Malas prácticas en Facebook que debemos evitar: ¿Sabes cuáles son?

¿Quieres saber cuáles son las malas prácticas en Facebook más habituales? Facebook es una red social muy efectiva para promover una marca o negocio. Gracias a su enorme popularidad, permite a una marca alcanzar una gran visibilidad en los social media.

La mayoría de las empresas quieren tener presencia en Facebook. Muchas consiguen generar un gran engagement con sus públicos. Pero algunas simplemente no dan con la tecla adecuada.

Si crees que tu estrategia en esta red social no está yendo todo lo bien que debería, esta guía de malas prácticas en Facebook puede resultarte muy útil para mejorar tus resultados.

12 malas prácticas en Facebook a evitar

La gran mayoría de las empresas llevan a cabo estrategias de marketing digital en redes sociales. Sin embargo, los errores de novato en esta red social son muy habituales. Si quieres sacarle el mayor partido a Facebook, hay una serie de malas prácticas que debes evitar:

1.- Autopromoción excesiva

Autopromoción negativaDe entre todas las malas prácticas en Facebook posibles, realizar demasiada autopromoción es una de las más habituales. Muchas empresas consideran que si bombardean a los usuarios con publicidad mejoran su recuerdo de marca.

Sin embargo, el efecto suele ser contrario al deseado. Los usuarios en Internet reciben más de 60.000 impactos publicitarios al día. ¿Qué ocurre ante una exposición prolongada a este tipo de estímulos? Pues que las personas desarrollan cierta inmunidad a ellos. En muchas ocasiones, incluso les producen hastío y tratan de evitarlos.

Hoy en día el público demanda otro tipo de comunicación con las marcas a las que siguen. No quieren que les digas que tú eres la mejor empresa, quieren que se lo demuestres. Por lo tanto, debes buscar formas creativas de llegar a ellos. Por ejemplo, con contenidos que hablen sobre tus valores como marca y que, al mismo tiempo, sean relevantes para ellos.

2.- Imágenes de perfil y cabecera mal optimizadas

Tamaños de imágenes para FacebookEn la mayoría de las ocasiones, este error se debe a falta de conocimientos mínimos sobre los aspectos más técnicos acerca de formatos y resoluciones de imágenes. Pero piénsalo un momento, ¿qué sensación te da a ti entrar a la página de una empresa y ver que su logotipo o su imagen de cabecera están pixeladas o mal recortadas?

Exacto: falta de credibilidad, desconfianza y poca profesionalidad. Sin embargo, es una de malas prácticas en Facebook más sencillas de subsanar. Todas las redes sociales ofrecen información sobre los formatos más adecuados según el uso que se les vaya a dar a las imágenes. Procura asegurarte de que cumplen con estas especificaciones para que estén bien optimizadas para Facebook.

3.- Falta de información sobre la empresa

Rellenar toda la información sobre la empresaAdemás de la cabecera y la foto del perfil, Facebook permite incluir toda clase de información sobre la empresa. No rellenar estos apartados completamente es otra de las malas prácticas en Facebook más habituales.

Asegúrate de poner la mayor cantidad posible de información sobre tu marca: tu sitio web, teléfono e email de contacto y la dirección física si la hubiera.

También es recomendable rellenar otras secciones como la de servicios ofrecidos por la empresa y quiénes somos. De esta manera, les ofreces a los usuarios una imagen más certera acerca de quién eres y qué puedes ofrecerles.

4.- Falta de planificación en la frecuencia de publicaciones

malas prácticas en Facebook: frecuencia de publicaciónMuchas marcas no elaboran correctamente el calendario de publicaciones en Facebook. Uno de los errores más comunes en este sentido es publicar solo en horario laboral. Sin embargo, saber cuáles son las horas en las que tu público está más activo es esencial para que tus publicaciones tengan un mejor engagement.

De la misma forma, realizar demasiadas publicaciones al día también es contraproducente. Ten en cuenta que el algoritmo de Facebook ya no sigue una cronología temporal. De hecho, suele mantener en la sección de noticias durante más tiempo aquellas publicaciones que producen un mayor impacto.

Llevar una planificación estratégica de publicaciones en cuanto a frecuencia y horario te garantiza un mejor alcance de las mismas. De poco te sirve publicar 10 veces si solo llegas al público con 4.

5.- Contenidos poco elaborados

Conocer a la audiencia y adaptar los contenidosNo tener en cuenta la calidad y la relevancia de los contenidos es otra de las malas prácticas en Facebook que debes evitar. En su afán de publicar contenido, muchas marcas se olvidan de la premisa de que la calidad es mejor que la cantidad.

El paso más importante para evitar contenidos fuera de contexto es haber definido correctamente a tu público objetivo. ¿Para quién estás publicando? ¿Cuáles son sus intereses? ¿Qué es lo que les importa? ¿Les resulta útil?

Es recomendable que a la hora de diseñar tu estrategia de contenidos respondas a todas estas preguntas. Te asegurarás de que tus publicaciones resultan interesantes para tus seguidores.

6.- Posts demasiado largos

Textos demasiado largosLos usuarios navegan por el muro de noticias a una velocidad de vértigo. Si quieres captar su atención debes buscar un equilibrio correcto entre imagen y texto. ¡Para leer una novela ya existen otro tipo de aplicaciones!

Busca siempre la brevedad y la persuasión en tus posts porque a los usuarios les repelen las grandes masas de texto. Si es un tema sobre el que tienes mucho que decir, lo más adecuado es que redactes un copy atractivo que enganche al lector y lo redirijas a tu web mediante un link. Así aprovechas y aumentas el tráfico a tu página.

7.- Utilizar un perfil en lugar de una fan page

Crear una fan page antes que un perfilSi quieres que tu marca tenga presencia en Facebook debes decantarte sí o sí por una página de empresa. Otra de las malas prácticas en Facebook que se ven con asiduidad es crear un perfil personal para una empresa en lugar de utilizar las fan pages.

Los motivos por lo que hay que crear una página y no un perfil son muy variados:

  • Los perfiles personales usados para empresas se consideran perfiles falsos. Y debes saber que esto incumple las normas de Facebook. Cualquier día puedes levantarte por la mañana y comprobar que todo tu trabajo se ha ido al garete porque te han cerrado la cuenta.
  • El perfil personal no permite más de 5.000 amigos. A una persona normal pueden sobrarle 4.000, pero dependiendo de la marca se le quedarán cortos.
  • Los perfiles personales muestran información sobre los contactos: fotos, muros, notas… Esto puede generar cierta desconfianza en los usuarios. Por el contrario, el administrador de una página no tiene acceso a estos datos de sus seguidores.
  • Las fan pages se pueden personalizar mucho. Los perfiles personales no.
  • Un perfil personal no permite utilizar las funcionalidades de Facebook Ads.
  • En las páginas de empresa puedes incluir pestañas a tus otras redes sociales.
  • Una página de empresa también te da acceso a herramientas de analítica.

8.- Tener demasiadas páginas para la empresa

Demasiadas páginas de empresa despistan al usuarioSi no quieres despistar a tu público es poco recomendable tener demasiadas páginas de empresa en Facebook. En ocasiones, sobre todo cuando se trata de marcas que operan internacionalmente, es común tener distintas fan pages en función del idioma.

Salvo estas ocasiones, es preferible tener unificada toda tu comunidad en una misma página de Facebook. Si tienes varias, no solo será perjudicial para tus clientes que tendrán dificultades para saber cuál es la correcta. También te supondrá un mayor esfuerzo gestionar tu marca online y mantenerlas todas al día.

9.- No contestar a los comentarios

Contestar comentarios en FacebookHay que tener claro que las redes sociales no son un escaparate comercial. Aunque hacer publicidad en ellas es efectivo, sirven principalmente para crear comunidad y establecer una comunicación con el público objetivo de una empresa. Por ello, interactuar con tus seguidores es de vital importancia en tu estrategia de social media marketing.

Contestar a los comentarios y agradecer de vez en cuando a tus seguidores te permite mejorar tu imagen de marca. Da igual si se trata de comentarios positivos o negativos. En ocasiones no es posible contestar a todo el mundo. Aunque, en concreto, los malos comentarios nunca deben quedar sin respuesta si quieres anticiparte a una posible crisis de marca.

10.- No realizar campañas de Facebook Ads

Facebook Ads: malas prácticas en FacebookUna de las mejores armas de Facebook para captar seguidores y clientes es la publicidad. Desde que Facebook cambió su algoritmo, el alcance orgánico de las publicaciones se vio afectado negativamente.

La publicidad en Facebook es muy rentable, ya que tiene un bajo coste y permite una segmentación muy minuciosa del target al que persigues. Una buena campaña puede hacer crecer tu comunidad exponencialmente.

11.- Dejar la gestión de la página a personas inexpertas

Tus familiares y amigos seguro que son grandes profesionales en su área de trabajo. Pero otra de las malas prácticas en Facebook a la hora de gestionar una marca es delegar esta función en personas que no tengan conocimientos profundos en este campo. De hecho, la mayoría de los errores anteriores tienen este denominador común: “ya te lo llevo yo”.

Para llevar a cabo una buena estrategia en Facebook hace falta un buen entendimiento del mercado, un mínimo de diseño, redacción, mucho de analítica y comunicación. Si quieres que tu estrategia sea rentable, lo más recomendable es contratar a un profesional para ello. De lo contrario, corres el riesgo de perder dinero, tiempo, reputación, clientes y ventas.

12.- No analizar las métricas

malas prácticas en Facebook: no analizar resultadosLa madre de todas las malas prácticas en Facebook es no analizar tus métricas de vez en cuando. Esto es lo más esencial de cualquier estrategia de marketing ¿Cómo puedes saber si tu estrategia está obteniendo buenos resultados si no analizas tus datos?

¿Cómo puedes crear una buena estrategia si no conoces a tu público ni sabes qué funciona y qué no? La analítica en redes sociales es tu mayor fuente de información: te permite optimizar tu estrategia adecuadamente, o corregirla si no está resultando efectiva.

Coobis es la plataforma de Branded Content & Influencer Marketing ideal para que puedas conseguir más visibilidad para tu marca con contenidos de calidad en tus redes sociales.