Cómo usar Contenido que no es tuyo en tu campaña de Content #Marketing y no liarla parda haciendo algo ilegal

COOBIS-CONTENIDO-QUE-NO-ES-TUYO

Imagen: candelaestereo.com

La mayoría de Marcas en internet se inspiran en otros blogs para crear contenido, esto es algo normal. Lo que no es tan normal y no está bien visto es que se copie contenido de otros blogs o de otras webs para publicar en el tuyo propio.

Lo que casi todo el mundo sabe es que copiar contenido es penalizable por Google y además es ilegal, porque el contenido creado por el autor real del mismo está protegido por los derechos de autor. Así que mejor tener en cuenta una serie de premisas antes de copiar contenido que no es tuyo.

 

Hazlo 100% legal

Cualquier imagen o texto original está protegido por copyright. Esto quiere decir que si echas una foto con tu cámara o con tu móvil, automáticamente tienes los derechos sobre esa imagen. Por supuesto, si te pones a escribir un documento Word y lo guardas en tu ordenador, inmediatamente tienes los derechos sobre ese contenido.

 

Ocurre algo similar con las marcas, pero teniendo en cuenta a los empleados. Cualquier contenido que cree un empleado de una marca, no pertenece al empleado, pertenece a la marca.

 

¿Qué hago si quiero usar contenido de otros?

Si quieres usar una imagen o parte de un artículo de un blog de otra persona, lo mejor que puedes hacer es pedir permiso por escrito, así te evitarás problemas. Pero, si quieres usar un vídeo de Youtube, puedes incrustarlo en tu web o blog, ya que la persona que hizo ese vídeo aceptó los términos de uso de Youtube. Cualquier vídeo que haya en Youtube puedes incrustarlo en tu blog o web.

 

¡Ojo! Incrustar un vídeo no queire decir descargarlo, volverlo a subir a tu canal y entonces incrustarlo desde tu canal, ¡eso no se puede hacer! Nos referimos a incrustar directamente un contenido de otro canal en un post o artículo propio. Por ejemplo, cualquier persona podría incrustar esta vídeo entrevista que le hicimos a Javier Megías:

 

¿Y puedo opinar sobre un contenido?

Por supuesto. Desde tu blog o página web puedes enlazar cualquier tipo de contenido que haya en otros blogs para opinar sobre el. Si por ejemplo ves un contenido muy bueno de alguien y te apetece hacer un post, puedes hacerlo, nombrarlo y poner un enlace a su post. Eso sí, no se te ocurra copiar y pegar el artículo completo, porque entonces puedes tener problemas. Mejor citar la fuente y dar tu opinión que copiar y pegar sin más.

 

¿Y qué pasa con las películas?

Los famosos “memes” son legales. Tu puedes coger una pieza de contenido de una película, una imagen y darle “tu toque” con algo gracioso y subirlo a tu blog. Algo así por ejemplo:

COOBIS-MATRIX-CONTENT-MARKETING

 

La pregunta del millón

Seguro que te estás preguntando, si todo esto es tan fácil, si puedo hacer todo esto, ¿cuando puedo tener problemas?

La pregunta a responder sería otra:

¿vas a coger el contenido que ha creado el autor para tratar de restar valor a ese contenido de alguna manera que pueda perjudicar al autor?

Si tu respuesta es no, puedes usar el contenido sin problemas.

 

Consigue un SI rápido

Evidentemente, conseguir una autorización por escrito para usar un contenido de otro puede ser algo pesado, así que te puede servir un simple email, un tweet o un mensaje por linkedin o facebook.

 

Este tipo de cosas suelen pasar por ejemplo, cuando una noticia ocurre en un punto determinado, una o varias personas suben fotos o vídeos a redes sociales y los periodistas necesitan material para cubrir la noticia antes de llegar ellos mismos al sitio. En esos casos, Twitter suele funcionar muy bien para “pedir permiso rápido”.

 

Si no preguntas, incluye referencias y enlaces

A veces, es mejor pedir perdón que pedir permiso. Así que si optas por esta opción, ten claro que al menos deberás poner un link y referenciar al creador o creadores de ese contenido.

 

Ten siempre en cuenta que poner un enlace hacia un contenido de otro es muy importante para el SEO (Posicionamiento en Google) del blog del creador original del contenido. Así que, en principio, no debe sentarle mal que lo enlaces y que lo cites como fuente original, sino todo lo contrario, le estás ayudando a mejorar su posición en Google. Y si además tu contenido tiene que ver con el suyo, más aún. Le estás diciendo a Google “oye! este contenido es bueno para esta temática y por eso lo estoy enlazando!”

 

Está claro que siempre hay excepciones, y habrá gente a la que le pueda sentar mal que la enlaces o incluso que te pida que le quites el link. Esto suele pasar con blogs que van buscando links con alta autoridad y si el tuyo no lo es, puede que te pidan que lo retires. Y claro, en este caso, deberías hacerlo.

 

Algunas recomendaciones

Recomendación básica será que encuentres la fuente original. Si quieres usar contenido que no es tuyo deberás primero identificar quién ha sido el creador original. Y por supuesto deberás poner un enlace a su página web cuando decidas hablar sobre su contenido.

 

Si lo que vas a usar es un contenido social, por ejemplo, una imagen de Twitter o Facebook, lo mejor que puedes hacer es usar el código que te proporciona la propia plataforma para insertar esa pieza de contenido donde tú quieras. Ojo, si capturas la pantalla y subes esa imagen a tu blog o página web estarás haciendo una práctica ilegal.

 

Para finalizar te vamos a dar algunos consejos que puedes aplicar desde el día uno:

– Utiliza imágenes sin derechos de autor. Para ello podrás acudir a los bancos de imágenes gratuitos o incluso a portales como Flickr.

– Utiliza contenido con la licencia Creative Commons.

– Si alguna vez usas contenido de otro sitio y el autor original te pide quitarlo, hazlo de inmediato.

– Si creas contenido original y quieres estar protegido puedes usar herramientas de chequeo de plagio online como Copyscape.

 

En definitiva cuando hablamos de contenido lo mejor que puedes hacer es crear contenido original y establecer una estrategia de Content Marketing para difundirla. Cómo sabes en Coobis podemos ayudarte con ambas tareas.