Blogger burnout: cómo recuperar la inspiración

Content Marketing

El blogger burnout es real. Y no solo hace que muchos blogueros pierdan la motivación y se bloqueen, también hace que muchos abandonen. Al empezar a escribir un blog lo normal es estar rebosante de energía y creatividad. Pero con el paso del tiempo esta energía se va disipando y se va dificultando el encontrar temas o enfoques nuevos para los posts.

Si tienes un blog y llevas ya un tiempo escribiendo, es muy posible que hayas sentido en más de una ocasión los efectos del blogger burnout. Los síntomas son bastante claros: te sientes frustrado, desmotivado e ineficaz. El bloqueo del escritor es un gran problema en este campo.

Pero ¿qué se puede hacer para salir del atolladero y volver a tomar las riendas? Más allá de las típicas recomendaciones de dormir bien o realizar alguna actividad que te relaje  y te ayude a desconectar, hay una buena cantidad de cosas que puede ayudarte a recuperar la inspiración y convertirte en una máquina de creación de contenido.

El blogger burnout: por qué se bloquea un escritor

Blogger Burnout

El blogger burnout puede materializarse por varios motivos. Cada persona es diferente al igual que sus experiencias. Por desgracia, todo aquel que se dedica a escribir necesita muy grandes dosis de creatividad. Así que encontrarte con demasiada frecuencia en la tesitura de no saber qué escribir puede ser desesperante.

Lo cierto es que la prioridad de todo aquel que sufre un bloqueo es solucionarlo cuanto antes. Pero en la mayoría de ocasiones no se para a pensar cuál es el origen de su mal. Sin embargo, un pequeño ejercicio de reflexión puede ayudarte a detectar la causa antes y ponerle los remedios más efectivos.

No se puede ofrecer una guía de cómo solucionar cada circunstancia en particular. Esto es algo que debe hacer cada uno. Pero sí se puede hacer una lista de algunas de las causas más habituales:

  • Sentirse desmotivado porque el blog no está dando los frutos que se esperaba.
  • Sufrir un agotamiento tras varios años escribiendo.
  • Pérdida de interés en el tema sobre el que se escribe, o en el propio nicho al que va dirigido.
  • Ser demasiado exigente con uno mismo y caer constantemente en la comparación con los demás.
  • Tener un periodo de falta de creatividad o ideas para escribir nuevos temas.
  • Sentirse sobrepasado por el enorme trabajo que conlleva mantener un blog en funcionamiento.
  • Quizá ya no haya una correlación entre la motivación y la necesidad. Empezar un blog siempre genera ilusión, pero después puede convertirse en prioridad ganar dinero.

Consejos para recuperar la inspiración

Sea cual sea la causa del síndrome de blogger burnout que estás padeciendo, lo cierto es que hay muchas cosas que puedes hacer para desbloquear tu mente y volver a derrochar creatividad en tus contenidos.

1.- Sé realista en tus objetivos y conoce tus límites

Una de las primeras cosas que hay que valorar si te encuentras bajo el influjo del blogger burnout es si tu blog se ajusta al resto de tu vida. Hay muchos bloggers que no tienen esto en cuenta. Por ello, cada día se les hace cuesta arribar enfrentarse a la tarea de escribir.

De hecho, es muy habitual que muchos blogueros piensen que es necesario publicar todos los días o si no perderán suscriptores. Sin embargo, lo ideal es establecer una frecuencia de publicación que vaya acorde con el tiempo que tiene disponible para ello sin perjudicar el resto de áreas que tienes en tu vida.

Por otro lado, también se debe procurar ser realista con las expectativas y objetivos que se quieren alcanzar. Todo el mundo sueña con ser el blogger más leído del mundo y tener un enorme éxito económico. Pero la realidad es que muy pocos lo consiguen. Es una mezcla entre mucho trabajo produciendo contenido útil y la suerte.

2.- Establece una rutina para tu blog

Establecer rutinas

Algo muy útil es establecer un horario para el blog. Te asegurarás que en el tiempo que le dedicas estarás completamente concentrado en la tarea y respetarás mejor los tiempos de descanso.

No tener un horario y ser relativamente meticuloso en ello en ocasiones genera caos y la sensación de que se le dedican más horas de lo que merece el resultado. Además, el agotamiento también se debe a no desconectar ni descansar lo suficiente. Pero ten en cuenta que cuanto más descanses mejor trabajarás.

Hay que evitar estar constantemente pensando en el blog, todos los días a todas horas. Así que lo más inteligente es aprender a separar todas las áreas de tu vida y dedicarle tiempo a cada una de ellas.

3.- Busca inspiración también fuera de tu nicho

La gran mayoría de creativos buscan inspiración únicamente dentro de su propia competencia. Y esto suele, en muchas ocasiones, generar una frustración aún mayor.

El deseo de no ser repetitivo o caer en el plagio muchas veces desanima y obliga a abandonar temas que podrían ser interesantes. Y al mismo tiempo, te mantiene aislado de otro tipo de generadores de contenido que podrían ser una gran inspiración.

Si realmente necesitas diversificarte de forma creativa, puedes obtener inspiración muy auténtica investigando en blogs de diferentes temáticas y con públicos objetivos distintos a los tuyos.

4.- Habilita un espacio de trabajo adecuado

Habilitar un espacio de trabajo

La mayoría de blogueros trabajan desde casa y con horario flexible y otro de los grandes errores es no habilitar un espacio adecuado para escribir. Si quieres evitar el blogger burnout, lo ideal es que tengas  tu propio espacio para poder estar centrado.

No serás igual de eficiente trabajando siempre en una cafetería con mil distracciones, o en el sofá de tu casa, donde luego te quedarás para ver una de tus series favoritas.

Un lugar de trabajo tranquilo y con buena ambientación puede marcar la diferencia que necesitas a la hora de escribir los posts de tu blog. Además, puedes decorarlo de manera personal con todos aquellos elementos que más te gusten para lograr un ambiente perfecto para dar rienda suelta a tus palabras.

5.- Dedica unos minutos diarios a inspirarte y aprender algo nuevo

Blogger Burnout: inspiración

Esta medida produce un efecto más a medio-largo plazo. De hecho, adoptar el hábito de dedicar siempre entre 5 y 10 minutos diarios a buscar frases inspiradoras o a aprender cosas nuevas puede ayudarte a mantener la mente más entrenada.

Además, la temática no tiene por qué estar relacionada con tu blog. También puedes sacar inspiración de otros campos que puedan darte energía de otras manera.

Una buena idea suele ser escuchar podcasts. Estos pueden ser motivacionales o informativos. Pero lo que sí es seguro es que te ayudarán a desconectar en ocasiones, a generar ideas y a mantenerte al día sobre novedades e información en otras.

6.- Prueba métodos nuevos para romper con la rutina

Quizá lleves demasiado tiempo realizando el mismo proceso para generar ideas o escribir. Pero una de las mejores cosas de escribir un blog es que te permite la libertad de probar cosas nuevas tantas veces como quieras. Aunque en este momento lo veas como una distracción, experimentar y divertirse también es importante.

Por ejemplo, puede intentar generar tu contenido en otro formato distinto al texto. Prueba pasar de escribir a hacer vídeos al respecto. O incluso, comienza a crear un podcast.

Incluso, puedes ir introduciendo poco a poco nuevas categorías en el blog sobre otros temas que estén relacionados con el principal y comprobar cómo reaccionan tus lectores. Incluso, puedes probar a realizar un cambio de imagen a tu blog rediseñando el logotipo y la imagen de marca.

7.- Pasa tiempo con personas a las que no les interesa tu blog

Blogger Burnout

Una de las mejores formas de evitar el blogger burnout es pasar tiempo con amigos y familiares. Y cuanto menos interés tengan por tu blog, más sencillo te resultará desconectar de la rutina.

Es muy refrescante pasar un buen rato alejado de Internet y con personas a las que aprecias. A ellos no les importará cuando has publicado por última vez, ni la palabra clave que has utilizado, ni cuántos enlaces has sido capaz de introducir. Además, si te encuentras completamente saturado, esto te ayudará a tomar distancia y ver las cosas desde otra perspectiva.

8.- Recuerda por qué comenzaste a escribir un blog

Por último, y aunque pueda parecer obvio, muchos escritores con el síndrome del blogger burnout que han perdido el norte les cuesta recordar por qué comenzaron a escribir un blog.

Se trata de volver al origen e intentar recuperar la ilusión con la que empezaste este proyecto. Intenta pensar en cómo te sentías y buscar el momento en el que comenzaste a verlo todo cuesta arriba. Si consigues detectar qué es exactamente lo que te bloquea, será mucho más fácil que pongas medidas para arreglarlo y volver a tomar las riendas.

El blogger burnout es muy habitual y no significa una sentencia de muerte para tu blog. Hay muchas estrategias que puedes seguir para quitarte el bloqueo y volver a recuperar la inspiración para crear nuevas ideas y dar un nuevo impulso a tu blog.

Además, si necesitas una ayuda extra siempre puedes contar con una Plataforma de ROI Content Marketing como Coobis. Puedes conseguir aumentar tus ingresos publicando contenido patrocinado de calidad en tu web y tus redes sociales.

Los más populares