10 mitos sobre el SEO

Existen muchas leyendas acerca del mundo del marketing digital. Y lo peor de todo es que la tendencia empuja a creerlas y darlas por hecho sin pararse a comprobar la realidad de cada situación o concepto.

Entre todos estos misterios se encuentran los mitos sobre el SEO, que cada día son más y más. Y teniendo en cuenta que las herramientas de marketing y los canales no dejan de evolucionar, es muy fácil caer en ellos.

Sin embargo, los mitos sobre SEO generalmente los crean personas que hacen suposiciones equívocas. O responsables de marketing que no tienen en cuenta los principios básicos y buenas prácticas de posicionamiento. Y como consecuencia, obtienen resultados negativos.

Pero además, el algoritmo de Google es tan cambiante que hay quienes se dan por vencidos en este terreno. O por ejemplo, también hay quienes quieren ir “sobre seguro” y optan por pagar. Ya sea a agencias externas o invirtiendo en publicidad.

Pero, ¿realmente es necesario pagar para estar bien posicionado o este es otro de los mitos sobre SEO que hay que desmontar?

Pagar cierta suma de dinero no te garantiza estar posicionado. El posicionamiento se ve condicionado por una generación de contenidos continua, una buena estrategia de content marketing y acciones constantes. No con dos o tres piezas publicitarias.

¿Con qué ideas más puedes estar confundiéndote?

Por ejemplo, ¿crees que por publicar continuamente contenidos lograrás un mejor posicionamiento? Esto es un error. La clave de cualquier estrategia de content marketing orientada a posicionar un sitio web es compartir contenidos de calidad, relevantes y útiles para el lector. Y también estar pendiente de lo que hace la competencia.

No lo olvides, no es tanto cantidad como calidad.

Mitos sobre SEO que necesitan ser desmontados

1.- Un blog ayudará a tu SEO

Por alguna razón se tiende a pensar que crear un blog aumentará mágicamente el posicionamiento y fortalecerá un sitio web.

En caso de que tengas una web sólida, el blog te ayudará a atraer más tráfico con keywords longtail. Sin embargo, existen más factores que también entran a formar parte de este proceso y que, por desgracia, no se tienen tan en cuenta.

Empecemos desde el principio. La autoridad de un dominio es una puntuación (en una escala de 100 puntos) desarrollada por Moz que predice cómo se clasificará un sitio web en los principales motores de búsqueda. Por lo general, los responsables de marketing comparan esta puntuación con otras de otras webs para determinar la fortaleza de algunos sitios.

Y en este sentido, si tienes una gran autoridad, publicar internamente en un blog puede ayudarte considerablemente. Sin embargo, si tu sitio web es nuevo o tiene poca autoridad de dominio, no creas que por crear un blog lograrás beneficios en cuanto a SEO.

Entones, ¿cómo se desmontan estos mitos sobre SEO? ¿Qué se debería hacer?

  1. Nunca dejes de crear contenidos para sitios web externos. La razón es sencilla, cuanto más vínculos tenga tu contenido mejor autoridad tendrá. No olvides que los backlinks son la base del algoritmo de Google.
  2. Prueba con campañas en redes sociales. Es decir, si empiezas a publicar contenido en tu blog, promociónalo en redes para conseguir más tráfico.

2.- Todos los backlinks son iguales

mitos sobre SEOSe tiende a pensar que si se crean backlinks desde Facebook, Twitter o desde la propia newsletter automáticamente el blog escalará puestos en Google. Pero como puedes ver, este es otro de los mitos sobre SEO sobre el que hay que profundizar.

Sin embargo los enlaces que se incluyen en las publicaciones de redes no se cuentan como backlinks como tales. De hecho en muchos sitios web se tienen enlaces nofollow y según Google, se añade el atributo nofollow a los enlaces que dirigen a URLs que no son tan relevantes.

Los backlinks que quieres que lleven al usuario a tu sitio deben ser naturales, auténticos y necesitan estar relacionados con tu industria y tu autoridad. Por eso no creas que todos se crean por igual o que tienen el mismo valor. De hecho los backlinks de spam pueden hacer más daño de lo que crees.

Aprende a mejorar tu posicionamiento orgánico con backlinks de diferentes maneras y desmonta otro de los mitos sobre SEO.

3.- Puedo llegar a la primera página de Google pagando

¿Cuántos artículos te has encontrado con titulares parecidos? ¿Cuántas veces has visto algo así como “llega a la primera página de Google por 99€”?

Uno de los grandes mitos sobre SEO es pensar que existen soluciones rápidas. Y esto es un error. Si quieres estar bien posicionado tendrás que se constante.

De hecho, por culpa de mitos sobre SEO como este se dan muchos casos de penalizaciones de los algoritmos de Google. Y es que se crean backlinks no deseados a los sitios web que, finalmente, se sancionan.

Si realmente estás interesado en mejorar tu posicionamiento debes basarte en una estrategia sólida. Por eso si alguien te garantiza un buen posicionamiento en poco tiempo, huye.

4.- Google penaliza los contenidos duplicados

mitos sobre SEOLlegamos a uno de los mitos sobre SEO con diferentes puntos de vista.

Verás, los buscadores penalizan los sitios web que plagian contenidos literalmente. De hecho, muchas veces se encuentran contenidos duplicados que, por supuesto, se sancionan.

Si tu sitio tiene diferentes páginas con un contenido parecido, los buscadores principales no sabrán cuál de todas ellas valorar. Y esto resulta problemático.

Imagina que tienes un negocio online en el que vendes ropa de deporte. Al acceder a la sección de calzado el usuario se encuentra con diferentes productos, pero las descripciones de todos ellos son idénticas. Lo único que cambia es el precio.

El contenido duplicado hace referencia a cualquier texto que se repita en más de una URL. Independientemente de que esta URL esté dentro de tu sitio web o fuera de él. De hecho, se suele dar también cuando alguien copia tus contenidos. Lo que conlleva una serie de cuestiones de importancia.

Sin embargo, en caso de que tú tengas contenido duplicado en tu sitio web, puedes conseguir que aunque Google te penalice, te de una segunda oportunidad. Es decir, te permitirá ser más concreto y mejorar tus contenidos.

Por lo tanto los buscadores no penalizan todos los contenidos duplicados. Pero sí toman medidas con los plagios que no aportan nada de valor.

5.- Las descripciones meta y los títulos no tienen nada que ver con SEO

Todos los elementos que se encuentran en tu blog, Títulos, contenidos, enlaces internos, estructura, velocidad de carga, usabilidad… Son los que le dicen a Google los términos por los que debes ser encontrado. Por lo tanto olvídate de esta afirmación.

Las palabras clave en todos estos lugares son fundamentales. De hecho los sitios web que tienen keywords y descripciones meta tendrán una clasificación más baja a largo plazo.

Existen muchas pautas de SEO que aun importan. Por ejemplo, resulta relevante incluir la keyword en el primer párrafo, en un subtítulo y en la descripción meta. 

6.- El H1 es el elemento más importante de tu post

Aunque este mito cada vez se escuche más, es incierto. De hecho, los principales motores de búsqueda cada vez son más inteligentes y saben que las H1 son etiquetas de encabezado. Nada más.

Es decir, no importa el tipo de encabezado que emplees. Puede ser un H1, H2, H3… Lo importante es que tu contenido esté organizado de forma coherente y que el usuario entienda la estructura. Y que, por supuesto, los titulares estén relacionados con el contenido y sean potentes. Ya que un título determina hasta el 80% de las visitas que reciben tus sitios web.

7.- La experiencia del usuario no es tan importante

Actualmente la web está saturada de contenidos. Todos los días se comparten cerca de 3 millones de entradas en los blogs y los usuarios necesitan decidir por cuál decantarse. Como consecuencia es muy común que cualquiera se sienta abrumado y únicamente haga clic en el contenido que, a su percepción, es más útil.

Sin embargo el user experience juega un papel determinante en todo este proceso de elección, ya que la forma en la que un usuario interactúa con un sitio web influye mucho en el tiempo que se quedará a consumirlo. 

Por eso mismo, una de las incorporaciones más recientes del algoritmo de Google es el user experience como factor determinante en el posicionamiento web.

8.- El SEO trabaja cuando la web está terminada

Error.

El proceso de SEO empieza con la arquitectura de tu sitio web. Es decir, necesitas tener en cuenta la estratega SEO para determinar qué tipo de páginas formarán tu sitio web, cómo se enlazarán, qué tipos de menús de navegación existirán o para determinar, por ejemplo, cómo se crearán las URLS.

Los proyectos que han arrancado sin una estrategia SEO tienen resultados limitados.

9.- El SEO es todo chanchullos

El mito sobre SEO en este caso es el siguiente. Se piensa que al buscar algo en Google y hacer clic en el resultado se encuentran todo tipo de textos duplicados y enlaces sospechosos. Pero si realmente eso es todo lo que sabes de SEO, no es de extrañar que te confundas.

El SEO no es ningún chanchullo, es metodología. Se trata de aprender a posicionarte, escoger las palabras clave más adecuadas para cada momento y cada negocio, tener una buena estrategia de content marketing y darle al usuario lo que necesita en todo momento.

10.- El linkbuilding ha muerto

Recientemente, el mundo de los motores de búsqueda sufrió un caos cuando John Mueller de Google afirmó que la creación de enlaces es algo que intentaría evitar.

Muchos malinterpretaron esto y concluyeron que el linkbuilding no solo no ayudaba, sino que Google lo penalizaría.

Sin embargo, nada ha cambiado el hecho de que los motores de búsqueda se basan en la autoridad de los enlaces para clasificar contenidos. Y esto quiere decir que el white hat SEO es una práctica de marketing completamente legítima y comprobada.

¿Quieres poner en práctica algunas de estas técnicas de posicionamiento SEO? Regístrate en una plataforma de content marketing como Coobis y construye una estrategia de captación de enlaces que te ayude a mejorar tu posicionamiento digital.