Cómo crear el post ideal en tu blog

lscreen”>

Todos los bloggers han soñado alguna vez con crear el post ideal que atrajera a su publico objetivo. Un artículo que no sólo fuera perfecto en lo referente al contenido sino también a cómo se presenta. Y que pudiera ser replicable para poder repetir la fórmula siempre que se necesitase.

Pese a que algunos gurús apuestan por decenas de teorías sobre lo que debe funcionar, este maná no existe. De hecho, dependiendo del tipo de blog, del sector en el que trabaje, del tono o del tipo de contenido que se muestra el post perfecto será uno u otro. Es imposible crear el post ideal que sirva para cualquier ocasión.

Sin embargo, es cierto que se deben cuidar algunos factores para que, al menos, haya la posibilidad de que el post sea leído. Y, posteriormente, compartido o comentado.

7 elementos básicos para crear el post ideal

Elementos para crear el post ideal

Lo primero que debes tener en cuenta es que si no cuidas con esmero todos los elementos que intervienen en un post tienes garantizado el fracaso. Los principales elementos de un blog son:

1.- Titular

De cada 10 usuarios que leen el titular de uno de tus posts sólo 2 continúan leyéndolo. Un dato que muestra bien claro el valor de crear un buen titular.

Los títulos no sólo encabezan los posts de tu blog. Además, aparecen en los resultados de los buscadores, en el feed RSS del blog o al compartirlo en redes sociales.

Mucho se ha escrito sobre cómo debe ser el título para crear el post ideal. De hecho, algunos medios digitales como Buzzfeed o Upworthy han basado sus estrategias de viralización en titulares que derivaran tráfico a sus espacios. Poniendo de moda el clickbaiting, es decir, titulares sensacionalistas que provocan que los lectores pulsen para seguir leyendo.

proceso de crear titulares de Upworthy

No en vano, como se ve en la imagen superior, el proceso que se sigue en Upworthy para conseguir un título perfecto pasa por crear 25 titulares. Y hacer tests A/B para que sean los propios usuarios los que decidan qué título se mostrará a todo el mundo.

Y recuerda la máxima de uno de los grandes de la publicidad del siglo XX, David Ogilvy, para el que “el objetivo de un título es conseguir que los potenciales lectores lean la primera línea de tu contenido“.

2.- Cuerpo del post

Un post no es una sucesión de palabras con algo de sentido. Por eso, es esencial que antes de escribir una sola palabra definas una estrategia de generación del contenido.

¿Vas a crear una lista de 10, 20 o infinitos items? ¿O prefieres que el contenido responda a la cuestión de cómo se resuelve un problema concreto? Saber desde el comienzo qué hipótesis quieres validar y con qué estructura es clave para lograr un post perfecto.

En lo que respecta al cuerpo del post es interesante que tengas en cuenta estos 2 aspectos:

  1. Divide las frases en párrafos cortos que lleven una idea concreta y sean fáciles de leer. Incluso en una lectura rápida en la que se observa el post con un escaneado del contenido.
  2. Decide la longitud ideal del post. No existe una longitud estándar que sea la mejor. Cada post tendrá la suya. Sin embargo, todo indica que la creación de posts largos de más de 1500 palabras ayuda a que se posicione en Google.

3.- Introducción o entradilla

Si el titular es esencial, no lo es menos la entradilla que utilices. Es el elemento que hará que sigan leyendo porque has atrapado de verdad su atención.

Un buen comienzo es básico para crear el post ideal. Por ello, no dudes en utilizar estrategias de copywriting como comenzar con un dato, una frase o una anécdota. Recursos que junto a las citas célebres suelen funcionar muy bien.

4.- Imágenes

Un buen post sin imágenes nunca llegará a ser perfecto. Las imágenes sirven no sólo de apoyo del contenido sino como potenciadoras del mensaje.

Por eso, es necesario que aportes imágens, gráficos o vídeos dentro del contenido. Que, además, ayudarán a facilitar la lectura del post.

5.- Enlaces

Uno de los errores de algunos medios digitales es no incluir enlaces para evitar que los usuarios abandonen el post. No se dan cuenta que:

  1. No tiene sentido repetir algo que ya existe en otro lugar. Lo mejor es enlazarlo. Entre otras cosas, porque puedes caer en el riesgo de se penalizado por Google por contenidos duplicados.
  2. El usuario entenderá que le aportas valor, se encuentre donde se encuentre. Por lo que, aunque en un principio pueda seguir el enlace, seguro que premiará tu esfuerzo volviendo una y otra vez a tus contenidos.

6.- Botones de CTA (llamadas a la acción)

Otro de los errores comunes que se cometen al intentar crear el post ideal es no incorporar botones que inciten al usuario a realizar acciones. Pueden estar bien diferenciados como tal. O bien, enmascarados en enlaces que parecen orgánicos.

Lo que está claro es que una CTA al final de un post ayudará a que el usuario que haya llegado hasta allí sea impactado por un mensaje más comercial. Aunque, eso sí, debes tener cuidado y crear una llamada a la acción que tenga que ver con el contenido del post. Sólo así tendrá sentido.

7.- El cierre

Nunca podrás crear el post ideal si no cierras bien el artículo. Un cierre que puede ser previo o posterior a la CTA. Lo que está claro es que un cierre memorable es el complemento perfecto que ratificará la hipótesis lanzada al comienzo del post. O que la denegará.

Para ello, debes trabajar de manera adecuada los cierres de los posts. Una cita final, una pregunta que lleve a comentar o las opciones de compartir el post en redes sociales son algunos de los cierres que mejor funcionan.

Sin embargo, crear el post ideal significa rozar la perfeccción. Y para conseguirlo debes intentar que la CTA destacada sea el cierre del post. Sólo así provocarás que los usuarios quieran seguir tu llamada a la acción. El paso previo a la conversión.

Estructura del post perfecto

estructura para crear el post ideal

Saber los elementos que componen un buen post y cómo trabajarlos es sólo la primera fase del proceso para crear el post ideal. Si no los combinas de la manera correcta no te servirá de nada contar con:

  1. Un título impactante y breve, de menos de 70 caracteres.
  2. Una entradilla atractiva.
  3. Un cuerpo del post con frases y párrafos cortos en los que intercalar imágenes y vídeos.
  4. Un cierre combinado con una CTA poderosa.

Sin una estructura de post adecuada será imposible mantener la atención de los visitantes. Por eso, es interesante que tengas en cuenta los siguientes aspectos:

  1. Después del titular es interesante incluir un gráfico o un vídeo que dé paso a una entradilla creativa.
  2. El cuerpo del post no debe ser una infinidad de párrafos continuados. Es importante cortarlos con subtítulos que sigan provocando la lectura. Y, después de cada imagen, la primera frase debe ser trabajada como una mini entradilla.
  3. En estos momentos, se premia que el número de palabras entre epígrafes no sea superior a las 300.
  4. Destaca las ideas principales con negritas. Pero cuidado con utilizar demasiado este recurso. Si todo está destacado, nada lo estará.
  5. El cierre debe incluir un enlace o una CTA que continúe la conversación. Ya sea en los comentarios del post o en las diferentes redes sociales.

3 claves esenciales para crear el post ideal


Una vez que tienes claros los elementos y la estructura que los debe agrupar aún hay trabajo por hacer. Estas son algunas de las claves que convertirán un buen artículo en un post perfecto:

1.- Elige bien el tema y la perspectiva

La elección del tema es algo que no se suele cuidar pese a ser una de las claves para crear el post ideal. ¿Escribes sobre algo que no interesa a nadie? Hoy en día, dispones de múltiples herramientas que te dirán en qué temas está interesado tu público objetivo.

Aprovéchate de herramientas comp Google Trends, del planificador de palabras de Google o de Buzzsumo para identificar los temas que interesan a los usuarios.

Además, debes tener cuidado con aportar una perspectiva novedosa. ¿Cuántas veces has leído un post que decía exactamente lo mismo que otros? Intenta diferenciarte con un enfoque diferenciado.

2.- Escribe para tu público y no para arañas de búsqueda

Es innegable la importancia que tiene estar bien posicionado en las páginas de resultados de los principales buscadores. Sin embargo, un error grave consiste en trabajar contenidos sólo para contentar a las arañas que extraen la información para los buscadores.

Por supuesto, un post perfecto tendrá en cuenta las variables que garantizan un buen posicionamiento. Pero, por encima de todo, debe estar trabajado para que los usuarios lo encuentren atractivo y de valor.

3.- Un post, una palabra clave

Para terminar, quizá el consejo más importante: todo el post debe estar redactado y construido en torno a una keyword específica. Crear el post ideal pasa por una selección adecuada de las keywords. Que debe reflejarse en los siguientes elementos:

  • El titular.
  • La url.
  • El texto alternativo (alt) de las imágenes.
  • El cuerpo del post. Aquí debes tener cuidado con no repetir en exceso la palabra clave. Y utilizar negritas para destacarla.

Sin embargo, la keyword nunca debe incluirse en un enlace. Se supone que quieres posicionar el post para los resultados de búsqueda de esa keyword. Por eso, es contradictorio enviar a los usuarios a otro espacio desde la misma keyword.

Por último, un error que se suele cometer es intentar posicionar un post para varias palabras clave. Lo ideal es que trabajes el contenido para una keyword concreta. Si luego se posiciona orgánicamente en una segunda o tercera palabra clave, mejor que mejor. Pero no es algo que debas explotar demasiado.

¿Eres una marca y no tienes claro que puedas crear el post ideal con los recursos internos que tienes? No lo dudes. Prueba Coobis, un espacio digital que pone en contacto a marcas con bloggers. Si necesitas apoyo real en tus estrategias de marketing de contenidos, Coobis puede ser la solución que buscabas. ¡Regístrate ya para empezar a utilizar Coobis!