Cómo evitar el contenido duplicado usando la etiqueta canonical

Establecer ciertas normas para evitar contenido duplicado es una de las prácticas que no se suelen tener en cuenta. Y sin embargo, el contenido duplicado es uno de los problemas más extendidos en lo que respecta al posicionamiento en buscadores.

De hecho, muchas marcas no le prestan la atención adecuada. Todos los esfuerzos están enfocados en la optimización de las páginas para los buscadores o en aplicar estrategias de linkbuilding. Pero ¿qué hay acerca de cómo evitar contenido duplicado?

Entender de qué se trata es muy sencillo: Si tu sitio cuenta con varias páginas con un contenido similar, los buscadores principales no sabrán cuál de todas ellas valorar. Y este es un problema muy extendido en muchos ecommerces. Por ejemplo, imagina que tienes un negocio online en el que vendes ropa de deporte. Al acceder a la sección de calzado el usuario se encuentra con diferentes productos, pero las descripciones de todos ellos son idénticas. Lo único que cambia es el precio.

El contenido duplicado hace referencia a cualquier texto que se repita en más de una URL. Independientemente de que esta URL esté dentro de tu sitio web o fuera de él. De hecho, se suele dar también cuando alguien copia tus contenidos. Lo que conlleva una serie de cuestiones de importancia.

Consecuencias del contenido duplicado

Aunque a simple vista pueda parecer que evitar contenido duplicado no es tan importante, de no hacerlo te enfrentarás a grandes problemas. Principalmente porque si tu sitio web genera contenidos duplicados, desde un primer momento tendrás menos probabilidades de aparecer en las primeras páginas de resultados de los buscadores.

Es importante evitar contenido duplicado para esquivar problemas como los siguientes:

  • Te asegurarás de que no existen páginas incorrectas. Es decir, el hecho de tener el mismo contenido en diferentes páginas ya supone un inconveniente para el buscador. Sobre todo porque no sabrá escoger cuál de ellas es la correcta. Imagina que elige una página que no es la que tú hubieras elegido. ¿No te gustaría evitarlo?
  • Ganarás en visibilidad. Evidentemente, solo si lo evitas. Si lo dejas pasar, el buscador puede acabar mostrando versiones obsoletas o aquellas que no están actualizadas. Y, como consecuencia, estarán mejor posicionadas que las que realmente lo merecen.
  • La indexación de tus páginas puede verse perjudicada. Con lo que se pueden perder enlaces con todo lo que conlleva.
  • ¿Pasarías por una atribución equivocada? Piensa que el buscador puede detectar que tu propio contenido ha surgido de otro dominio. Y por lo tanto, podría excluir tus páginas de sus resultados.

¿Sigues pensando que evitar contenido duplicado no es esencial?

vevitar contenido duplicado

Encontrarse con contenidos duplicados dentro del mismo sitio web es cada vez más común. Por ello, los buscadores han desarrollado un sistema para frenarlo y acabar con él. Se trata de una etiqueta, el elemento de enlace rel=canonicalY es más útil de lo que imaginas.

Indica precisamente lo más importante de toda esta cuestión: qué versión del contenido duplicado es la original. La buena, la válida. Rel=Canonical se trata de una etiqueta HTML que trabaja con el único propósito de evitar contenido duplicado.

Siguiendo con el ejemplo anterior de la tienda online deportiva, imagina que con el fin de ordenar toda la información has desarrollado un filtro que ordene los productos por precios. Este método será útil para el usuario. Pero en este caso ese filtro incluirá un parámetro al final de la URL separado por “&”. Por lo tanto, suponiendo que tu página web se llama “Deportes Juan” la url de tu página original será http://www.deportesjuan.com/zapatillas-deporte.html

Y en este caso, el nuevo parámetro tras el filtro tendrá la siguiente composición: http://www.deportesjuan.com/zapatillas-deporte.html&orden=precio

¿Cómo utilizar la Rel=Canonical adecuadamente?

Para utilizar la etiqueta de enlace canonical únicamente deberás incluir una estructura parecida a ésta en las páginas que tengan contenidos duplicados:

<link rel=”canonical” href=http://www.coobis.com/pagina-web.html/>

En este caso, “pagina-web.html” es la versión original de la página. La que el buscador debe tener en cuenta a la hora de posicionar en los resultados de búsqueda.

Es importante que la etiqueta se incluya en la sección <head> del código HTML de la página. De lo contrario, los buscadores lo pasarán por alto. Además, debes asegurarte de que la etiqueta aparezca en las copias que tengas para que quede constancia de que hay más versiones.

Por ejemplo, una copia podría tener la siguiente dirección: http://www.coobis.com/pagina-web.html&copia=1. De este modo, a medida que vayan surgiendo más copias solo necesitarás ir cambiando el número final. Así, aunque Google se las encuentre lo tendrá fácil para detectar cuál has decidido que sea tu versión buena, la original.

Rel=Canonical vs. Redirecciones 301

evitar contenido duplicado

En cuestión de evitar contenido duplicado, puede decirse que ambas opciones pueden ayudarte. Sin embargo el dilema está en determinar en qué momentos es mejor utilizar una alternativa y en cuáles otra. ¿Conoces la diferencia entre ambos conceptos?

  • Redirección 301. Lo que hará es redirigir al usuario y al motor de búsqueda a la página original.
  • Rel=CanonicalRedirige al motor de búsqueda a la página original mientras que el usuario va a permanecer en la página con contenido duplicado.

¿Sabes qué quiere decir? Si utilizas el Rel=Canonical para evitar contenido duplicado, una página que está duplicada podrá seguir recibiendo visitas y enlaces. De hecho, las redes sociales o diferentes enlaces en otras páginas pueden redirigir al usuario hasta ella.

Pero en el caso de la redirección 301, nadie sabrá que existe una página duplicada. Y, por lo tanto, todas las veces que se intente acceder a esa página, el usuario aparecerá en la original. Por eso, es aconsejable que utilices la etiqueta canónica cuando estés seguro de que puedes controlar todas las páginas de contenido duplicado.

Por el contrario, la opción más sencilla es la redirección 301. Una técnica que se suele emplear para:

  • Cambiar el nombre a una página.
  • Trasladar tu sitio web a otra dirección.
  • Unir varias páginas en una versión actualizada.
  • Solucionar errores 404.

Rel=Canonical, sin embargo es más adecuado para:

  • Tratar las URL con parámetros.
  • Configurar rutas múltiples a un mismo contenido.
  • Señalar a la versión de escritorio en sitios móviles que requieran de URL independientes.
  • Incluir la fuente original del contenido.

Rel=Canonical en dominios

evitar contenido duplicado

Por otra parte, es interesante que sepas que puedes utilizar esta etiqueta entre dominios. Imagina que publicas contenidos en varios dominios. Por ejemplo, gestionando contenidos para varios blogs y quieres hacer alusión de uno en otro.

Lo mejor será que utilices la etiqueta canonical para evitar contenido duplicado y así esquivar problemas. Lo único que tienes que hacer es añadir en cada artículo un enlace canonical hacia el original. Independientemente de que se trate del mismo dominio o no, tal y como asegura el propio Google.

Además, lo mismo sucede con las redes sociales. Es esencial que te asegures de que tus principales canales sociales respeten la etiqueta. Ten en cuenta que si compartes una página que tiene un enlace canonical que dirige a otra página, el contenido que se mostrará directamente será el de la página canónica. No la original. Y por lo tanto, todas las veces que tus seguidores compartan tus publicaciones o hagan retweets estarán dando más valor a esta página.

Buenas prácticas

  • Asegúrate de que la URL de la etiqueta canonical es válida. Muchas veces se cae en el error de no revisarlo y finalmente se crean errores 404.
  • Además, también debes revisar el contenido, ya que debe estar en su totalidad en la versión canónica.
  • No utilices la etiqueta en el cuerpo de la página. Como has podido ver anteriormente, Rel=Canonical debe ir en la sección <head> del código de la página. No en la sección <body>. Si no pones la etiqueta en su sitio no servirá de nada.
  • Respecto a la URL de esta segunda versión debes tener en cuenta varias consideraciones. Entre ellas que no se incluya la etiqueta “noindex”. Y que por supuesto no exista más de una etiqueta canónica para cada página.
  • Además, asegúrate de que la URL incluye la ruta completa. Por ejemplo, muchas veces se cae en el error de incluir URLS como “coobis.com/pagina-web.html“. Sin embargo, con Rel=Canonical puedes utilizar URLS absolutas y relativas.

Volver a editar tu CMS para incluir la etiqueta puede resultar algo costoso, sobre todo si no tienes unos conocimientos básicos de Html. Sin embargo, varios gestores de contenido están incluyendo la posibilidad de añadir el enlace canónico para que no tengas que tocar código.

Uno de los mejores plugins de WordPress es el de SEO by Yoast, una buena alternativa para manejar la etiqueta. Lo importante, en este caso, es que, independientemente de con qué método incluyas el enlace, te asegures que es correcto. Para ello, puedes apoyarte en barra de Moz o acudir al código HTML de la página.

Nunca olvides que el valor está en los contenidos. Sin ellos, de nada servirán tus esfuerzos. En este campo Coobis es una plataforma de content marketing gracias a la cual cualquier marca puede acceder a contenidos de valor creados por especialistas.

Coobis cuenta con miles de medios clasificados temáticas y puntuados en base a sus visitas, a la autoridad SEO y a los seguidores en las redes sociales. ¿Te animas a encontrar los contenidos más adecuados para tu estrategia de marketing de contenidos?