Cómo escribir guías digitales que todo el mundo quiere leer

escribir guías digitales

Escribir guías digitales se ha convertido en una práctica cada vez más común. De hecho, se ha convertido en una herramienta de marketing indispensable para cualquier marca que se precie. Vender información, conocimiento o nuevos productos y servicios mediante este recurso les está dando resultados.

El objetivo de escribir guías digitales es principalmente educar. Se comparten soluciones prácticas que ayudan al público a tomar las mejores decisiones respecto a temas determinados. De manera que el propio usuario sea quien ajuste la estrategia a sus necesidades.

Por ello, además de ser útiles para la audiencia para la que están creados, estos informes basados en investigación son un formato de contenido básico para los responsables de marketing. Así, si se realizan de manera adecuada y con contenidos de valor, son armas poderosas. Ayudan a resolver problemas, a generar autoridad y a crear nuevas oportunidades para los que las publican.

Una guía no es sólo un folleto publicitario

Sin embargo, escribir guías digitales no es tan fácil como parece. Muchos whitepapers se crean sin cuidado y con una mentalidad puramente comercial. Lo que hace que los usuarios se lo piensen dos veces antes de utilizar estos recursos. ¿Alguna vez has descargado un whitepaper que en realidad era un folleto de ventas corto y disfrazado?

En otros casos se trata simplemente de la agrupación de varios posts ya publicados. Una guía generalmente suele ser más extensa que un post y más corta que un ebook. Lo esencial, con todo, es que aporte contenidos de valor. Y, a ser posible, nuevos.

Para conseguir que una estrategia de inbound marketing basada en guías digitales funcione es importante aprender a planificar, redactar y promover la calidad de estos documentos. Solo así conseguirás que se lean, alcancen tus metas de negocio y te conviertan en un referente.

Qué es una guía digital

escribir guías digitales

Quieres aprender a escribir guías digitales que todo el mundo quiera leer. Pero hasta ahoralo que has publicado no te ha dado resultados, ¿Realmente tienes claro lo que significa este concepto?

Un whitepaper o guía digital es un documento que resuelve un problema específico para tu audiencia. De hecho, el principal propósito de este documento es proporcionar una solución rápida, eficaz y cómoda para problemas particulares. Evidentemente, suele existir un objetivo comercial. Pero no puede ser el engranaje del documento, En el momento en el que una guía se utiliza exclusivamente con fines comerciales, el proceso de toma de decisiones de los clientes podría verse condicionado.

Por lo general, las guías digitales son archivos PDF descargables. Como puedes ver en la imagen, MDirector dispone de este tipo de contenido. Y consumirlo es tan fácil como rellenar un breve formulario y descargarlo.

Escribir guías digitales, ¿por dónde empezar?

Uno de los fallos que muchos responsables de marketing cometen con los whitepapers es determinar el tema en cuestión y ponerse a redactar de manera directa. Al igual que en cualquier estrategia de marketing de contenidos, una guía requiere de un trabajo previo y una planificación adecuada.

A continuación te mostramos 6 pasos que te ayudarán a escribir guías digitales que todo el mundo quiera leer:

1.- Define una idea

¿Sabes ya sobre qué temas necesitas escribir? Lo mejor para resolver esta cuestión es plantearse la pregunta de otra manera. ¿Quién va a leer tu guía? Todo debe girar en torno a tu audiencia. Una vez que hayas identificado a tu público piensa en qué tipo de información podrías aportar que le sirviera de ayuda.

Lo mejor en este caso es partir de un proceso de brainstorming que te permita generar ideas. De este modo, obtendrás una lista sobre posibles problemas a resolver y ya tendrás de dónde partir. Sin embargo, una vez aquí, seguro que te estás preguntando: “¿Con cuál de todos estos temas empiezo? ¿Cuál es más importante?”. 

Para resolver este dilema responde a las siguientes cuestiones:

  • ¿Qué problemas son de máxima prioridad? Considera partir con los más oportunos o los que más dudas generan.
  • ¿Cuál de esas cuestiones puedes relacionar con tu negocio? No olvides que escribir guías digitales te proporciona autoridad. Uno de los objetivos es convertirte en referente. Por lo que debes conocer por dónde te estás moviendo. Además, seguro que tienes un producto o servicio que puedes recomendar. Busca siempre esas relaciones.
  • ¿En qué eres experto? Si tienes conocimientos y experiencia en un área determinada, hazlo saber.

2.- Diseña un esquema o índice

Los whitepapers suelen ser extensos, por lo que partir de un pequeño índice nunca viene mal para organizar las ideas. Asegúrate de que incluyes estos apartados:

  1. Título. En este primer contacto el título no será definitivo. De hecho, probablemente lo termines cambiando. No obstante intenta incluir uno orientativo que describa el tema.
  2. Resumen. Incluye una descripción breve de hasta 200 palabras de lo que será tu guía.
  3. Introducción.
  4. Cuerpo. Deberá estar dividido en epígrafes para tener una idea clara de lo que se tratará en cada apartado. Como un primer comienzo, lo ideal es que debajo de cada epígrafe incluyas ciertos puntos que te recuerden qué temas tratar.
  5. Conclusión. Resume los puntos clave e incluye una llamada a la acción.

3.- Comienza la investigación

escribir guías digitales

Escribir guías digitales tiene sus frutos si el contenido es bueno. Y los buenos contenidos se basan en los hechos y en la investigación.

Recuerda que tu guía no debe incorporar opiniones personales. Sobre todo si no hay datos que lo respalden detrás. Es decir, probablemente una de tus opciones sea plantear alguna solución en base a una experiencia, un caso real. En este caso sí que podrías aportar opiniones, siempre y cuando se contrasten con los resultados e información que vayas incluyendo.

De hecho, siempre se pueden encontrar estudios y estadísticas que refuercen lo que estás escribiendo. Pero incluir casos propios, experiencias y resultados reales te da algo más que nadie tiene. Y eso hará que tu guía sea más valiosa aún.

4.- Es el momento de empezar a escribir

Tras esta organización previa de ideas, conceptos e informaciones, es el momento de ponerse a escribir. Ten en cuenta que una guía debe ser:

  • Profesional en el tono. Esto quiere decir que debe ser formal. Aunque siempre es agradable mezclarlo con un tono algo más desenfadado.
  • Basada en hechos reales. Las afirmaciones no verificadas no deben tener cabida.

Además, debes tener en cuenta las siguientes recomendaciones en cada uno de estos elementos:

A.- Título

Como responsable de marketing sabes que un título llamativo es lo que venderá tu guía. Necesitas un buen copy que transmita el valor de tu contenido pero que también llame tanto la atención como para que el usuario no se lo piense dos veces y haga clic en el documento. Pero siempre evitando parecer demasiado informal.

Este puede ser uno de los momentos más complicados al escribir guías digitales. Por lo tanto, sigue estos pasos para ayudarte:

  • Establece un beneficio claro para tu lector. Incluir estadísticas interesantes puede ayudar.
  • Que suene profesional. En cualquier otra estrategia de marketing en otros canales, un tono humorístico puede tener su engagement. Sin embargo un withepaper es un documento algo más formal.
  • Crea unas expectativas reales. Si tu título es “10 consejos para crear buenos envíos de email marketing” procura que cada paso aporte ejemplos y detalles.

B.- Introducción

Desde este primer punto debes enganchar a tu audiencia, por lo que tendrás que poner en jurgo todos tus trucos para escribir mejor sobre la mesa.

  • Indica el problema que tu guía va a resolver. Para crear un mayor sentimiento de urgencia, también menciona las consecuencias de no tomar medidas.
  • Resume las áreas clave que tu guía cubrirá. Es decir, una visión general de lo que los lectores encontrarán.
  • Desgrana los beneficios que tiene la guía.

C.- Escribe cada subsección

Una vez hayas captado la atención del lector es vital que la mantengas. Por lo tanto, ni que decir tiene que cada sección debe cumplir con las promesas que se han hecho en la introducción.

Seguro que si has escrito piezas largas entiendes la importancia de aferrarse a un esquema. Con una investigación exhaustiva y con un esquema en mano, puedes hacer la redacción mucho más sencilla.

5.- Ediciones y correcciones

escribir guías digitales

El primer borrador siempre tiene fallos que se pasan por alto o erratas que se cuelan. Si no cuentas con herramientas como LanguageTool, por ejemplo, lo mejor es que acudas a otras personas para que lean el documento. Trabajar juntos te ayudará a pulir tu borrador.

Pero no solo te centres en la ortografía y la gramática. También debes asegurarte de que tu guía atiende a las siguientes cuestiones:

  • ¿El contenido responde a todas las preguntas que un lector podría tener?
  • ¿Todo lo que has aportado es preciso?
  • ¿La comprensión es complicada o sencilla?

6.- No olvides que el formato es importante

escribir guías digitales

Tómate tu tiempo para dar el formato ideal a tu guía. Necesitas que sea fácil de leer, con un aspecto profesional y, sobre todo, fácil de descargar y compartir. El diseño es importante en términos de aumento de descargas. Puedes apostar por un diseño a dos columnas o puedes ser más creativo e incluir tus tuits más destacados y relacionados con el tema, por ejemplo.

A partir de aquí solo tendrás que pensar en una campaña de marketing digital de apoyo al lanzamiento de tu guía y decidir dónde va a estar. ¿La incluirás en una landing page determinada? ¿O en el blog? ¿Quizás la compartas por email? A partir de aquí, deberás ajustar tu estrategia a tu público objetivo y a tus metas.

Recuerda. Para que escribir guías digitales sea un proceso optimo, el factor que siempre debes cuidar es el contenido.

¿Te gustaría profundizar más en el marketing de contenidos? Coobis es una plataforma de Content Marketing gracias a la cual las marcas pueden generar encontrar ayuda para generar el contenido necesario para sus guías. O también para dar a conocer la guía aprovechando las redes sociales de los influencers. ¿Te animas a crear y difundir tus mejores guías digitales?