Las peores campañas de publicidad de los últimos tiempos

La llegada de Internet a la vida en general ha traído consigo algunas de las peores campañas de publicidad digital de los últimos tiempos. Si bien los anuncios digitales pueden llegar a ser muy efectivos, mal ejecutados pueden tener efectos de dudoso resultado. Estos son algunos ejemplos.

¿Conoces las peores campañas de publicidad digital?

1.- Google Home y Wikipedia

Las peores campañas de publicidad digital de los últimos tiempos en googleLa famosa cadena de hamburguesas Burger King ha sido de las primeras en atreverse con una nueva estrategia de marketing. En este caso, se refiere a aprovechar las aplicaciones digitales para uso publicitario. La empresa ha incluido en su campaña el dispositivo Google Home, un centro de control conectado a los smartphones. Gracias a él puedes interactuar y realizar consultas a través de su Google Assistant.

Así, la cadena de comida rápida lanzó un anuncio en el cual el actor realizaba una pregunta al dispositivo Google. Así pues, preguntaba: ¿qué es una hamburguesa Whopper? La respuesta que ofrecía esta herramienta era una extraída por Wikipedia y recitada a través del altavoz.

En un principio podría parecer una estrategia ingeniosa. Por ello, te puedes preguntar ¿por qué es éste un ejemplo de las peores campañas de publicidad digital? La razón es que para los usuarios resultó evidente que la empresa se había aprovechado de este dispositivo para obligarle a anunciar su producto. Además, la descripción había sido alterada previamente en Wikipedia, plataforma creada para usos divulgativos y en ningún caso publicitarios.

Debido a este mal recibimiento, Google tuvo que emitir un comunicado de aclaración. En él aseguró que su intención no era convertir el dispositivo en una molesta plataforma publicitaria y que tan solo se había tratado de un experimento.

2.- Códigos QR

Las peores campañas de publicidad digital de los últimos tiempos con código QREste tipo de código de barras es muy utilizado en campañas de publicidad. Se trata de una manera fácil de interactuar con dispositivos móviles y derivarlos a enlaces de la marca.

En 2015, la empresa Heinz protagonizó una de las peores campañas de publicidad digital debido a uno de sus códigos QR. Así pues, un código en una de sus botellas de ketchup dirigía a una web pornográfica en lugar de a una promoción que diseñaba su propio sello. La explicación que ofreció la empresa fue que se trataba de una botella que había quedado en stock, y que al finalizar la promoción la web donde se realizaba ese concurso ya había desaparecido. En ese tiempo, el dominio había sido adquirido por una web porno, lo cual explicaría el malentendido.

Este error se hizo muy sonado en redes sociales, vía por la cual el cliente afectado denunció su caso. Los responsables se disculparon ligeramente ante el cliente en cuestión. No obstante, la imagen de la marca se vio bastante afectada tras las críticas y burlas recibidas.

Las peores campañas en redes sociales

Hoy en día se calcula que las redes sociales cuentan con unos 2,620 millones de usuarios. Lógicamente, las marcas han decidido aprovechar este tirón para fines publicitarios, en forma de display o entremezclándolo en el contenido. Estas son algunas de las peores campañas de publicidad digital a través de las redes sociales más conocidas:

1.- Facebook

Las peores campañas de publicidad digital de los últimos tiempos en FacebookMuchas empresas recurren frecuentemente al uso de Facebook Ads, como hizo Dove para promocionar su producto “Dove Body Wash”. La marca creó un gif en el cual se mostraba a una mujer negra quitándose una camiseta oscura para convertirse en una mujer blanca. Los usuarios no tardaron en arremeter duramente contra esta campaña, tachándola de racista. Ante las respuestas negativas, Dove se vió obligada a eliminar el gif y pedir disculpas públicamente.

Otro caso muy sonado de las peores campañas de publicidad digital fue el protagonizado por la marca Henkel. En esta ocasión, la empresa quiso invitar a sus seguidores a participar en una encuesta vía Facebook. En ella, les daba opción mediante sus votaciones a elegir el diseño de su detergente estrella.

Entre todas las propuestas, la ganadora terminó siendo una en tono humorístico cuyo eslogan decía que “huele igual que el pollo a la brasa”. Ante este resultado, la empresa no solo no tuvo en cuenta la elección de los consumidores sino que además eligió la propuesta menos votada.

Este mal uso de las redes sociales provocó que los usuarios, al ver sus propuestas ignoradas, criticaran con dureza a la marca.

2.- Snapchat

Las peores campañas de publicidad digital de los últimos tiempos en SnapchatEl uso de sponsored lenses en plataformas como Snapchat invita a los usuarios a jugar con las marcas. Por ello, esta herramienta es muy popular entre las marcas ya que proporciona una relación muy interactiva. En este caso, durante la celebración del cinco de mayo (día del Orgullo Latino en Estados Unidos) la empresa Taco Bell lanzó un filtro que convertía la cara de los usuarios en un taco.

Sin embargo, ésta acabó convirtiéndose en una de las peores campañas de publicidad digital de los últimos años. La razón es que no fue bien recibida ya que los usuarios calificaron la creación como “grotesca” y “horrible”. Así pues, una estrategia que pretendía ser creativa terminó por asociar a la marca con una imagen muy desagradable.

3.- Twitter

Las peores campañas de publicidad digital de los últimos tiempos en TwitterEste caso es de un spot que fue lanzado por la propia red social Twitter para promocionar una de sus nuevas herramientas: la pestaña “momentos”, que permitía a los usuarios encontrar con rapidez los sucesos más importantes que estaban comentándose en la red a tiempo real. Con un spot de 30 segundos, la aplicación intentó destacar de forma breve todas las funcionalidades que se podían encontrar en su nueva herramienta.

No obstante el resultado en sí terminó por ser un desastre, ya que aunque su intención era ofrecer un contenido dinámico, los textos resultaban imposibles de leer y las imágenes pasaban a extrema rapidez, confundiendo a los usuarios.

Otro ejemplo de peores campañas de publicidad digital desastrosa vía Twitter fue la realizada por McDonalds mediante el hashtagMcDStories”. Se trata de una etiqueta que permitía a los usuarios compartir sus buenas experiencias en alguno de los restaurantes de la cadena.

La estrategia resultó finalmente ser un auténtico fracaso.  Al dar voz a los clientes estos acabaron aprovechándose de la etiqueta para contar episodios desagradables que habían vivido en sus establecimientos. Con lo cual, las críticas al servicio y a la comida terminaron por apoderarse por completo del hashtag.

Pero el mal uso de los hashtags no acaba aquí. También se han visto afectadas más empresas, por ejemplo Bud Light, conocida por sus ingeniosos eslóganes. En este caso crearon en Twitter la etiqueta “remueve el “no” de tu vocabulario” para publicitar una de sus cervezas.

Sin embargo, esta campaña fue acogida de forma muy negativa. Esto se debe a que los consumidores consideraron que esa frase podía malinterpretarse fácilmente y hacer apología de la cultura de la violación.

Debido a la polémica, la marca se vio forzada a rectificar con una carta de disculpa y eliminar su campaña.

Las peores campañas con influencers

Campaña InfluencersHoy en día los influencers se han convertido en el nuevo reclamo publicitario debido a su impresionante repercusión en redes. Actualmente, las marcas son conscientes de la importancia que tienen las opiniones en el mundo online. Así pues, recurren a personas con mucha influencia en este terreno para participar en sus campañas de marketing.

Sin embargo, esta estrategia también tiene sus riesgos. Una de las peores campañas de publicidad digital fue recientemente protagonizada por la marca Pepsi en 2017. La empresa lanzó un comercial para Internet donde se mostraba a la modelo e influencer Kendall Jenner en una manifestación.

Tras su lanzamiento los usuarios arremetieron duramente contra el spot. Tanto el público como los expertos consideraron que el anuncio estaba terriblemente planteado. Por un lado, quisieron asociar a la marca Pepsi con movimientos sociales muy potentes. Sin embargo, su mala ejecución acabó en una frivolización de los conflictos raciales que estaban teniendo lugar en Estados Unidos. Además, se criticó el uso de una influencer cuya imagen nada tenía que ver con el mensaje que pretendía lanzarse en ese comercial.

En menos de un día, la marca se vio obligada a retirar el anuncio de todas sus plataformas. Finalmente, Pepsi emitió un comunicado público en el que se disculpaba por proyectar un mensaje erróneo y por haber puesto la imagen de Jenner en esa posición.

Por otro lado, al abuso de influencers en campañas publicitarias está empezando a tener resultados negativos.

Críticas a Selena Gómez en Instagram

Se puede mencionar como ejemplo los últimos trabajos de Selena Gómez. Esta joven actriz es la poseedora del mayor número de seguidores en la red social de Instagram: 140 millones. En este caso, las críticas surgen a raíz de su participación simultánea en múltiples campañas publicitarias. Las marcas con las que colabora Selena son numerosas: Coca Cola, Pantene o Louis Vuitton son algunas de ellas. La última, su estreno como imagen de Coach durante la MET Gala.

La reputación online y la fiabilidad de los influencers parece que se encuentra cada vez más en entredicho. Los usuarios están hartos de su sobreexposición promocional, acusándoles de asociarse con demasiadas marcas al mismo tiempo. Esta sobrecarga de la imagen de ciertos influencers en infinidad de campañas digitales ha provocado una considerable perdida de credibilidad.

Numerosos factores de riesgo

Este formato de campaña publicitaria ha terminado por crear ciertos problemas en la relación marca-usuario. Esto se debe a la falta de confianza generada en los internautas, al mal uso de las empresas de sus redes sociales o a su torpeza con las herramientas digitales.

Tras este breve análisis sobre las peores campañas de publicidad digital que se han visto estos últimos años, se puede concluir que pese a los beneficios que proporcionan las plataformas digitales, los factores de riesgo son igual de numerosos.

Pero lo tienes muy fácil. Si no quieres que tu campaña termine fracasando por cierto tipo de errores, siempre podrás confiar en nuestra plataforma de content marketing que te garantizará un óptimo resultado y sin ningún tipo de incidencias. Ya sabes lo que tienes que hacer, confía en nosotros y regístrate.