¿Cómo evitar los enlaces tóxicos?

Cuando una empresa u organización crean una estrategia de link building, deben pensar en todo. Esto significa, que puedes estar creando enlaces buenos y de calidad o enlaces malos. ¿Cómo evitar enlaces tóxicos?

¿Has oído hablar del concepto de black hat? Se trata de un concepto que si no te suena, debería de empezar a serlo. Los profesionales del marketing que se dedican al posicionamiento web, lo conocen, y son conscientes de su importancia.

Esta cuestión de los enlaces, no es ni mucho menos una tontería. Has podido trabajar durante mucho tiempo en el SEO en balde. En la web, pueden ocurrir muchas cosas, de las cuales puede ser consciente o no serlo. Ante esta situación, debes pensar sobre los tipos de enlaces que puede contener tu web: internos y externos.

En primera instancia se encuentran los enlaces externos, que se encuentran en tu propia web. A este perfil se le denomina backlink profile, y a diferencia de los internos, tienen su propia tipología, procedencia,volumen, etc.

Enlaces do-follow y no-follow

evitar enlaces tóxicos

Estos enlaces internos y externos, pueden ser a su vez do-follow y no-follow. Mediante estos enlaces se mide la autoridad y relevancia que pueda tener una web. Por defecto, son los enlaces do-follow los comunes. Si quieres convertirlos en no-follow, es posible.

Los enlaces no-follow, te permitirán disminuir el spam y mejorarás la calidad de los enlaces utilizados. En resumen, conseguirás que Google se interese por tus links y les dé puntos.

Analizar tus enlaces es fundamental para evitar enlaces tóxicos. Tu estrategia de link building puede estar formada con links de calidad o con links con una calidad pésima. Los denominados link-bomb.

Link-bomb

Es considerada como la parte más oscura dentro de cualquier estrategia de link building. Nadie está exento de que le ocurra, y si no, observa el caso de  la tienda de accesorios y joyas para hombre, Trendhim.

El link-bomb ocurre cuando hay una ingente cantidad de enlaces que redirigen a un sitio web con un anchor text dañino. Esa parte tóxica, incluye muchas de las veces, contenido pornográfico.

Las consecuencias ya las conoces, te afecta a tu reputación e imagen de marca. Pero, aún peor, a tu posicionamiento SEO en el buscador de Google.

Google y su control exhaustivo de los links

evitar enlaces tóxicos

Desde hace años el buscador Google se ha puesto serio en torno a la cuestión de los links. En sus inicios, primaba la cantidad de links sobre la calidad, de modo que las empresa contaban con muchos enlaces. Pero, esto ya ha llegado a su fin.

El buscador no contento con los resultados, decidió cambiar sus algoritmos y ser estricto con este tema. Contar con enlaces de calidad  y evitar enlaces tóxicos, es obligatorio, si quieres posicionarte en la parte alta del ranking.

Google no perdona, y realiza análisis muy exhaustivos. Si en algún momento observa muchos links apuntando a una web, la penalizará de inmediato, por considerarla sospechosa.

Las penalizaciones de Google pueden afectar severamente a tu empresa. El principal problema radicaría en la estrategia SEO que se vería directamente afectada.

Todo el trabajo y tiempo invertido en esta cuestión no habrá servido para nada, ya que tu web pasará de estar arriba a los últimos puestos del ranking en cuestión de segundos. 

En conclusión, evitar enlaces tóxicos es obligatorio, si quieres que tu negocio continúe por el buen camino. No obstante, ante situaciones de este tipo, mantener la calma es esencial, y buscar soluciones.

Consejos para evitar enlaces tóxicos

 

¿Qué es un enlace tóxico?

Se trata de un backlink que por su naturaleza, pueden proceder de páginas con temática no relacionada con la web en cuestión, pueden resultar sospechosos para el buscador Google.

Estos enlaces tóxicos se pueden dar por haber utilizado un anchor text dañino, por abuso de palabras o por insertar muchos enlaces que apuntan a un dominio único en el propio texto.

Existen herramientas que te ayudarán a detectar este tipo de enlaces malignos. No obstante, debes tener en cuenta, que no todos los enlaces son iguales y que hay algunos que cuestan más identificarlos que otros. Cuántos más links contenga tu contenido, más complejo será detectarlos.

Herramientas de detección de enlaces tóxicos

evitar enlaces tóxicos

La solución para evitar enlaces tóxicos viene dada por el uso de unas buenas herramientas.

El problema radica en que muchas veces no son gratuitas y se debe pagar por ellas. En Internet no todo es gratis, y mucho menos si se trata de una herramienta de trabajo. Si quieres obtener resultados óptimos, hazte a la idea de que invertir es necesario. 

No obstante, ya sabes que Google siempre quiere tu bienestar y el de las empresas. Así, ha creado su propia herramienta gratuita, de la cual podrás hacer uso. Por el momento es la única, el resto sí son de pago.

Tipos de herramientas profesionales

 

1.- Google Search Console

En el vídeo explicativo que el propio Google muestra, se puede observar que es una herramienta que te ayudará a detectar posibles errores en tus webs. 

Se trata de una plataforma intuitiva y fácil de usar, además de gratuita. En ella, podrás ir analizando qué página está funcionando mejor y está siendo mejor buscada en la página de resultados de las SERP. Además, en caso de error Google te lo notificará, para que pongas remedio a tiempo. 

Aunque no se trate de una página que contenga una funcionalidad específica que detecte estos enlaces tóxicos. Google Search Console, te permitirá investigar y analizar cada uno de estos links y su calidad de forma exhaustiva. 

2.- Ahrefs

Esta herramienta de pago, te permite realizar un análisis en profundidad de tu web. Además, al mismo tiempo, podrás investigar a tu competencia y entender por qué se encuentran arriba del ranking.

Del mismo modo que Google Search Console no cuenta con una funcionalidad específica de detección de enlaces. No obstante, gracias a las diferentes opciones de medición con las que cuenta y los informes generados con los resultados finales, podrás tomar las decisiones pertinentes a tiempo.

3.- SEMrush

Se trata de otra herramienta de pago, pero a diferencia de las dos anteriores, ésta sí cuenta con una funcionalidad específica de enlaces. Mediante esta aplicación, podrás detectar a tiempo todos aquellos enlaces que se consideren como tóxicos.

Igualmente, y del mismo modo que las otras dos aplicaciones, podrás investigar a tu competencia. Serás capaz de observar su mapa de palabras clave, estrategias de SEO y Social Media o de campañas en publicidad como Adwords. 

Una herramienta muy completa, que te permitirá analizar en profundidad todos los aspectos de tus enlaces, y así detectar errores al momento.

4.-Cognitive SEO

Por último, se encuentra esta herramienta, también de pago. No obstante, es una de las aplicaciones más profesionales en el mercado y de las más avanzadas. 

Si haces una comparación de este programa con los anteriormente mencionados, podrás observar que éste es más completo. Esta herramienta te hace un filtrado de todos los enlaces por la calidad que tengan. Desde los más peligrosos a los menos. 

Evitar enlaces tóxicos es mucho más fácil si cuentas con los instrumentos de calidad adecuados. Con cualquiera de estas herramientas mencionadas arriba, podrás hacer que tu web sea una limpia y posicionarte en la parte alta del buscador.

Pero, ¿y si ya no hay vuelta atrás y tu página ya contiene enlaces tóxicos? Lo primero, calma, estas son alguna de las medidas que puedes tomar.

Medidas para desintoxicar tu web

Ante un problema siempre hay una solución. Estos son los pasos que deberás seguir para eliminar esos enlaces de tu sitio.

1.- Contacta con el propietario de la web

En primer lugar, deberás contactar con el propietario de la web o webmaster para que elimine ese enlace de inmediato. No obstante, la mayoría de las veces ocurre que esas páginas están hackeadas, por tanto, no te podrán ayudar.

Por otro lado, no siempre es tan fácil dar con el propietario, ya que muchas veces proceden de lugares no seguros y no ofrecen información de contacto. Trata de contactar con más de una persona, hasta dar con el apropiado. 

2.- Acude a Google Disavow

Una vez que ya tienes identificados esos enlaces tóxicos, es momento de dejarlo en manos de Google. Existe una herramienta mencionada previamente, Google Search Console que te será de ayuda.

Primeramente, deberás de subir esos links a una lista denominada, Google Unwanted List-The Disavow Tool. Inmediatamente, Google interpreta que esos enlaces son malos.

Asimismo, podrás enviar una solicitud para que eliminen y desautoricen esos enlaces. De esta forma, la próxima no serás tan vulnerable de los ataques que pueda haber contra tu SEO. 

3.- Envío del Disavow a Google

Este envío de la solicitud se realiza cuando estás 100% seguro de que efectivamente, se trata de enlaces tóxicos. Y en caso de no haber podido contactar con los propietarios de web.

La opción de Google no sólo te permitirá solicitar esta desautorización y eliminación de links. También, tendrás la posibilidad de bloquear todo tipo de comentarios y dominios. 

Evitar enlaces tóxicos es algo complejo, pero no por ello imposible. Haciendo uso de las herramientas adecuadas y siguiendo los consejos paso a paso para enfrentarte a ellos, conseguirás solucionar el problema. Pero, si los consejos dados no te convencen, pide ayuda.

Coobis es una plataforma de content marketing, dónde expertos y grandes profesionales trabajan cada día para evitar este problema en las webs y blogs.

Cuentan con un directorio de medios dónde editores y anunciantes negocian para lograr grandes resultados. ¿Necesitas ayuda? Confía en los mejores especialistas.