, evitarás malas prácticas como el keyword stuffing.

¿Necesitas ayuda para optimizar tu contenido y posicionarte mejor? Ya sabes qué es keyword stuffing, ahora solo te queda ponerte en manos de alguien que trabaje siempre para esquivarlo. Utiliza la plataforma de content marketing de Coobis con la que podrás conseguir más visibilidad para tus contenidos.