6 pasos para hacer que los usuarios lean tus contenidos

crear contenido

Crear contenido es una cosa. Pero hacerlo de tal manera que te asegures que los usuarios los lean, es otra totalmente diferente.

¿Tú también eres de los que pasa por un proceso minucioso a la hora de escoger qué palabras utilizar? Piensas en aquellas que crees que pueden generar más engagement en tus lectores y las adaptas a tus contenidos. Pero, ¿consigues buenos resultados?

Probablemente si has llegado hasta aquí es porque, tras un duro trabajo y un largo proceso de crear contenido sin parar, sigues sin saber qué hacer para convertirlo en atractivo. Poca gente lee tus posts, apenas obtienen comentarios y en las redes sociales nadie interacciona con ellos.

¿Realmente crees que necesitas dedicar otras 10.000 horas perfeccionando tus habilidades de escritura? Probablemente, ésa no sea la solución. De hecho, crear contenido que resulte atractivo no solo pasa por el texto.

El diseño debe ayudar a hacerlo fácil, atractivo, legible y apetecible

Ten en cuenta que cuando un usuario lee algo es porque realmente capta su atención. De hecho, crear contenido que consiga enganchar a los usuarios por medio de textos es una de las técnicas de engagement más difíciles de conseguir. No es lo mismo consumir un vídeo que leer un texto. El segundo requiere un esfuerzo y una actitud activa.

Si quieres que un usuario que llega a tu blog se sienta atraído por lo que quieres decir y muestre interés en leer debes tener ciertos básicos en cuenta. Por ejemplo, la letra. Si estás utilizando fuentes muy modernas que en realidad no hacen fácil la lectura, ése podría ser otro de tus primeros errores.

La tipografía que utilices influye mucho a la hora de que alguien decida leer tu contenido. Actualmente existen miles de millones de páginas y blogs en Internet. Y no dudes de que habrá mucha gente que escribirá sobre lo mismo que tú. Por lo tanto, tu audiencia no tardará en buscar otros contenidos si el tuyo es complicado. O si en un primer impacto se lleva una mala impresión.

En línea con esa primera impresión y con los básicos de cualquier contenido óptimo, los colores y estilos empleados a lo largo del artículo también influyen mucho. No tiene nada que ver enfrentarte a un texto plano en el que todo el contenido aparece sin párrafos ni negritas ni subtítulos, que uno organizado y claro.

Y el último de estos básicos hace referencia a los contenidos visuales. No hay nada como incluir imágenes y vídeos para agilizar la lectura.

Cómo crear contenido que genere engagement

1.- Todo parte de conocer bien a tu audiencia

crear contenido

Cuanto más conozcas acerca de los usuarios que te leen mejor te adaptarás a ellos. Este punto es muy fácil de entender. De hecho, trasladado a la vida real es parecido a cómo tratas a tu entorno. Lo más seguro es que no hables de la misma forma con tu jefe que con tus amigos o con tus clientes.

Sobre todo con estos últimos, lo más probable es que para conseguir venderles algo necesites saber un poco más de ellos. Qué les gusta, cómo podría solucionar sus necesidades tu producto o servicio, etc. Lo mismo ocurre al crear contenido, aunque tu intención no sea vender.

Simplemente, para crear un ecosistema familiar, necesitas conocer a tu audiencia, saber cómo habla, utilizar el mismo lenguaje y aportar contenidos visuales que sabes que captarán su atención. Por no hablar de que el tema escogido debe ser el idóneo.

Existen muchas técnicas para conocer a los usuarios que puedes llevar a cabo. Una idea interesante es construir a tu Buyer Persona para marcarte un perfil determinado. Además, también existen otras herramientas que pueden ayudarte en este primer punto:

  • Rapportive. Es un plugin que se instala en Gmail que te permite conocer más datos sobre ellos. Su puesto en la empresa, sus perfiles en redes, contactos en común…
  • Google Analytics.
  • Facebook. Sus estadísticas te dirán mucho sobre tus lectores.
  • Twitter Analytics.
  • Encuestas, etc.

2.- Analiza el por qué de cada pieza de contenido

¿Qué quieres conseguir con cada publicación? Imagina que quieres compartir tu conocimiento acerca de un tema tan amplio como puede ser Facebook. ¿Qué es lo que realmente intriga a tu público?

En el primer punto habrás recogido la información suficiente como para marcarte unos objetivos. Si tu audiencia tiene determinados comportamientos sabrás por dónde se mueve y qué problemas tiene para después proporcionar soluciones. De esta manera, al enfrentarte a un tema tan extenso como Facebook en general podrás determinar qué es exactamente lo que al usuario le interesa saber.

Así que, el primer paso antes de escribir una entrada es determinar cuál es su objetivo. A partir de aquí llega el momento de investigar qué hay escrito acerca del tema para no resultar repetitivo. No olvides nunca que debes diferenciarte.

Busca los mejores artículos de la competencia, qué enlaces utilizan, sus keywords, cómo reaccionan los usuarios frente a cierta información… Y ante esto saca tus propias conclusiones para no volver a contar lo mismo. Ve estructurando tu contenido y, sobre todo, incluye aquello que no tengan todos los posts que acabas de leer.

3.- Fija una estructura muy clara

crear contenido

A la hora de crear contenido que consiga generar engagement es muy importante el orden. Debes tener una cosa muy clara: la mayoría de los usuarios no va a leer tu post al completo. Así que debes hacer todo lo posible por engancharlo desde el minuto cero.

Como has podido ver, no es culpa de tu contenido, sino que los textos escritos siempre suponen algo más de esfuerzo y de actitud por parte de los usuarios. Y a no ser que ofrezcas algo muy atractivo o que aporte mucho valor, serán pocos los que pierdan tiempo leyendo.

La mayoría de lectores que aterricen en tu blog, van a leer sólo un porcentaje de la página. Tu trabajo está en provocar que lean el resto.

¿Imaginas cómo conseguirlo?

El usuario, en primer lugar, hará un escáner. Y en caso de que los subtítulos y las frases que tienes en negrita le hayan convencido, comenzará por la introducción.

Como en todo proceso comunicativo, la introducción y el cierre son los puntos más importantes. El primero determinará que el usuario pase o no al contenido principal. Será el encargado de conseguir engancharlo. Y el cierre, por su parte, es el que hace un resumen de todo el contenido y consigue dejar claros los puntos clave para quedarse en la mente del usuario.

Tu trabajo entonces consiste en crear la introducción que deje al usuario con ganas de más. Organízate de la siguiente manera:

  1. Introducción: Plantea un problema que tu audiencia tiene.
  2. Desarrollo o nudo: Explica cómo solucionarlo.
  3. Desenlace o cierre. Repasa los puntos clave y los consejos.

Para que esta parte sea del todo efectiva, es recomendable que mantengas cierto punto de intriga. Si ofreces soluciones desde el primer momento nadie seguirá leyéndote. Ve desvelando información poco a poco.

De hecho, entre los trucos para hacer que se lean los contenidos está crear historias. Una táctica es que compartas un caso real de tu negocio o te apoyes en Internet para rescatar historias de alguien que muestra exactamente lo que quieres explicar.

4.- Ve al grano

Este es uno de los errores de muchos bloggers: Repetir una y otra vez lo mismo pero con distintas palabras. Pero ponte en el lugar del lector, ¿realmente crees que seguirá leyéndote si no le cuentas nada nuevo?

Hay quienes creen que compartir contenidos más extensos es sinónimo de calidad. Pero no tiene nada que ver. Es mejor resultar breve y conciso que no aburrir sin decir nada. Aunque lo ideal es un contenido extenso y de valor, por supuesto. Por lo tanto, es recomendable seguir este pequeño truco para evitar caer en esa mala práctica:

  • Redacta tu post.
  • Una vez lo tengas, léelo en voz alta.
  • Detecta todas las frases e ideas que se repiten una y otra vez y bórralas.
  • Pide a alguien que lo lea para tener un punto de vista más objetivo.
  • A continuación, elimina aquello que no aporte valor.

5.- Convierte el escáner del usuario en algo intrigante

crear contenido

Un estudio sobre usabilidad web de Nielsen mostró que el 79% de los usuarios escanea en lugar de leer. Es decir, pasa la vista sin detenerse a consumir todo el contenido. Por lo tanto si eres de los que no utiliza subtítulos ni divide el texto en párrafos he ahí una de las razones por las que los usuarios no leen tus contenidos.

Ponte en los zapatos de un lector o piensa en cómo actúas tú mismo frente a ciertos contenidos. Por ejemplo, si toda la información que estás leyendo ahora apareciera mostrada en un único párrafo, sin negritas ni subtítulos, ¿qué pensarías? No habrías llegado hasta aquí.

Para crear contenido bien organizado apunta los siguientes consejos:

  • Incluye párrafos cortos y frases cortas, que sean legibles y claras.
  • No tengas miedo a las listas. De hecho, son una de las herramientas más potentes a la hora de hacer que un usuario lea tu contenido. Son atractivas a simple vista, fáciles de leer y ligeras.
  • No te olvides de los enlaces. Enlazar tu contenido con otro contenido propio de tu blog hará que los lectores pasen más tiempo en tu sitio web y sean conscientes de que tienes mucho que contar.
  • Cuidado con el uso de las negritas. Es otra de las partes que el usuario escanea antes de meterse de lleno en el contenido. No abuses de ellas o confundirás al lector.

6.- Los contenidos visuales son muy importantes

crear contenido

Una de las primeras cosas que el usuario busca en un artículo son las imágenes o vídeos. Como puedes ver en la infografía, la mente humana reacciona de diferente manera ante ciertos tipos de contenidos. Y, quizás, incluir algunos de ellos pueda funcionar como gancho para que el usuario se quede hasta terminar.

No obstante, debes tener mucho cuidado con lo que eliges. Siempre es interesante mantener una coherencia entre el texto y la imagen. Y ya no tanto buscando que una cosa y otra digan lo mismo. Busca contenido visual que sirva como complemento, que añada algo de valor a lo que ya está dicho.

En definitiva, para crear contenido de manera óptima debes tener en cuenta muchos factores que ayudan a potenciarlo. Sin embargo sin una buena base, por mucha estructura y colorido que haya, no servirá de nada.

¿Te gustaría profundizar más en el marketing de contenidos? Coobis es una plataforma de Content Marketing gracias a la cual las marcas pueden encontrar ayuda para generar el contenido necesario para sus guías. O también para dar a conocer tus artículos aprovechando las redes sociales de los influencers. ¿Te animas a crear y difundir tus mejores contenidos?





Los comentarios están cerrados.