¿Cómo hacer storytelling y atraer a tus clientes?

Storytelling

El storytelling es una de las maneras más poderosas de fortalecer una marca, y de darle una identidad a los productos y/o servicios a través de interesantes historias. De esta manera, se logra que los clientes creen un vínculo sólido con la empresa.

Esta estrategia de marketing ayuda a incrementar las ventas y captar la atención de más clientes. Cada vez que cuentas una historia sobre los retos y obstáculos a los que se suele someter una persona, generas empatía.

No se trata de inventar una historia, sino de contar cómo nació tu empresa, por qué elegiste esos productos y/o servicios y los retos que afrontaste. Si quieres atacar la parte emocional de tus clientes, pon en práctica los siguientes consejos:

1.- Define tu target

Por más buena que sea tu historia, no significa que vaya a gustarles a todos. Por este motivo, es importante que definas a qué tipo de público quieres llegar en base a lo que les gusta, los motiva, sus oficios o profesiones, edades, etc.

De esta manera, podrás contar la historia correcta para el público correcto.

2.- Define las emociones que quieres generar

El tipo de historia que quieras contar debe estar basada en el tipo de resultado que quieras conseguir. ¿Quieres posicionar tu marca? ¿Acaso quieres educar? ¿Quieres incrementar las ventas? O, ¿quieres fidelizar tus clientes?

Una vez que definas el enfoque que quieras darle a la historia, identifica cuáles son las emociones que quieres generar.

3.- Usa un lenguaje simple

Hay veces que las personas creen que usar un lenguaje muy sofisticado y rebuscado les dará una mejor imagen. Sin embargo, esto termina interfiriendo en que el mensaje que quieran dar, se transmita incorrectamente.

Usa un vocabulario simple, de manera que el lector pueda captar rápidamente lo que quieres decir. Usa metáforas, esto le gusta a la gente.

4.- Inventa personajes que se conecten con el público

No existe historia sin buenos personajes. Así que pon esa mente a trabajar y comienza a idear personajes que puedan generar ese sentimiento de empatía por parte de los clientes. Aquí van algunos ejemplos:

  • El héroe es la conexión con el producto.
  • La princesa es el cliente.
  • El malo son los problemas.
  • El sabio es el producto
  • El desafío es la solución que da el producto.

5.- Haz uso del humor

A todo el mundo le hace falta reír un poco, entonces, ¿por qué no incluir un poco de humor en las historias? Esto hará que sean mucho más divertidas de leer, no obstante debes usarlo de manera dosificada o el mensaje que quieras dar, se distorsionará.  

6.- Busca que tu público se sienta identificado

Crea historias en escenarios de la vida cotidiana que hagan pensar al lector “esto es lo que siempre me pasa”, así podrás lograr una verdadera conexión. Compleméntalas con material audiovisual sencillo y con gente real, ya que cuando se usan modelos, la gente suele decir, “pero así no somos en la vida real”.

Mientras más parecidas sean las historias a la vida real, mayor será el impacto.

7.- Permite a tus lectores usar la imaginación

¿No te ha pasado que ves una película y cuando llega el final no sabes en concreto qué fue lo que pasó? Esta sensación de suspenso te obliga a imaginar y crear los posibles desenlaces. Esta acción suele causar mucha más emoción que cuando sabemos cómo termina todo.

8.- No dejes de lado el nombre de tu marca

Aunque te hayas inventado la mejor historia de todas, no debes olvidar hacer mención de tu marca en las fases en que el público está más atento, o al final no podrán hacer conexión entre la historia y tu marca.

La idea es que después de aplicar el storytelling, las personas quieras salir corriendo a comprar tu producto y/o servicio.  Recuerda que el storytelling se puede hacer a través de videos, audios, imágenes y textos.

El storytelling o cómo una buena historia invita al público a comprar

Una buena historia es creativa, es auténtica, establece una conexión tanto personal como emocional, y estimula a la acción. Además invita al público a la acción, a pensar diferente y a gastar dinero. ¿Quién no ha comprado algún producto después de ver una publicidad en la TV?

¡Crea buenas historias y prepárate para incrementar tus ventas!

Tags: Storytelling