Claves para definir una guía de estilo web para todos tus espacios digitales

Branded Content
¿Te ha gustado nuestro artículo?

Una guía de estilo web es muy importante para los sitios web de una empresa. La página web es el lugar donde tus posibles clientes van a poder conectar con tu marca, conocer sus beneficios y productos y resolver todas sus dudas.

Para la realización de una guía de estilo web profesional que ayude a mantener completamente la coherencia de tu marca en todos los canales en los que tienes presencia, debes realizar un trabajo muy minucioso. Los clientes no solo se encuentran información de la empresa en un sitio web. La manera en cómo se presenta este contenido es muy relevante a la hora que el público potencial se haga una idea determinada sobre tu marca en su cabeza.

Una guía de estilo va a fusionar y dar coherencia a todo el proyecto para generar una experiencia favorable al visitante. Que sea fluida y que el usuario final tenga la sensación de encontrarse con un proyecto nuevo y fresco es muy importante para destacar frente a la competencia.

Beneficios de crear una guía de estilo web

guía de estilo web

Los distintos trabajos en el mundo digital están realizados por varias personas diferentes y es probable que, entre ellos, existan ciertas discrepancias en el concepto final. Por esta razón, es importante mantener coherencia en las distintas partes que elaboran cada uno de los equipos de trabajo.

Una guía de estilo web permite que todos los involucrados tengan conocimiento de los puntos que debe tener en cuenta a la hora de diseñar una página web. La idea es conseguir un resultado final coherente y unificado para que la marca siempre sea fácilmente reconocible por los consumidores.

Los factores que pueden beneficiar a una empresa con la utilización de una guía de estilo web son:

  • Ayuda a todos los involucrados en la creación del espacio digital o sitio web.
  • Evita un diseño sin una misión, visión o meta definida. Es decir, se desarrolla una identidad de marca sólida.
  • Ahorra tiempo en la realización de los trabajos.
  • Ayuda a enfocar a cada persona y cada grupo de trabajo en una tarea distinta, pero con un objetivo en común.
  • Se puede ahorrar mucho trabajo y dinero al aplicar los recursos de la mejor manera posible.
  • Ofrece una mirada hacia el futuro al mostrar cómo la empresa espera que se vea determinado sitio web.

Claves para definir una guía de estilo web

guía de estilo web

Para la creación de una guía efectiva de estilo web se pueden tomar en consideración algunos pasos importantes que de seguro servirán para conseguir los mejores resultados. Esos son los siguientes:

1.- Analizar y estudiar la marca personal o empresarial

Uno de los primeros pasos a considerar es hacer un análisis fundamental del negocio. Se pueden tomar algunas preguntas para comenzar con el planteamiento como las siguientes:

  • ¿Para qué?
  • ¿A qué público se dirige?
  • ¿Con qué objetivo?

En este punto es clave conseguir transformar los valores de la marca y proyectarlos en un espacio digital como una página web de manera visual.

También es de relevancia tener en claro cuál es el semblante que se le quiere imprimir al sitio web. Puede ser uno serio, uno alegre, uno enfocado en personas jóvenes, otro con un aspecto más moderno, etc. Todo dependerá del público al que esté dirigida la marca, puesto que el objetivo es que ese target se identifique con ella.

2.- Definición del logo de la marca

guía de estilo web

Crear una identidad corporativa que inspire confianza, responsabilidad y transparencia es fundamental para la creación de un logo de calidad. Este va a ser tu firma frente a la competencia y el modo más eficaz en que los usuarios van a reconocer a una marca.

En el pueden intervenir algunos factores importantes como los colores a utilizar, los estilos de imagen, la tipografía, el tamaño. Todo ello debe quedar reflejado en la guía de estilo, y será de obligado cumplimiento a la hora de compartir este elemento en cualquier formato o canal.

3.- Definir los colores o la paleta de colores

guía de estilo web

La elección de los colores para una identidad corporativa o marca es muy importante y no tiene que ver solo con un gusto personal del propietario. La realidad es que los colores responden principalmente a un tema psicológico.

Los colores no pueden ser definidos por azar en ningún caso y se deben escoger los que mejor se adapten al estilo de la empresa o marca. Existen dos tipos de colores que deben ser registrados enuna guía de estilo web, ellos son:

A.- Formato de color RGB: Este utiliza tres colores primarios como lo son el rojo, verde y el azul. Se trata del sistema de color de las pantallas digitales y dispositivos.

B.- Modelo de color CMYK: Este modelo también es conocido como cuatricromía y contiene los colores Cian, magenta, amarillo y negro. Son los códigos de color que se deben respetar a la hora de crear algún contenido en formato de impresión.

4.- La letras: un elemento que no puede faltar

La tipografía es muy importante para generar una guía de estilo web de calidad. Es clave saber utilizarlas en favor del mensaje que se quiere transmitir por la empresa, en este caso en la página web.

Entre los aspectos a considerar en cuanto a la tipografía están:

  • Cuáles son las tipografías específicas de la marca y sus variantes.
  • El tamaño de las etiquetas del título y subtítulos ya sea H1, H2 o H3.
  • Definir el tipo de letra que tendrá el botón de llamada a la acción o call to action.
  • Saber cuando se pueden mezclar diversas tipografías diferentes dentro de la página web, todo en un punto que no altere la guía de estilo web.

Definir previamente el tamaño de cada una de las tipografías en el formato adecuado reducirá el tiempo de entrega de cada proyecto, a la vez que será un dolor de cabeza menos para programadores y diseñadores.

5.- La maquetación del sitio web

En este reglón entra en juego lo que tiene que ver con las reglas del espaciado, la cuadrícula. Estos dos son aspectos muy relevantes que todo desarrollador debe tomar en cuenta, ya que les permite saber cómo se van a estructurar las distintas páginas de la web.

Un buen punto a tener en cuenta es la utilización de plantillas básicas para un blog o página de servicios dedicados al ecommerce. De allí en adelante, se hará más fácil para los desarrolladores o diseñadores la creación de un sitio web de calidad.

6.- Definir las imágenes y las ilustraciones

Para tener éxito con cualquier página y mantener siempre la coherencia es necesario contar con una estrategia que esté enmarcada dentro de la guía de estilo web. Los textos que estén acompañados de imágenes van a ser infinitamente más vistos que cualquiera que no los tenga.

Por ello, el tipo de imágenes que se utilizan también tiene que estar definido en la guía. Cada producto o servicio ofrecido debe contar con una imagen que lo ejemplifique, pero siempre manteniendo una línea concreta de estilo, de manera que se haga reconocible para el usuario, incluso cuando no hay ningún otro elemento que dé pistas sobre la marca.

7.- Los iconos: esos grandes desconocidos

Los iconos dentro de una guía de estilo web son muy importantes, ya que pueden expresar cualquier información de manera sencilla si se los sabe utilizar. Los iconos en una página web deben contar con algunos de los siguientes aspectos:

  • Un grado de abstracción.
  • Tener un peso visual determinado.
  • Debe contener una línea, forma y un color específico.
  • Su perspectiva.

8.- El estilo de la página web

En este punto se trata de darle una personalidad única a la página web que va desde cómo se comportan todos los aspectos del sitio, hasta cómo funciona un determinado botón. También se habla del tamaño y tipografía de los botones de una página web, cómo se van a mover y cómo van a interactuar con el usuario final.

Las alertas y los menús son otro aspecto importante, así como determinar cómo se van a comportar cuando un usuario este dentro de la página.

9.- La voz de la marca

Toda marca debe contar con una guía de estilo web con todos sus puntos bien definidos y, entre ellos, está el de establecer el mensaje general y la voz concreta de la marca. En este punto es importante contar con un personal profesional como redactores web o creativos de contenido que ayuden a crear el discurso adecuado para el público en cuestión.

Además, va servir para brindar apoyo a las imágenes de un sitio web o a lo vídeos. La voz va a estar enmarcada en cuanto al tono, que puede ser cordial, informal o formal. La identidad de la marca también se va a reflejar en cómo se comunique con el cliente. Por ello, la voz y el mensaje juegan un papel clave.

10.- Utilizar un material descargable

No basta con tener una guía de estilo web bien diseñada. Para facilitarle las cosas a todas las personas involucradas en un proyecto digital es importante poder suministrarle todas las herramientas e información disponibles. 

Tener una guía de estilo web disponible para descargar será de mucha ayuda para desarrolladores, creativos, redactores y diseñadores a la hora de realizar su trabajo. 

Mantener la guía al alcance de todo el personal que lo requiera es vital para facilitar el trabajo en un futuro. De igual forma, hay un personal externo que también debe tener contacto con esta guía de estilo web como lo son los periodistas, proveedores, clientes y el equipo de marketing online que tendrán que diseñar todo el contenido para sus redes sociales a partir de allí. 

¿Quieres obtener resultados increíbles? Para alcanzar estos y otros objetivos en la creación de una guía de estilo web, en Coobis contamos con la mejor plataforma de Branded Content con la que podrás crear contenidos de calidad para tu página web y redes sociales ¡Anímate!