Cómo crear una guía de estilo para tu blog

Si mantienes un blog, es evidente que necesitas una guía de estilo para tu blog. Se trata de un modo de gestionar los contenidos que se publiquen en él pero al mismo tiempo una oportunidad para generar contenido diferenciado y único.

Es decir, la guía de estilo para tu blog forma parte de tu marca y favorece el branding de la misma. Además, te ayuda a desarrollar las pautas necesarias que cumplan tus normas.

Qué incluir en la guía de estilo para tu blog

1.- Introducción

guía de estilo para tu blogLa marca o blogger debe introducirse ante la audiencia. Es decir, no existe una guía de estilo para tu blog si no se sabe quién es el que está detrás.

La introducción es el lugar idóneo para presentarte ante la audiencia y detallar todo lo demás que incluye la guía de estilo para tu blog.

2.- Audiencia

audiencia de la guía de estilo para tu blogEste punto de la guía de estilo para tu blog no se dirige tanto a la propia audiencia sino a los anunciantes. Como creador de contenidos y marca se debe dejar claro cuál es el objetivo a alcanzar con el blog y cuál es la audiencia que se quiere alcanzar.

Del mismo modo, resulta interesante y casi necesario que se defina a la audiencia. Desde preferencias, gustos, demografía y otras claves. De ese modo, los anunciantes saben a que atenerse con las colaboraciones.

Tu audiencia se podrá interesar por un anunciante u otro. En el mismo sentido, se usará un tono u otro y se promocionará un servicio u otro. La audiencia no condiciona los contenidos de los anunciantes pero sí tiene un peso relevante sobre ellos. Al fin y al cabo la base de todo el proceso son los usuarios. Las marcas responden a sus necesidades y gustos. De ahí la necesidad de adaptar el lenguaje y el formato del blog.

3.- Temas del blog

temas de la guía de estilo para tu blogEn la misma línea, en la guía de estilo para tu blog se deben plantear los temas esenciales del mismo. Es decir, de qué se va a hablar, los temas que se van a tratar y el modo en el que se van a desarrollar.

Al ofrecer una guía de estilo para tu blog y un plan de contenidos se genera una mayor estabilidad. Por su parte el creador sabe qué calendario tiene que seguir, y al mismo tiempo la audiencia sabe qué tipo de contenidos ofrece ese blogger.

La audiencia deposita la confianza en esa marca porque sabe su forma de trabajar y la forma de presentar los temas. También sabe qué contenidos tiene qué días. Eso favorece la llegada periódica de usuarios que, atentos a las nuevas publicaciones, esperan a que llegue el formato o contenido que quieren.

Un blogger puede dividir sus contenidos en decenas de formatos diferentes, como:

  • Tutoriales.
  • Ebooks.
  • Reviews.
  • Plantillas.
A.- Categorías del blog

Las categorías, o temas, que dividen un blog tienen una papel importante. Ayudan a planificar y estructurar los contenidos para que sean atractivos y de fácil alcance para los usuarios que lleguen al blog.

Además, las categorías le sirven al lector para recibir una orientación inicial sobre lo que escribes en el blog. Los temas, o categorías, funcionan como el índice de un libro. En caso de que el usuario esté interesado por un tema sabe a qué apartado dirigirse.

Por otro lado, las categorías también favorecen la navegación web. Con un clic el usuario puede acceder de manera inmediata a todos los artículos de la misma temática. Hecho que a su vez favorece el posicionamiento web. Al final también se trata de un enlace interno que ayuda a posicionar una palabra clave como cualquier otra referencia. La cadena de palabras clave se encuentran en la navegación del blog y de la entrada. Ambos aspectos son los que Google valora positivamente a la hora de posicionar una noticia.

B.- Número de categorias

Para la guía de estilo para tu blog de cinco a nueve categorías son suficientes. Con demasiadas categorías se pierde el efecto deseado y se consigue justo lo contrario. Tener más de 10 categorías le complica al usuario tener rápidamente una visión general de los temas del blog.

Además, se debe mantener la regla de categoría por post, evita de elegir varias categorías para un post. Un usuario que navega por las categorías podría tener la sensación de contenido duplicado si se eligen varias a la hora de publicar un post.

En el mismo sentido, se deben evitar las subcategorías. Cuando el contenido está tan ramificado se corre el riesgo de quedarse sin ideas después de dos o tres entradas. Es mejor crear categorías generales, donde los usuarios puedan navegar libremente sin perderse y descubrir algunos temas relacionados.

4.- Estrategia de comunicación

ejemplo de newsletter para guía de estilo para tu blogLa guía de estilo para tu blog debe dejar claro cuáles serán las estrategias de marketing digital y de comunicación que se van a utilizar.

El creador de contenido debe para ello, antes de nada, elegir cómo va a compartir los contenidos. Por ejemplo, si realizará vídeos, o contenidos audiovisuales. O si por el contrario realizará noticias, tutoriales o infografías. Esa es la forma del contenido y también forma parte de la guía de estilo para tu blog.

Pero lo más relevante es la estrategia de comunicación que se va a llevar a cabo para compartir dichos contenidos. Tres nichos a tener en cuenta:

Lead magnet

Un lead magnet es un contenido gratuito y de calidad que algunas marcas o usuarios ofrecen a cambio de los datos personales, de contacto, de un visitante. Es decir, que un blogger, por ejemplo, ofrece una serie de posts con contenido útil para dichos usuarios a cambio de que estos compartan su correo electrónico.

Un lead magnet suele utilizarse en los lugares donde se puede ofrecer contenido abierto a todos y donde se pueden atraer otros usuarios. Y es que, un lead magnet tiene mucho de contenido irresistible. Al menos para los usuarios, que no dudan en ofrecer su correo electrónico.

El lead magnet ayuda a captar clientes potenciales para la marca, permite aumentar la lista de contacto y es ideal para que los potenciales clientes encuentren el blog a través de Internet.

Newsletter

Todo blogger debería poner en marcha un sistema de newsletters. Es la oportunidad perfecta para fidelizar a aquellos lectores que se interesan asiduamente por los contenidos pero que todavía no han realizado ninguna compra.

La newsletter ofrece información adicional, ofertas, descuentos y mucho más a los lectores del blog. En el caso de ser un blog de empresa, también se pueden realizar resúmenes del mes y demás contenidos que interesen a los usuarios.

La newsletter no requiere de una gran inversión, sólo algo de tiempo y trabajo. Los usuarios agradecen este tipo de contenidos diferentes que además tienen la característica de que llegan a su propio email, sin necesidad de conectarse al blog. Además, hace que tus suscriptores estén informados de las últimas noticias y promociones de tu marca.

Es decir, la newsletter es la manera de comunicación perfecta para incluir en la guía de estilo para tu blog.

Redes sociales

Las redes sociales también forman parte de la guía de estilo para tu blog. Son medios con los que se interactúa con la audiencia y donde los contenidos ganan valor. Además, son una herramienta fundamental que tienes que dominar si quieres ampliar tu público y generar más ingresos.

La mejor forma de atraer a más usuarios es multiplicando los canales de publicación. No te centres únicamente en tu blog, puedes publicar tus contenidos a través de tus redes sociales, como Twitter, Facebook o Youtube.

Al final, al compartir el link de la publicación estarás aumentando las probabilidades de que te vean. Considera las redes sociales como una plataforma comercial alternativa.

Además, las marcas pueden mejorar su branding con acciones en redes sociales. Las acciones son relativamente sencillas de llevar a cabo, y sin embargo obtienen grandes resultados.

5.- Uso de imágenes, diseños e ilustraciones

imágenes en la guía de estilo para tu blogComo creador de contenido de un blog y sobre todo en la guía de estilo para tu blog, se debe tener claro cuáles serán las imágenes que se utilicen, cuándo y por qué.

Los usuarios prefieren los contenidos audiovisuales, como imágenes y vídeos. Sólo hay que observar las visitas que registra Youtube a diario para darse cuenta de que los usuarios consumen gran cantidad de vídeos.

Y es que el contenido visual tiene un mayor impacto en el usuario que un texto. Además, ayuda a atraer enlaces naturales, fomentar la vitalización en redes sociales o aumentar el tiempo de permanencia en página.

Las imágenes y demás contenidos digitales deberían cumplir los siguientes requisitos:

  • Las imágenes deben apoyar el texto que complementan.
  • Deben ser agradables visualmente o de calidad.
  • De producción propia, que tengan derechos de autor cedidos o sean de libre uso.
  • Que se adapten a la web y que no generen problemas técnicos.

No merece la pena incluir contenido visual si este no tiene calidad o no aporta nada al contenido en general. Son los contenidos de calidad los que aportan beneficios para las marcas y dueños de la web.

Sin embargo, la falta de calidad o la falta de decoro de las mismas puede generar gran incomodidad o incluso rechazo entre los usuarios. En ese sentido los efectos colaterales pueden ser fatales.

Para terminar una guía de estilo para tu blog

La guía de estilo para tu blog debe englobar todos aquellos aspectos técnicos y de contenidos que afecten al día a día del blog. Desde qué contenidos, cómo y por qué se deben generar hasta como difundir los mismos. Y en este sentido, en Coobis podemos ayudarte. Si quieres difundir los contenidos de tu blog y ganar en visibilidad, con nuestra plataforma de content marketing, lo conseguirás.

En Coobis puedes dar de alta todos los soportes que tengas disponibles para hacer campañas de Content Marketing: webs, Facebook Fan Pages, cuentas de Twitter, Instagram, Youtube, etc. Entra e infórmate. No esperes más.