Cómo crear un buen contenido que atraiga a tus lectores

En cualquier momento que estés creando contenido, ya sea para tu propio sitio o para una publicación de invitado en otro blog, vas a querer producir el mejor contenido de calidad que puedas.

No obstante, un buen contenido puede desvanecerse si no estás escribiendo algo original. Podrías escribir, por ejemplo, una guía sobre cómo convertirte en influencer, pero cuando ya existen cientos de guías de buena calidad, y miles de mala calidad, ¿cómo va a destacarse la tuya?

¿Cómo garantizas que tu contenido pueda ser visto, que obtendrá la atención que merece y que no se quedará en el camino? No existen garantías en la vida, pero ciertamente puedes aplicar alguno truquitos a tu favor.

1.- Investigación competitiva

Es muy difícil encontrar un tema que no se haya tratado extensamente, especialmente en un campo lleno de contenido como el marketing. Tienes que irte por el camino estrecho y cubrir temas que no se han tratado lo suficiente. Siempre que se te ocurra algún tema, investiga para ver qué contenido ya existe.

¿Ya existe un montón de contenido producido de alta calidad? Si es así, entonces podría ser una mala elección para escribir. ¿Hay buenos artículos pero son livianos en contenido o están desactualizados? ¡Esta podría ser tu oportunidad!

¿Existen buenas guías disponibles pero sin mucha competencia? Puedes ganar tracción simplemente abordando el tema desde otra perspectiva. Si el contenido existente es amplio, profundiza. Trata de pensar de manera diferente  y aborda los temas desde un ángulo novedoso.

2.- Ideación del tema

Toda idea debe nacer de una búsqueda. La forma en que las personas encuentran contenido en la web es teniendo interés de realizar una búsqueda en la web. No importa qué tan bueno sea tu contenido, si nadie realiza una búsqueda, no se encontrará.

Intenta buscar ideas de contenido en lugares donde las personas hagan preguntas que quieran responder. ¿A qué tipo de problemas se enfrentan las personas que no pueden responder por sí mismas, y cómo puedes brindarles una respuesta de alta calidad?

Las personas realizan búsquedas web cuando quieren realizar una tarea, y cuando quieren adquirir nuevos conocimientos. Esto es excelente para páginas de inicio y páginas de productos, pero no para artículos informativos.

3.- Calidad y longitud del artículo

Los rankings de Google provienen de contenido de calidad. Las actualizaciones algorítmicas a gran escala se han dedicado a analizar e interpretar la calidad del contenido del texto en línea. El algoritmo de Google se ha vuelto muy sofisticado, por lo que el contenido corto, barato y mediocre no te va a llevar a ningún lado.

No cortes las esquinas. Dedica tiempo y esfuerzo a crear tu contenido. Investiga, analiza datos y haz que todo sea significativo. No te preocupes por el conteo de palabras clave, escribe para dar valor.

Cuando tu contenido es una obra maestra, llegará naturalmente a los primeros resultados.

4.- Cantidad del artículo

En años pasados, era una técnica de marketing común vomitar cientos o miles de artículos sobre cada palabra clave concebible que se podía inventar, con el simple motivo de obtener presencia en la web.

Google detuvo esta técnica, por lo que ahora lo mejor y lo más inteligente es tener grandes piezas de contenido. Los blogs de grandes nombres solo pueden publicar una o dos veces por semana, pero cuando tu contenido es excelente, cada pieza puede clasificarse.

5.- Promoción

Hay más en la promoción de artículos, que configurar el intercambio automático desde las redes sociales. Compartir es solo el comienzo, pero la promoción finaliza cuando tú te detienes.

Ponte en contacto con otros bloggers y muéstrales tu contenido. Encuentra personas que pregunten por tu tema y compártelo con ellos. Invierte en publicidad para mantener los ojos en el artículo.

Cada pieza tiene un lugar que se puede llamar hogar, y es tu trabajo averiguar cómo lograrlo.

No todas las piezas van a ser las mejores, claro está, pues no vas a encabezar los primeros resultados de Google con todo lo que escribes. Sin embargo, con perseverancia, la mayoría de los contenidos pueden encontrar al menos un nivel moderado de exposición.

Cuando vayas a escribir sobre un tema no te dejes llevar por lo primero que te pase por la mente, en lugar de esto asegúrate de que no se haya ahondado mucho en el tema, y comienza a escribir. Escribe algo de calidad y haz todo lo posible por darlo a conocer.

Si tu intención es ganar dinero con un blog, o simplemente escribes por diversión, tienes que hacer que te lean sí o sí. O nada de tu esfuerzo valdrá la pena.