¿Es posible escribir posts de calidad y rápidos para tu blog?

Content Marketing

¿Se pueden escribir posts de calidad y rápidos para tu blog? El secreto está en tener muy claro lo que vas a escribir. Las buenas ideas pueden surgir en el momento más inesperado. Y unas buenas dosis de creatividad e inspiración siempre son buenos ingredientes.

Aunque este binomio marca la diferencia a la hora de escribir cualquier post, lo cierto es que hace falta una metodología para ser un escritor eficiente. Y no solo por ser eficiente en la rapidez. De poco te servirá escribir un artículo en 20 minutos si el resultado no es un contenido útil ni interesante.

Porque no debes engañarte, escribir posts de calidad no es fácil. No hay una fórmula mágica que te permita escribir los mejores contenidos en un parpadeo. Escribir posts de calidad es siempre un proceso que tiene diferentes fases: investigación, redacción y revisión. Y para hacerlo bien hay que dedicarle tiempo.

Sin embargo, si hay una serie de consejos que pueden serte útiles para agilizar el proceso creativo y reducir considerablemente el tiempo que tardas en escribir un post.

Cómo escribir posts de calidad para tu blog

cómo escribir posts de calidad

Cuando tienes un blog debes mantener cierta frecuencia de publicación para retener a los lectores que te siguen. Esto a veces puede provocar que algunos se precipiten a la hora de publicar y sus posts no sean todo lo buenos que podría ser.

Además, en ocasiones el tiempo corre en tu contra. Necesitas crear contenidos de calidad en un tiempo relativamente reducido. Sin embargo, hay un paso importante antes de lanzarte a abordar cualquier tipo de post. Y muchas veces la falta de tiempo hace que este paso indispensable sea omitido.

Se trata de pensar. Puede parecer que es un tiempo invertido y desaprovechado porque no se materializa instantáneamente mientras está ocurriendo. Pero, de hecho, es precisamente lo que aumentará tu agilidad a la hora de escribir cualquier post de cualquier temática.

La falta de inspiración suele ser uno de los grandes problemas

adquirir ideas de otros nichos

Por otro lado, en ocasiones hay que enfrentarse al síndrome de la hoja en blanco o burnout. Te cuesta encontrar temas sobre los que escribir y tienes falta de motivación. Cualquier proceso creativo puede quedarte un poco cuesta arriba y hacer que te quedes atascado en un determinado momento. Pero esto es completamente normal cuando llevas mucho tiempo escribiendo en un blog.

La buena noticia es que hay varias formas de recuperar la inspiración perdida y retomar las riendas de tu blog. Así, podrás romper el círculo vicioso de frustración, volver a fluir con energías renovadas y escribir posts de calidad para tu blog. Algunas cosas que puedes probar son:

  • Tener una buena rutina de escritura para tu blog. Te ayudará a mantenerlo separado de otros aspectos de tu vida y evitará que sientas que te consume.
  • Buscar inspiración en blogs de nichos distintos al tuyo. Aunque se trate de temáticas distintas y hacia otro público objetivo siempre pueden extraerse buenas ideas del trabajo de los demás
  • Dedica un tiempo diariamente a aprender cosas nuevas. Con 5 o 10 minutos diarios para leer artículos de tu interés, o escuchar podcasts motivacionales, podrás mantener tu mente más ágil.
  • Descansa y desconecta de tu blog con frecuencia para que no se convierta en obsesión. Quedar con amigos o familiares que sean ajenos a tu blog te ayuda a liberar estrés y renovarte.

Cuando venga la inspiración, apúntalo todo

¿No te pasa que a veces te vienen las mejores ideas cuando estás haciendo cualquier otra actividad? En el supermercado; paseando a tu perro; repostando en una gasolinera… Y qué rabia da cuando olvidas algo fantástico que se te había ocurrido.  Y lo peor es que recuerdas haber tenido una idea, pero no cuál.

Si quieres evitar esto, procura atrapar esas ideas en papel lo antes posible. Llevar una libreta pequeña para ideas es uno de los mejores ejercicios que puedes hacer cuando te dedicas a escribir en un blog. O incluso, graba con tu teléfono móvil antes de que desaparezca de tu mente. De esta manera, te será mucho más sencillo establecer el tema para tu artículo.

La primera fase para escribir un post es la investigación

investigar antes de escribir

Una vez tengas claro sobre qué quieres escribir y qué enfoque vas a darle al contenido, es momento de abordar la primera fase de la escritura de tus posts. Todo proceso creativo conlleva una etapa de investigación.

Independientemente del nivel de conocimiento que tengas sobre el tema, buscar información sobre el mismo nunca está de más. De hecho, siempre cabe la posibilidad de aprender algo nuevo.

1.- Recopilar información sobre el tema

Leer otros blogs de calidad sobre el contenido que quieres desarrollar siempre va a resultar un acierto. Puede ayudarte a organizar mejor tus ideas, o a darle un enfoque diferente y original a tu contenido.

Sin embargo, esta etapa puede traer consigo un determinado peligro: la infoxicación. Sobre todo, cuando se trata de temas en los que quizá no tienes un conocimiento muy profundo. Es decir, comienzas a leer y a leer información, y cada vez buscas más y más, y al final no sabes ni qué hacer con ella.

Saber descartar información y extraer lo esencial es muy importante para ganar agilidad a la hora de escribir posts de calidad y rápido. Lo más recomendable es que consultes siempre 2 o 3 fuentes de información con autoridad y procures no naufragar en un mar de información.

2.- ¿Curación de contenidos?

Eso sí, si hay un pecado en la redacción de contenidos ese es el plagio. Procura no copiar nunca el trabajo de otros. De hecho, es algo que no te beneficiará en absoluto y que, de hecho, puede provocar un deterioro importante en tu imagen de marca.

Si necesitas reproducir una parte del contenido de otros cita siempre las fuentes. De hecho, esto hará más por tu estrategia de marketing de contenidos, ya que puedes recibir reconocimiento y aumentar tu autoridad si otros también te citan a ti en respuesta.

Lo que sí es habitual y recomendable hacer para escribir posts de calidad en poco tiempo es lo que se denomina «cura de contenidos». Y esto no tiene nada que ver con copiar. La cura de contenidos se basa en leer información, entenderla y, después, explicarla a tu manera haciéndola original y personal.

Segunda fase: la redacción del contenido

escribir posts de calidad: los títulos

Si ya tienes la idea bien formada y el texto estructurado, es momento de abordar la redacción del post. Si quieres ser más eficiente y estar al 100% concentrado en la tarea, procura elegir un ambiente idóneo para ello. Un lugar sin distracciones ni ruidos y en una postura cómoda es esencial para escribir posts de calidad en poco tiempo.

1.- Crear un guión para darle estructura

Algo que se puede hacer de forma paralela a la investigación es crear un guión para darle estructura al texto. Esto es lo que dará coherencia al texto. De lo contrario puedes escribir algo caótico y sin sentido.

Coloca las diferentes secciones, los encabezados y añade también todas las pequeñas ideas que se te vayan ocurriendo para cuando empieces a escribir. Una vez preparado, podrás asegurarte de no irte por las ramas o ser incongruente.

2.- Escribe todo lo aprendido con tus propias palabras

Si ya tienes tu post estructurado y las ideas claras, es momento de empezar a escribir. Cuenta todo lo que has aprendido en tu fase de investigación con tus propias palabras y valiéndote de las ideas que has apuntado previamente.

Verás que todo se hace mucho más rápido y fluido. Si en un momento dado sufres un atasco, procura seguir escribiendo aunque sientas que ese párrafo o frase no está bien. Luego tendrás tiempo de revisar, borrar y sobrescribir las líneas.

3.- Redacta una conclusión que cierre el tema

No olvides cerrar el texto con una buena conclusión, que también debe haber sido expuesta en los primeros párrafos del artículo. Es una forma de cerrar el ciclo y darle una mayor coherencia a todo lo escrito.

Por último, hay que realizar la revisión de contenido

escribir posts de calidad: revisión de contenidos

Ya tienes el cuerpo del contenido redactado y es hora de hacer un último repaso. Lo más recomendable es dejar pasar algo de tiempo antes de ponerte a corregir. Le das tiempo a las ideas para asentarse y despejas la mente. De esta manera, será más fácil que detectes fallos o problemas de redacción en el texto que en «caliente» pasarías por alto.

1.- Cuidado con la ortografía

Durante la revisión, vuelve a dar un buen repaso a la ortografía. Escribir bien es imprescindible si quieres que tus seguidores te tomen en serio. La mala ortografía puede hacer que pierdas credibilidad y que muchos de tus lectores dejen de seguirte.

2.- Dar formato al texto

Dale los últimos retoques a tu texto otorgándole formato para agilizar la lectura. Muchos usuarios entran en un post buscando información concreta. Por ello, antes de leerlo muchos escanean el contenido.

Colocar negritas resaltando lo más importante ayuda a captar la atención de los usuarios y demostrarles que la información que les ofreces es de calidad.

Llevar una metodología a la hora de escribir posts de calidad te permite optimizar al máximo tu tiempo. En muchas ocasiones, una mayor lentitud se debe a la falta de inspiración o de organización. Dos cosas facilmente solucionables si desarrollas tu propio método de escritura.

Además, si necesitas una ayuda extra siempre puedes contar con una Plataforma de Branded Content & Influencer Marketing como Coobis. Puedes conseguir aumentar tus ingresos publicando contenido patrocinado de calidad en tu web y tus redes sociales.