Influencers creados con inteligencia artificial: pros y contras

Recientemente, y por primera vez, un robot recibió la ciudadanía en Arabia Saudi. Con casos como éste es imposible ignorar el hecho de que la inteligencia artificial (IA) está evolucionando rápidamente y se está arraigando en varios aspectos de nuestras vidas.

De hecho, la inteligencia artificial ha llegado a puntos hasta hace años inimaginables. Entre ellos, la industria de los influencers. Porque ya existen influencers creados con inteligencia artificial.

Las campañas de marketing de influencers más exitosas brindan a las marcas una voz humana, real, confiable y auténtica que ayuda a crear una conexión emocional con el consumidor. Estos influencers proporcionan valor a las marcas para las que crean contenido y a los seguidores con los que se comunican.

Aunque es innovador, la reciente incorporación de influencers creados con inteligencia artificial da un giro a todas las estrategias llevadas a cabo hasta ahora. Actualmente, los robots virtuales están atrayendo miles de seguidores a sus cuentas. Por ejemplo, Lil Miquela ha sido una fuente de fascinación para muchos en Instagram desde que comenzó su cuenta en abril de 2016. Como era previsible, los influencers creados con inteligencia artificial están superando toda barrera previamente establecida.

Descubre a influencers creados con inteligencia artificial

La realidad es que los influencers virtuales y sus creadores aportan su propio conjunto de relaciones públicas y desafíos legales. Son dos las influencers creados con inteligencia artificial más conocidas: Shudu Gram y Miquela Sousa. Shudu es considerada la primera supermodelo digital del mundo, mientras que Miquela, también conocida como Lil Miquela, es una influencer virtual.

En cuestión de meses, colectivamente han acumulado más de un millón de seguidores en Instagram. Shudu se está posicionando más como una obra de arte que como maniquí. Pero Miquela se presenta como una chica normal. Las influencers virtuales operan online como lo hacen los de la vida real.

Las marcas quieren formar equipo con ellas para aprovechar su base de seguidores. Incluso si no están diseñados originalmente para ser embajadores de marca, con la suficiente popularidad como la que tienen ya han atraído a compañías que buscan acuerdos de colaboración. Shudu recientemente sacudió el lápiz labial Fenty Beauty de Rihanna en una publicación de Instagram que se volvió viral. Miquela trabaja con Prada y Chanel, entre otras marcas.

El papel de las emociones

Los influencers ya están usando el marketing emocional al mostrar sus vidas e intereses. La clave es crear una conexión única a través de la autenticidad y el compromiso con las personas. ¿Puede la inteligencia artificial crear una conexión real con los usuarios?

Tener un robot que conozca tan bien a un consumidor, lo que le gusta o no le gusta, cuál es su estado de ánimo en un día determinado etc. es extremadamente poderoso para las marcas. Les permite impulsar los productos y experiencias más relevantes en el momento preciso. En este sentido, las tecnologías sensoriales, como el reconocimiento de voz, podrían tener un gran impacto.

¿Alexa o Siri están escuchando tus conversaciones para que sus empresas matrices sepan qué venderte y cuándo? Speech morphing crea voces personalizadas para comunicaciones de marketing y servicio al cliente. Es natural que los humanos confíen en voces que invocan emociones positivas.

¿Realmente necesitas contratar personas influyentes para comercializar mis productos?

influencers creados con inteligencia artificialSi esta tendencia tiene poder de permanencia o si los influencers creados con inteligencia artificial resultarán aburridos a largo plazo es una incógnita aún por descubrir. Después de todo, son los activos inalcanzables mezclados con los defectos fatales en los seres humanos de la vida real los que sostienen el interés del público. Se sabe que los consumidores los levantan, los derriban y animan su regreso. Es la imperfección la que finalmente crea la conexión.

Pero, dejando de lado los problemas de longevidad, hay muchos asuntos comerciales y legales que considerar antes de que se pueda declarar que los influencers creados con inteligencia artificial dejarán a los humanos fuera del negocio.

Sustituir constructos digitales para personas de la vida real simplemente crea diferentes desafíos. Si quieres experimentar con la creación de tu propia construcción digital o si deseas acceder a una creación existente, éstos son algunos de los aspectos comerciales y legales que debes tener en cuenta:

1.- Propiedad IP

Los influencers creados con inteligencia artificial son la expresión de una idea en forma de un producto. Como tal, quien creó la propiedad intelectual querrá protegerla así como cualquier tema generado por el influencer virtual. Por ejemplo, Miquela está promocionando Prada y tiene su propia música en Spotify.

Sustituir constructos digitales para personas de la vida real simplemente crea diferentes desafíos. Con dinero serio en juego, las preguntas deben considerarse en los contratos. Sobre todo para determinar quién es el propietario de la creación.

¿Es la marca cuyo producto está influenciando el influencer virtual o el artista que inventó el influencer virtual? Si la IP se creó internamente, ¿afectará eso a la forma en que se forman los acuerdos legales en lugar de crearlos externamente? Se deben considerar los problemas de propiedad intelectual cuando se decida si trabajar con un artista externo o contratar a alguien en la empresa.

2.- Cláusulas morales y cuestiones de identidad

También se deben incluir cláusulas morales en los contratos. Cláusulas que pueden abarcar no solo la identidad virtual sino también el creador, incluso si no se han identificado públicamente en el momento de celebrar el contrato.

Entre otras cosas, estas cláusulas ayudan a proporcionar protección y recursos relacionados con cuestiones de relaciones públicas relacionadas con la reputación, la apropiación o la autenticidad.

Si, como marca, creas influencers de IA como parte de una campaña, un truco o en un intento de aprovecharlas como embajadores a largo plazo deberás tener cuidado. Puede que la sociedad no esté preparada para seguir a gente que no es real.

Sin embargo, para todas las marcas, el desarrollo y uso de influencers debería de ser bien estratégico y más considerado para evitar críticas. Y en el peor de los casos, una pérdida de confianza en el consumidor.

La confianza, la privacidad y la transparencia son los temas que más preocupan a los consumidores de hoy en día. La falta de realidad puede llegar a afectar la relación cliente usuario. Cada marca debe valorar sus opciones.

3.- Publicidad

El año pasado, la Comisión Federal de Comercio actualizó sus guías de aprobación para exigir a influencers que revelen sus relaciones de marketing e identifiquen publicaciones pagadas con un hashtag como #ad o #patrocinado.

Sin embargo, no está claro cómo se aplicarían esas reglas a influencers creados con inteligencia artificial o a sus patrocinadores.

Más allá de eso las influencers virtuales como Lil Miquela plantean otras preocupaciones. Después de todo, ¿por qué los seguidores deberían confiar en la opinión de alguien que no existe? Los influencers virtuales no están probando una marca de ropa. Por tanto, no pueden recomendarla de verdad. No pueden decirte si una camisa es mejor que otra. O si una crema hidrata de verdad. Por tanto, sus motivos para comprarla son inexistentes.

No son personas reales por lo que no pueden dar un respaldo totalmente auténtico. Según Ryan Detert, CEO del influyente marketplace Influential, “ésos son los rasgos que hacen que los influencers virtuales sean tan atractivos para las empresas. Son mucho más fáciles de controlar“. Sin embargo, pueden perder la credibilidad que todo usuario busca.

El comienzo de un futuro incierto

influencers creados con inteligencia artificialYa hay varias startups trabajando en aplicaciones comerciales para lo que llaman humanos digitales o virtuales. Algunas, como Soul Machines, con sede en Nueva Zelanda, se están enfocando en el uso de estos humanos virtuales para aplicaciones de servicio al cliente. La compañía se ha asociado con la compañía de software Autodesk, Daimler Financial Servicesy National Westminster Bank para crear asistentes digitales hiperrealistas.

Otros, como 8i y Quantum Capture, están trabajando en la creación de seres humanos digitales para aplicaciones de realidad virtual, aumentada y mixta.

Y las tecnologías de esas startups, aunque todavía en sus primeras etapas, hacen que Lil Miquela y su cohorte se vean, positivamente, de baja resolución. “Lil Miquela simplemente está raspando la superficie de lo que estos humanos virtuales pueden hacer“, dice el CEO y presidente de Quantum Capture, Morgan Young. “Son instantáneas generadas a través del ordenador y renderizadas previamente, que se ven geniales, pero eso es todo lo que puede llegar a hacer con su tecnología. Nosotros nos concentramos en un alto nivel de calidad visual y también en hacer que estos personajes cobren vida“.

Nuevas tecnologías VR y AR

Quantum Capture se enfoca en tecnología VR y AR. La compañía, sin embargo, es consciente de que podrían ver una adopción relativamente lenta. Por eso, actualmente está aprovechando sus tecnologías de escaneo 3D y captura de movimiento para aplicaciones reales en la actualidad.

Actualmente, la startup está probando un caso de uso para un hotel de lujo, donde un conserje “virtual humano” saluda a los huéspedes en el vestíbulo a través de una pantalla táctil. Y les ayuda a registrarse. Los huéspedes pueden acceder al mismo conserje virtual humano desde sus habitaciones. Y solicitarle cualquier cosa, desde recomendaciones de restaurantes a ayudar a ajustar la iluminación o abrir las cortinas.

Si no te convence esta idea de influencers creados con inteligencia artificial aún puedes utilizar una plataforma de content marketing profesional como Coobis. Donde tenemos influencers de carne y hueso. Hay miles de usuarios esperando a que contactes con ellos. ¿Quieres empezar ya mismo a trabajar estrategias de influencer marketing?