8 maneras de hacer que tus contenidos sean más leídos

Maneras de hacer contenidos

La razón por la que escribes un blog y generas contenido continuamente para tu sitio web es porque tienes algo que crees que es importante compartir. Y necesitas transmitir tu mensaje a tu público objetivo, a tus consumidores potenciales. Pero, ¿dirías que haces un uso adecuado de las diferentes maneras de hacer contenidos que existen? 

En estos días, ya no es suficiente con vender. Además, es necesario fidelizar. Y tu estrategia de contenidos es clave para enganchar al usuario. Sin embargo, si ni siquiera tu contenido es capaz de llamar la atención, necesitas hacer más de un cambio.

El usuario al que te enfrentas hoy en día es impaciente. Cualquier persona que busca respuestas las quiere aquí y ahora. Por lo que divagar en tus contenidos te servirá de poco. De hecho, es muy común que en posts como éste donde se muestran 8 maneras de hacer contenidos, varios usuarios pasen directamente al punto principal, dejando a un lado los demás apartados.

La clave está en hacerlo fácil

Únicamente el 16% de las personas se para a leer detenidamente el contenido de tu blog. El resto simplemente hace un escáner y se queda con lo que tú hayas destacado más. Ya sean palabras en negrita, subtítulos o contenidos visuales. O, simplemente, pasa de largo.

Y es que maneras de hacer contenidos hay muchas. Pero pocas dan con la vía adecuada para generar información de valor y hacer que merezca la pena consumirla. O que, al menos, incite al lector a quedarse navegando entre tus contenidos tras consumirlos de principio a fin.

La mayoría de personas recibe tantos impactos diarios y tanta información que ni siquiera tiene tiempo de leer todo. ¿O sí? Quizás, el hecho de que los usuarios se encuentren con mensajes mal redactados, mal estructurados o aburridos haya sido la gota que ha colmado el vaso para dedicarse únicamente a escanear. Porque no cabe duda de que si algo está realmente bien escrito, responde a necesidades puntuales de un público objetivo determinado y es entretenido, los usuarios lo leen.

¿Cómo utilizas la web?

Maneras de hacer contenidos

Este es un problema que se aplica a cualquier persona. De hecho, de los blogs que frecuentas, ¿cuántos posts has leído completamente? ¿Qué dirías que les faltan para que terminen enganchándote? Un estudio de usabilidad web de Jakob Nielsen de 1997 demostró que el 79% de los usuarios web escanea los contenidos en lugar de leerlos. Casi un 80%. ¿Qué crees que se está haciendo mal?

Piensa en cómo consumes tú mismo los contenidos. Buscas información y si no la encuentras vas a otra página. Y esta segunda opción probablemente será la competencia de la primera. Lo mismo pasa con los usuarios que no encuentran lo que buscan en tu sitio web. Que pueden acabar en las páginas web de tus principales competidores.

Entre todas las maneras de hacer contenido lo sustancial es que sean fáciles y rápidas. Si necesitas afrontar un tema complejo, considera dividirlo en varios posts. De esta manera, no solo convertirás la lectura en más amena, sino que es una vía de mantener enganchados a tus lectores. ¿Quién dijo que las segundas partes nunca fueron buenas?

Estructura el contenido y divide los párrafos al estilo de la pirámide invertida que puedes ver en la imagen superior. Es decir, en un principio cuenta lo más importante y después apoya esa cuestión con un desarrollo consistente. Esto ayuda a que los escáneres se muevan de un punto a otro y el usuario decida dónde quiere quedarse a leer.

Una vez que lo hayas hecho, pon en práctica alguna de estas maneras de hacer contenidos. Convertirán tus textos en algo atractivo, fácil y con un mayor engagement.

Maneras de hacer contenidos de las que tomar nota

1.- Haz que el salto de párrafo sea tu mejor aliado

Hay pocas maneras de hacer contenidos más legibles y que cuesten tan poco esfuerzo. Por no hablar de los resultados. Incluso un contenido complejo que trate un tema delicado o demasiado intenso puede dosificarse de esta manera.

Ponte en el lugar del lector. Piensa que estás buscando información acerca de un tema determinado para resolver varias dudas y diferentes cuestiones prácticas. Pero al buscr contenido, te encuentras con un párrafo de 3.000 caracteres. Un todo en uno. ¿Realmente lo lees?

Seguro que hay otras páginas que ponen en práctica otras maneras de hacer contenidos que resulten más sencillas y legibles. El usuario necesita que se lo ofrezcas todo mascado, por lo que bajo ningún concepto debes usar párrafos largos ni frases interminables.

Incluye una idea por párrafo y manténlos cortos. Procura que no pasen de las cuatro oraciones cada uno. Y, de vez en cuando, escribe párrafos que contengan una única oración.

2.- Divide el contenido en subtítulos con coherencia

Una de las técnicas para poner en práctica las diferentes maneras de hacer contenidos se basa en escribir, antes de nada, los títulos y los subtítulos. 

Un título fuerte es vital para conseguir que los lectores se sientan atraídos. Y los subtítulos, por su parte, son una vía para mantener a los lectores comprometidos con el contenido. Son la guía que conseguirá que los ojos de los usuarios circulen por el contenido.

Crea subtítulos intrigantes y procura ser original. Pero no te vayas del tema. Es decir, tus subtítulos siempre deben ir en coherencia con el resto del contenido que viene detrás.

Una vez que los hayas escrito, revísalos para asegurarte de qué es lo que los lectores podrían entender al hacer sus lecturas escaneadas. ¿Existe una historia convincente? ¿Estás seguro de que recibirán la esencia de tu mensaje?

3.- No tengas miedo a las listas

Maneras de hacer contenidos

De hecho, son una de las herramientas más potentes a la hora de hacer que un usuario lea tu contenido. Son atractivas a simple vista, fáciles de leer y ligeras.

Ten en cuenta que los usuarios viven constantemente bombardeados por información. Y es precisamente por eso por lo que no pueden evitar fijarse en las publicaciones que más les entretienen, que no les hacen pensar ni les supone un gran trabajo consumirlas.

No solo necesitas tratar con esa fatiga de decisión, sino que debes darle la vuelta a la situación. Y para ello, las listas numeradas proporcionan una promesa clara: una salida. Muestran un atajo que va a simplificar la vida de los usuarios.

4.- ¿Conoces los “subtítulos profundos“?

Varios estudios han demostrado que una de las maneras de hacer contenidos que generen engagement es creando subtítulos profundos, con un copy irresistible, acompañados de un contenido visual. El hecho de emparejar una imagen con una frase inspiradora suma puntos a ojos del lector.

Además, los subtítulos profundos tienen de dos a tres oraciones. Más que suficiente para llamar la atención del usuaio para que siga leyendo tus contenidos.

5.- Añade enlaces relevantes

Enlazar tu contenido con otro propio de tu blog conseguirá que los usuarios dediquen más tiempo a navegar por tu sitio web. Y, sobre todo, hará que se den cuenta de todo lo que tienes que ofrecer. Aún así, no solo mantendrán el tráfico en tu sitio. También ayudarán a que te posiciones mejor en los resultados de los buscadores.

Además, el hecho de que incluyas enlaces a lo largo de tus contenidos te dará un toque más profesional. Más completo. Por ejemplo, si enlazas tus contenidos con estudios, haces referencia a varias citas de determinados expertos o rescatas datos relevantes, el usuario verá que tu contenido está bien trabajado. Y esto, además de aportarle confianza y credibilidad, le dará la sensación de que sabes de lo que hablas.

Además de la calidad del sitio web por el número de enlaces que tiene hay que valorar también la calidad del sitio web que enlaza. Así, Google, y los demás buscadores, valoran la calidad de ambas partes. Si el sitio que enlaza no está bien valorado por Google, el enlace no tendrá la misma consistencia que si se ha producido desde un sitio web bien visto, valorado y de calidad.

Si consigues un buen posicionamiento gracias a los enlaces, no dudes que atraerás más tráfico a tu blog. Esta es una de las mejores maneras de hacer contenidos de calidad y de incitar a que se lean.

6.- Resalta tu contenido de manera estratégica

Maneras de hacer contenidos

De la misma manera que debes cuidar y trabajar los títulos y subtítulos, el uso de negritas también forman parte de la lectura superficial que los usuarios llevarán a cabo de tus contenidos.

Y aunque utilizar las negritas pueda parecer sencillo, a veces no se encuentra la medida exacta. Hay quienes empiezan poniendo en negrita pequeñas frases y terminan con tres o cuatro párrafos seguidos resaltados.

Lo que, lejos de agilizar la lectura, la empeora. Marcar todo un párrafo como negrita es como no marcar nada. De hecho, debes procurar hacerlo únicamente si lo que dices es tan importante que necesitas destacarlo.

7.- Aprovecha el poder de los números

Maneras de hacer contenidos

Los números, al igual que las listas, son una manera increíblemente efectiva de captar la atención del usuario y de mantenerlo orientado.

Se trata de una de las maneras de hacer contenidos más útil para el consumidor. Si se enfrenta a números sabe cuánto le queda para terminar. O, incluso antes de empezar con la lectura escaneada, puede decidir si le resultará útil o no dedicarle unos minutos.

Además, tal como puedes ver en este artículo sobre los mejores titulares, existen ciertos números que generan más engagement que otros. En este sentido, puedes apoyar tu estrategia de contenidos con un titular potente que adelante sobre qué vas a hablar. Como puedes ver en la infografía de Buzzsumo, el número 10 es el que más engagement genera.

8.- Escanea el contenido para ver qué es mejorable

Maneras de hacer contenidos

Una vez que hayas utilizado subtítulos, números, listas con viñetas y otros formatos para resaltar los elementos clave de tu post, vuelve a leerlo. Pero esta vez haciendo únicamente caso a aquellos puntos que llamen más la atención, aquellos que estén más resaltados. Es decir, realiza un lectura en formato escáner.

¿Crees que el lector es capaz de recibir la esencia de lo que quieres transmitir? ¿Has resaltado las palabras más interesantes y relevantes? Solo así conseguirás que el escáner se convierta en una lectura completa.

En definitiva, existen muchas maneras de hacer contenidos de valor. Solo necesitas seguir algunos consejos para optimizarlo e incitar al usuario a que los consuma, los comparta y, cómo no, a que navegue durante un tiempo largo a través de ellos. Sin embargo, sin una buena base, por mucha estructura y colorido que haya, no servirá de nada.

¿Te gustaría profundizar más en el marketing de contenidos? Coobis es una plataforma de Content Marketing a través de la que cualquier marca puede encontrar los mejores contenidos para sus estrategias de marketing online. O, también, para dar a conocer tus artículos aprovechando las redes sociales de algunos de los principales influencers de tu sector. ¿Quieres descubrir los contenidos que necesitas?