Cómo escribir artículos SEO utilizando la psicología

La forma en que inserta un título de SEO o la forma en la que se escriben artículos SEO es importante si lo que quieres es obtener un posicionamiento más alto en Google. Cuando se trabaja la optimización de sitios web, hay mucho más de lo que se ve a simple vista.

Pero tu éxito empieza con la comprensión del buscador, su forma de encontrar respuestas y cómo sus opciones afectan en última instancia a tu sitio web. Escribir artículos SEO tiene mucho de psicología y persuasión.

No es ningún secreto que la psicología se aplica a muchos campos en el mundo del marketing. Desde el uso de los números hasta la teoría del color y el diseño. El comportamiento humano también es un factor muy importante en la forma en que los publicistas crean contenido. Y con el SEO ocurre lo mismo.

Tener una mejor comprensión de la ciencia detrás de la mente del buscador te permitirá escribir artículos SEO todavía mejores para tu sitio web o blog. Y a su vez, Google y todos los buscadores te recompensarán con un impulso de SEO.

Escribir artículos SEO en base a la psicología

Escribir artículos SEO¿Has estado buscando palabras clave que no te han llevado a ningún sitio? ¿Has escrito títulos con una muy pequeña tasa de interacción? Es hora de que empieces a darle al lenguaje SEO el valor que se merece.

Estas son algunas ideas que te ayudarán a utilizar la psicología para mejorar tu estrategia de SEO. Y aumentar tu ventaja frente a tus competidores. Recuerda que cada buscador tiene su propio algoritmo aunque los siguientes datos tienen como referencia el buscador de Google.

1.- La tipología de búsquedas

En realidad, mientras estás leyendo esto, Google está procesando más de 40 mil consultas. Al final del día, ascenderán a 3.5 mil millones. Todos los usuarios funcionan de la misma manera al llegar a los motores de búsqueda. Pero sin embargo, han entrado por diferentes motivos y con diferentes formas de procesar el pensamiento.

Por ejemplo, si alguien introduce la palabra “crear un sitio web“, puede estar buscando diferentes cuestiones. ¿Está buscando un tutorial sobre cómo hacer un sitio web? ¿O está buscando un servicio para construir su propio sitio web? Para entender mejor la intención de un buscador, los teóricos de SEO han trazado los tipos más comunes de búsquedas. Las variables pueden ser infinitas.

Tres categorías principales: transaccional, informativo, de navegación

  1. Navegación: Estas consultas de búsqueda se escriben con la intención de encontrar un negocio y generalmente se atribuyen a usuarios que ya están familiarizados con ese negocio o marca. Esta consulta de búsqueda generalmente se realiza cuando alguien escribe el nombre de tu empresa, por ejemplo, “Coobis” (o una variación mal escrita de su nombre) en la barra de búsqueda.
  2. Consultas informativas: Estas búsquedas generalmente provienen de personas que quieren obtener más información sobre un tema, pero no saben cuál es el sitio web al que puede recurrir. A menudo empiezan con “cómo …” o “qué es …“, como por ejemplo: “¿cómo escribir artículos SEO? ¿Cuál es la mejor forma de diseñar una estrategia con influencers?
  3. Consultas transaccionales: Estas son búsquedas orientadas a la acción que tienen el deber de llevar clientes potenciales a tu negocio. Las búsquedas están compuestas por personas que buscan lo que hace tu negocio, pero es posible que no sepan que eres a quien deben dirigirse. Por ejemplo, alguien que busca “plataformas de content marketing” o “herramientas de análisis de datos“.

Definir los grupos adecuados para tu audiencia de búsqueda puede ayudarte a la hora de escribir artículos SEO. Podrás orientar el contenido hacia un grupo de usuarios o hacia otro según lo que quieras conseguir.

2.- Una palabra clave puede tener múltiples significados

significados de las palabras claveEl significado de una palabra está en el ojo del buscador. Esto es cierto especialmente para palabras clave o consultas. Vas al buscador de Google y escribes el término “sitio web” en el cuadro de búsqueda. Llegas a una página llena de resultados y examinas los fragmentos que aparecen pero insatisfecho con las respuestas, realizas otra búsqueda.

Ahora, en lugar de usar un término diferente lo haces más específico y escribes: “crear un sitio web“. Este es un caso clásico de RSS o “síndrome de búsqueda repetida” y se ve principalmente cuando se realiza una búsqueda que tiene un significado demasiado amplio.

En general, si buscas un término no específico, obtendrás una combinación de resultados (definiciones, tutoriales, videos, etc.) Es demasiado difícil distinguir si se trata de una consulta para buscar información o para realizar algo.

Por eso, ten en cuenta que para escribir artículos SEO cuanto más específicas sean las palabras clave, más clara será la intención del buscador. Una mejor comprensión de la intención te permitirá crear contenido que satisfaga la consulta del usuario de la mejor manera posible. Esta es otra gran razón para usar palabras clave long tail. Frases de al menos cuatro o cinco palabras.

Por ejemplo, ” cómo construir un sitio web ” o ” ejemplos de diseño web creativo “. Esto te permitirá publicar una amplia gama de contenido y te ayudará a personalizar tu contenido para algunos usuarios.

3.- Una pregunta puede tener varias respuestas

Gracias a RankBrain, el motor de búsqueda Google cada vez es más capaz de comprender más exactamente qué es lo que estás buscando y qué tipo de resultados quieres ver. Así es como funciona: si varios usuarios hacen clic en el séptimo resultado de los resultados de búsqueda en lugar del primero, el mecanismo comprende que este resultado es mejor y lo moverá hacia la parte superior.

De esta manera se le da importancia al usuario en vez de a la marca. Si un usuario o varios usuarios visitan muchas veces una página el buscador la considera relevante. Y mejora sus posiciones en el ranking de buscadores.

También puede comprender el tipo de contenido que los usuarios quieren ver. Por ejemplo, si los usuarios hacen clic en más resultados de video en lugar de artículos de noticias, comenzará a priorizar este tipo de páginas. Google constantemente da consejos sutiles sobre el comportamiento del buscador. Todo lo que necesitas hacer es saber cómo descifrar las pistas.

Lo primero que debes hacer al escribir artículos SEO es intentar competir por una palabra clave y analizar el SERP. Esto te dará una muy buena idea de lo que Google cree que es la intención del buscador. Otra excelente manera de obtener una mejor perspectiva de tus palabras clave es verificar las búsquedas relacionadas y los resultados de sugerencia automática.

Esta es la forma subconsciente de Google de mostrarte qué otras consultas se están escribiendo, relacionadas con tus palabras clave, que posiblemente se buscaron en la misma sesión. Comprueba para ver esos resultados y lo que te muestran.

Puede ser que los resultados aquí estén desactualizados o no proporcionen un gran contenido. Lo que puede significar menos competencia para esas palabras clave específicas y más oportunidades para que puedas proporcionar ese contenido.

4.- El texto puede ser escrito de muchas maneras

el textoEl SEO trata de usar las palabras clave adecuadas para captar la atención de un motor de búsqueda y aparecer como resultado de una búsqueda relevante.

Sin embargo, a pesar de lo que pueda obtener el SEO mecánico, es crucial que crees contenido para una audiencia humana y no para los motores de búsqueda. Esto puede parecer obvio, pero la forma en que se escribe afecta en la forma en que las personas perciben tu producto y tu marca.

No escribas palabras clave superpuestas. De hecho, el motor de búsqueda Google por ejemplo, utiliza un método avanzado llamado LSI (Latent Semantic Indexing) que puede determinar la relación entre términos y conceptos en el contenido.

Gracias a este mecanismo, no necesitas escribir artículos SEO basados en las palabras clave. Usa sinónimos y términos para hacer que tu contenido suene lo más natural y legible posible.

5.- El SEO puede implicar innumerables prácticas

pagina webEl SEO es una práctica multifacética. No se trata solo de la calidad de tu contenido o de la forma en que introduces tus metadatos. También se trata de la experiencia psicológica general que tu sitio web proporciona a tus visitantes. ¿Tu página de inicio es clara, fácil de usar y fácilmente navegable? ¿Has elegido la paleta de colores adecuada para tu sitio web? ¿Puede compartirse tu contenido? Todos estos factores indirectos pueden afectar a tu SEO.

Al verificar métricas como el tiempo que los usuarios pasan en la página, el porcentaje de rebote y las visitas a la página, podrás comprender mejor si las personas están teniendo una experiencia positiva en tu sitio.

Además, no tienes que olvidar la parte humana de tu sitio web. Tener una comunidad activa y estar presente en las redes sociales te permitirá obtener más confianza a los ojos de tu audiencia.

Las personas tienden a creer en otras personas, no en el anunciante. La tasa de conversión de un sitio web que incluye testimonios es generalmente más alta que la de aquellos que no lo hacen. Es por eso que agregar comentarios y testimonios a tu sitio es un truco cognitivo clásico que nunca defrauda.

Utiliza nuestra plataforma de content marketing de Coobis y podrás aumentar tus ingresos gracias a todas las marcas con las que trabajamos. Nuestras marcas tienen sitios web perfectamente optimizados.