15 pasos para convertirte en marca de culto

El proceso para convertirte en marca de culto es complicado. De hecho no depende únicamente de ti, sino también de la reputación que vas consiguiendo, de tu audiencia y del engagement que generes. Y aunque eso pueda controlarlo uno mismo en la mayoría de los casos, no puedes olvidar que al fin y al cabo es la audiencia la que decide quién cala en ella, y quién no.

“Sé original, accesible e invita a las personas a viajar contigo”. Estos son algunos de los consejos más repetidos de marcas que han alcanzado ese estatus de culto. Por lo que queda claro algo, convertirte en marca de culto no es algo que se pueda forzar. Debe ser orgánico y natural, como el posicionamiento SEO.

Pero aún hay más. ¿Hay algo más que tengan en común esas marcas?

La respuesta es sí. Son originales, no tienen miedo de realizar acciones diferentes, innovadoras. Siempre arriesgan y sorprenden.

¿Dirías que tu marca es así de arriesgada? ¿O quizás es más rutinaria?

¿Cómo convertirte en marca de culto?

Una marca de culto no tiene clientes, tiene defensores. Los productos y servicios de una marca de culto no tienen valor por lo que son o por lo que pueden hacer por el cliente. Son importantes por el simple hecho de pertenecer a la marca.

Estudia la parte más emocional

1.- Detecta expresiones culturales

Si no conoces a tu audiencia no tienes por dónde empezar. No basta con tener conocimiento acerca de sus gustos y su historial de compras. Necesitas ir más allá, profundizar más.

Lo más recomendable es entender sus antecedentes culturales. Pero no a nivel intelectual, sino a nivel antropológico.

Un usuario actúa de diferente manera a la hora de comprar cuando está solo o está con alguien. De hecho dependiendo de quién sea esa compañía (un amigo, su pareja o su madre) el comportamiento también se verá afectado.

Tu trabajo está en estudiar ese comportamiento, solo así podrás reconocer cuál es la esencia de tu cliente potencial. Qué es lo que le lleva a comprar.

Una de las rutas que mejores resultados te proporcionará a la hora de “traducir” las emociones de un consumidor es interpretar diferentes factores. Por ejemplo:

  • ¿Cómo viste? En lugar de pensar qué viste.
  • ¿Qué objetos mantiene cerca del cuerpo?
  • ¿Cómo habla? En lugar de fijarte en lo que dice. Observa la forma.

2.- Reconoce sentimientos

Convertirte en una marca de culto pasa por estudiar y analizar todo tipo de situaciones intangibles. No se trata tanto de hacer un balance del número de ventas generadas, para saber qué producto gusta más. Este objetivo se centra más en reconocer los momentos de alegría, sorpresa o placer de un cliente tras una compra.

De hecho son esas sensaciones las que hablan de tu marca y las que necesitas conocer para conseguir embajadores en un futuro.

[Banner-soporte]

3.- Analiza el perfil de la audiencia que más te visita

Olvida quién te compra más. Para convertirte en marca de culto necesitas observar detalladamente quién visita más tu sitio web.

Una marca normal respondería a esta pregunta con números, mientras que una marca de culto responde con emociones.

Verás, mientras las respuestas sobre cuántos productos se venden o en qué momentos del día se generan más ventas ayuda a la planificación operativa de un negocio, entender por qué un usuario está comprando un producto y no otro te proporcionará el conocimiento suficiente para convertirte en marca de culto. Sobre todo porque sabrás dónde hacer mayor hincapié.

Por eso es tan importante que cuando investigues tu mercado y crees tu buyer persona, también estudies su comportamiento más emocional.

4.- Monitorea emociones

Par convertirte en marca de culto necesitas contarle al cliente la historia de tu vida antes de que llegue a tu tienda. Por eso en las tiendas físicas se cuidan mucho los escaparates, que son quienes realmente generan las emociones que se quieren transmitir.

En el formato online deberás conseguir la misma sensación. De hecho, aspectos como el diseño, la elección de los colores o el uso de ilustraciones son algunos de los elementos que funcionan como combustible para potenciar tu marca.

5.- Tu marca debe reflejar un estilo de vida

Esta quinta fase para convertirte en marca de culto es un resumen de los anteriores. Aunque busca transmitir una idea muy clara. Tu marca es un estilo de vida, una emoción, un sentimiento. No una tienda que solo quiere vender.

Por lo tanto, reflexiona sobre lo siguiente: El estilo de vida de tus clientes debe verse reflejado en la creación de contenidos. Si no se ven reflejados en ti difícilmente se convertirán en defensores de tu marca.

Interioriza el estilo de vida de esos visitantes tan comunes en tu logo, tu imagen corporativa, tu forma de comunicarte, en la generación de contenidos visuales, etc.

Pon en práctica todos estos datos

6.- Comparte tu historia

Cada marca tiene una historia detrás. Y es en ese trasfondo donde nacen las marcas de culto. De hecho todas comparten un mismo hilo conductor, ya que sus historias tienen momentos cautivadores, intrigantes o plasman momentos de superación que inspiran a la audiencia.

Oprah Winfrey es un gran ejemplo de cómo esa historia ha conseguido que ella misma se convierta en su propia marca. Nacida de la hija de un minero de carbón, Oprah fue una empleada que superó los prejuicios, las luchas y las dificultades para convertirse en un magnate de los medios.

Por eso mismo su marca transmite que cualquier persona, sin importar de dónde venga, puede superarse.

A lo largo de su carrera, Oprah ha compartido innumerables historias sobre las dificultades que ha ido enfrentando a lo largo de su vida. Así que no temas compartir la historia de tu marca. Es una buena base sobre la cual convertirte en una marca de culto.

7.- Déjate dirigir por la pasión

convertirte en marca de cultoCualquiera puede contar una historia, pero una buena historia por sí sola no es suficiente para crear una marca de culto. Detrás de una marca de culto están tanto el propósito (los objetivos) como la pasión.

El propósito es el que te guía, el que marca el por qué de tus acciones. Mientras que la pasión determina la forma de hacer las cosas.

Apple es un gran ejemplo de cómo convertirte en marca de culto mediante el propósito y la pasión de una historia. Originalmente, la compañía diseñó ordenadores para determinadas personas, no estaban al alcance de cualquiera. Ese propósito fue transformándose por la pasión por los diseños elegantes y la facilidad de uso, que es lo que hizo que la marca ganara millones de fans.

8.- Comparte beneficios extraordinarios

convertirte en marca de cultoPara convertirte en una marca de culto con un gran número de defensores de marca debes proporcionar beneficios que se salgan de lo habitual. No simples descuentos o guías gratuitas.

El término extraordinario va más allá. Es un perfume que no solo huele bien, sino que también te transporta a una alfombra roja. O a tu niñez. Aprovecha las emociones que ya sabes que genera tu marca para plasmarlas d una manera más profunda y personal y cumple con la promesa de la marca de manera que sorprendas gratamente a tus clientes.

[Banner-soporte]

Por ejemplo, el Mazda Miata no es únicamente un coche. Hay quienes se casan con él. De hecho, un sacerdote realiza ceremonias para los fanáticos de la marca. ¿Sabes por qué?

El Miata no solo cumple con la promesa de marca de ser un buen deportivo. Sino que consigue que los clientes se sientan jóvenes y poderosos. Ofrece, por lo tanto, beneficios extraordinarios, más allá de los que un coche cualquiera puede proporcionar.

Independientemente de que sean tangibles o emocionales, los beneficios que destaques serán los que diferenciarán a tu marca de todas las demás.

9.- Sé inspirador

Para convertirte en marca de culto necesitas inspirar a alguien. Es decir, conseguir que tus seguidores sientan ese sentimiento de pertenencia que los lleve a encandilar a otras personas. Como ocurre con los fans de Star Wars o con los fans de un equipo de fútbol.

Siguiendo con uno de los ejemplos anteriores, los mensajes de Oprah inspiran a las personas a cambiar. A superarse. Por su parte, las marcas de culto como Ikea también transmiten lo fácil que es la vida. ¿Cómo puedes inspirar tú a tus seguidores?

10.- Demuestra que eres una marca consistente

En un mundo donde todo parece cambiar de la noche a la mañana, los negocios que pueden ofrecer experiencias sólidas y consistentes son los que se convierten en marcas de culto.

Por ejemplo, echa un vistazo a Harley-Davidson. Las motos tienen un atractivo masivo. De hecho existen concentraciones multitudinarias solo para exponer las personalizaciones de cada moto.

Los consumidores quieren comprar el poder, la libertad y la fuerza que la marca denota. El diseño consistente, el atractivo de la artesanía y el poder simbólico de la marca crean un público fiel, a diferencia de cualquier otra marca de motos.

Todas las marcas ofrecen consistencia, pero hacerlo con tal solidez que inspire a tantas personas para que viajen únicamente para participar en eventos organizados es lo que consigue una marca de culto.

11.- Los rituales fidelizan

convertirte en marca de cultoLos rituales nos generan confianza. Hacen que nos sintamos en casa. ¿Se te ocurre alguna marca que haya logrado llegar hasta ese punto de conexión?

Convertirte en marca de culto pasa por transmitir ideas, formas de actuar, consejos y trucos.

12.-Comunidad

El sentimiento de pertenecer a un grupo genera lealtad, que como consecuencia también da lugar a recomendaciones hacia otros. Es decir, cuanto más cuides a tu comunidad y más trabajes para ofrecerle lo que realmente necesita, más fiel será.

13.- Crea piezas publicitarias con encanto

Lego, además de ser una marca con historia, ha conseguido diferenciarse por las obras de arte que crea como spots. En ellos demuestra que sus productos no solo retan a los más pequeños, sino que también son un verdadero desafío para los padres.

14.- No te olvides siempre de escuchar

Siguiendo con el ejemplo de Lego, deberías saber que no siempre ha sido una marca de culto.

De hecho, su servicio de atención al cliente se ha convertido en viral en más de una ocasión por las respuestas que da a los consumidores. ¿Recuerdas cuando un niño perdió una pieza y la marca le volvió a regalar una idéntica?

Al escuchar se cuidan los pequeños detalles.

15.- ¿Cómo escucha una marca de culto?

Las redes sociales son clave en todo este proceso. Aprovecha el potencial de cada canal, observa dónde se mueve tu audiencia, identifica gustos, comportamientos, necesidades… Escucha todo lo que tengan que decirte, nadie mejor que tus defensores de marca te dirá qué cambiar de manera totalmente constructiva.

Y por supuesto sé activo.

En este sentido, Coobis es una plataforma de marketing de contenidos que conecta distintas marcas con diferentes medios. O, también, en este caso, con influencers.

Los influencers de Coobis tienen mucho éxito entre las marcas. Con esta herramienta podrás llevar a cabo diferentes colaboraciones y calar en un público más amplio. ¿Empezamos?