Qué son los bots generadores de tráfico y cómo afectan a tu web

SEO

Los bots generadores de tráfico son un arma de doble filo. Aunque en un primer momento puedan ser una solución atractiva para generar tráfico, es muy posible que a la larga terminen por afectar negativamente a tu web.

Todo aquel que disponga de un sitio web tiene entre sus objetivos conseguir visitas. Esta circunstancia hace que  hayan surgido estrategias y atajos para conseguir aumentar el tráfico. Uno de ellos es el uso de generadores que prometen de forma económica y rápida aumentar las visitas a tu página.

Algunos de estos servicios ofrecen planes de pago mensual o incluso un modelo de pago por clic. Pero subirse al carro de las soluciones rápidas y baratas nunca está exento de riesgos. A la larga y con demasiada frecuencia, lo barato sale caro. Y estas tácticas pueden terminar siendo muy perjudiciales para la reputación online de tu web y para tus esfuerzos de generación de leads.

Si quieres saber cómo funcionan los bots generadores de tráfico, cómo afectan a tu web y cómo puedes hacer para evitarlos, aquí encontrarás una guía breve para garantizar a seguridad de tu sitio.

Qué son los bots generadores de tráfico

Qué son los bots generadores de tráfico

Los bots generadores de tráfico son aplicaciones automatizadas que dirigen tráfico no humano a un sitio web. Aunque el término tráfico bot suele tener una connotación negativa, lo cierto es que este tipo de tráfico no es bueno ni malo; todo depende del propósito de los bots.

Existen varios tipos de bots. Algunos son esenciales para servicios como motores de búsqueda y asistentes digitales como Siri o Alexa. La mayoría de las empresas aceptan este tipo de bots en sus sitios web porque mejoran la experiencia de los usuarios.

Otros bots pueden ser maliciosos. Por ejemplo, los que se usan con el propósito de rellenar credenciales, obtener datos y lanzar ataques. Incluso algunos de los bots «malos» más benignos, como los rastreadores web no autorizados, pueden ser una gran molestia. Estos pueden interrumpir el análisis del sitio y generar fraude de clics.

Se cree que una parte significativa del tráfico web son bots y que, más de la mitad de ellos son bots maliciosos. Es por eso que muchas organizaciones están buscando formas de administrar y filtrar los bots generadores de tráfico que llegan a sus webs.

Los bots pueden aumentar el tráfico pero… ¿deberían?

Los bots son el 50% del tráfico mundial

Los bots generadores de tráfico no son necesariamente ni bueno ni malos. Está claro que pueden aumentar el tráfico a una web. Un aumento de tráfico, hasta cierto punto, puede ayudarte a posicionar mejor. Sin embargo, usarlos sistemáticamente no es para nada una buena idea.

Se estima que los bots representan más del 50% de todo el tráfico que llega a las webs. Esto no quiere decir que el tráfico de tu web sea un 50% bots. Esta estimación se distribuye en el conjunto de todos los sitios y dependerá del dominio y de otros factores.

Sin embargo, sí debes asumir que una parte de tu tráfico no es real. Además, dentro del tráfico bot que se recibe, alrededor del 30% suelen ser bots maliciosos y un 20-25% son bots buenos.  Y si crees que tu nivel de tráfico de bots será más bajo porque tu web no genera una tonelada de tráfico real, debes saber que esto no tiene por qué ser así.

De hecho, los sitios web menos populares entre los humanos tienden a atraer más bots. De ahí la gran importancia de conocer el funcionamiento de los bots generadores de tráfico y aprender a reducir su impacto en tu sitio. Y es que estos pueden traer una serie de consecuencias muy negativas para tu web.

A.- Alteran tu analítica web

El análisis del tráfico es esencial para saber cuántas visitas recibe tu sitio, qué tan efectiva es tu estrategia publicitaria o tu SEO. En resumidas cuentas, te ayuda a saber qué éxito general tiene tu web. Las interacciones provocadas por los bots generadores de tráfico pueden sesgar los análisis y proporcionarte datos falsos.

Por ejemplo, los bots pueden completar formularios dentro de tu web y ofrecerte información incorrecta sobre tu base de datos de clientes. Incluso, pueden hacerte pensar que tienes más clientes de los que tienes.

Por otro lado, también pueden estar aumentando tu tráfico mediante el fraude de clics. Estos bots localizarán tus anuncios y harán clic falsificando tu CTR. De esta manera, estarás desperdiciando también presupuesto ya que el tráfico de pago recibido no estará generando conversiones.

B.- Perjudican tu posicionamiento SEO

El posicionamiento SEO de un sitio depende de muchas cosas. Sobre todo, de tener un contenido de calidad y bien optimizado, de una buena estrategia de link building y de factores como el tiempo de carga de la web.

Los bots generadores de tráfico pueden sobrecargar tu web reduciendo su velocidad de carga. Y esto es algo que, a la larga, puede derivar en que el SEO se desplome. Recuerda que Google penaliza a las webs más lentas ya que ofrecen una peor experiencia de usuario.

Por otro lado, el tráfico bot también se caracteriza por tener sesiones de duración muy corta y presentar una alta tasa de rebotes. Esto puede hacer que los motores de búsqueda consideren tus contenidos de baja calidad y, por tanto, lo posicionen peor.

C.- Pueden dañar tu reputación online

Si decides buscar una solución para incrementar tu tráfico con bots debes sabe que algunas de las empresas que cobran por este servicio no son confiables. Al hacerlo, algunos bots pueden entrar a tu sitio y robar datos sensibles como información personal y bancaria de tus clientes.

Sin duda, esto tendrá nefastas consecuencias para tu reputación online. Si los clientes no pueden estar seguros de que tu web protegerá su información privada es normal que decidan marcharse. Afortunadamente, esto puede suceder en los casos más extremos. Sin embargo, el peligro está ahí.

Cómo distinguir los bots del tráfico real

Bots generadores de tráfico: tasa de rebotes muy elevada

Ahora te estarás preguntando cómo puedes saber si tu tráfico web proviene de bots o se trata de los buenos resultados de todos tus esfuerzos.

Existen muchas herramientas que pueden ayudarte a detectar bots generadores de tráfico. Una de ellas es, por ejemplo, Google Analitycs. Aun así, hay muchas señales que pueden ayudarte a detectarlos:

  • Tasas de rebote demasiado elevadas. Si nota demasiadas visitas y rebotes en una misma página de la web es muy posible que estés recibiendo mucho tráfico bot.
  • Recibir un número de visitas anormalmente alto en muy poco tiempo. Si observas que una página tiene una subida de visitas desproporcionada debes sospechar que se trata de bots.
  • Duraciones de sesión muy altas o bajísimas. La duración de la sesión es el tiempo que pasan los usuarios en una web. Este debe permanecer relativamente estable en el tiempo. Si es demasiado elevada puede significar que hay bots navegando lentamente en la web. Si son increíblemente bajas, puede ser porque los bots consiguen navegar y hacer clic en distintas páginas mucho más rápido que los humanos.
  • Un gran número de conversiones falsas. Algunos bots pueden rellenar formularios y facilitar teléfonos o direcciones de correo falsas.
  • Aumento del tráfico desde una ubicación inesperada. Un aumento repentino en los usuarios de una región en particular, sobre todo, si es de una región que es poco probable que tenga una gran cantidad de personas que dominan el idioma nativo del sitio, puede ser una indicación de tráfico de bots.

Cómo bloquear los bots generadores de tráfico

Hay varias formas para filtrar estos bots del tráfico de tu web. La idea es limitar el uso de estos bots. A pesar de tener sus pros y sus contras, los bots deben servir para apoyar el tráfico web. Pero nunca deben ser la solución para incrementar el tráfico ya que sin duda será peor el remedio que la enfermedad.

El primer paso para detener o administrar el tráfico de bots a un sitio web es incluir un archivo robots.txt. Este archivo proporciona instrucciones para que los bots rastreen la página. Se puede configurar para evitar que estos visiten o interactúen con una página web por completo. Pero debe tenerse en cuenta que solo los «buenos» cumplirán las reglas en robots.txt; no evitará que bots maliciosos rastreen un sitio.

Otra solución es utilizar bloqueadores de tráfico para tus anuncios. De esta manera, puedes asegurarte de que tus anuncios solo se muestren a espectadores relevantes y no a los bots. Así, evitarás que los bots hagan clic en tus anuncios y aumenten tu tráfico de forma fraudulenta.

Por último, aunque es una solución muy trabajosa, puedes bloquear las IP de los bots. Esta medida no es especialmente eficaz ya que los bots suelen utilizar varias direcciones IP. Sin embargo, puedes ir bloqueando todos aquellos bots que vayas identificando.

Ahora que ya sabes qué son los bots generadores de tráfico podrás evitar los problemas que pueden generarle a tu web. Pon a punto tu página para obtener mejores resultados publicando contenidos de calidad.

¿No sabes dónde encontrarlos? En la plataforma de Branded Content e Influencer marketing Coobis puedes establecer alianzas con miles de espacios digitales.