¿Un redactor web puede ayudarte en tu estrategia online?

redactor web
El trabajo de redactor web se ha convertido en los últimos años en uno de los más demandados y valorados dentro de la industria digital.

La primera página de Google se ha convertido en una especie de objetivo común a nivel global, donde toda compañía desea aparecer para búsquedas relacionadas con su sector. Y como ya sabéis, un buen redactor web es fundamental para lograrlo.

Por eso es normal que se trate de una de las profesiones de moda, principalmente dentro del mundo del periodismo, el cual cada vez va viéndose más condicionado por las “normas o directrices” que imperan en internet y en concreto en los buscadores.

Podríamos abrir un debate sobre en qué nivel éstas afectan a la calidad de la información que recibimos en los medios digitales hoy en día, pero no será en esta ocasión.

Hoy centraremos el punto de mira en la figura del redactor web como una parte clave dentro de cualquier estrategia de marketing de contenidos.

Cualquiera con un poco de don de palabra y capacidad expresiva es capaz de redactar un artículo, un post para un blog o unas descripciones para la home de una web, ¿pero cuál es el secreto para que dicho contenido termine por posicionar nuestro site en las primeras posiciones de los buscadores?

Por supuesto, no todo se reduce a la maestría del redactor online y son muchas otras las técnicas que entran en juego. Pero también es cierto que la redacción web es una de las más importantes.

Si quieres que el contenido de tu site esté correctamente optimizado para empezar a posicionar en relación a tu plan de keywords, no pierdas de vista estas claves para ser un buen redactor web orientado a SEO.

 

Claves del redactor web

La pieza clave en el marketing de contenidos

 

redactor web seoSi hoy en día tuviéramos que quedarnos con un factor como el diferencial en cuanto a la calidad de un redactor web, seguramente escogeríamos la naturalidad.

En los últimos años, se ha ido generando mucho contenido “excesivamente” optimizado, con abuso de utilización de determinadas focus keywords, que en muchos casos iban incluso metidas a la fuerza con la idea de posicionar cuanto antes.

Pero como suele ocurrir en estos casos, “la policía no es tonta” y Google ha ido penalizando cada vez más este tipo de prácticas en favor de la naturalidad y la originalidad de los contenidos.

Para que un post esté optimizado, no es necesario repetir una keyword hasta la saciedad sólo para que el típico plugin de WordPress ponga todos sus indicadores en verde.

El uso de sinónimos o la creación de un contenido de calidad, único y exclusivo son aspectos que los robots valoran mucho más positivamente en nuestros días.

Esa originalidad también es especialmente importante en la elección de los títulos y las meta descripciones de nuestros artículos, así como la integración de las keywords en los h1 o h2 de nuestro post.

No podemos olvidar que la optimización de nuestro contenido probablemente nos posicione mejor en los resultados de búsquedas, pero finalmente son el denominado título SEO y la consiguiente meta descripción los que terminan por captar la atención del usuario para que escoja nuestra web frente al resto de posibilidades.

Por eso, es importante intentar que ambos, más que como una presentación o resumen de nuestro artículo, funcionen como una respuesta a esa duda por la que el internauta teclea determinadas palabras en un buscador, lo que suele denominarse un call to action.

Otra vía sería simplemente la de tratar de generar cierto grado de curiosidad en el internauta acerca de qué hay detrás de ese título que nos muestra Google como respuesta a nuestra búsqueda.

Pero en este caso, debemos estar seguros de que nuestro contenido va a respaldar dicha curiosidad y no se queda sólo en un copy ingenioso y creativo.

El usuario debe permanecer en nuestra página el mayor tiempo posible y eso no se logra de otro modo que no sea ofreciendo un contenido de calidad que realmente responda a sus necesidades.

Por otro lado, es importante tener claro qué página dentro de nuestra web queremos enlazar desde cada post y utilizar las keywords adecuadas para hacerlo.

 

redactor web contenidos

Por lo general, en las páginas con tienda virtual, enlazaremos a la página de ficha producto con las palabras para las que nos gustaría posicionarlo.

Además, debemos tener en cuenta que los robots de Google cada vez son más sofisticados y detallistas. ¿Por qué decimos esto? Pues porque son muchos los redactores que buscan engañar a los robots usando técnicas de cloaking o intentando insertar palabras clave a diestro y siniestro (keyword stuffing) dentro del artículo sin preocuparse de la forma o el contenido.

Esto hace tiempo que termina por perjudicar al SEO de nuestra web. Además, para eso tenemos la posibilidad de incluir las keywords en las etiquetas ALT de las imágenes, donde la coherencia gramatical no es tan importante como en el texto.

Por último, nos gustaría recalcar la importancia de la elaboración de un buen plan de keywords, que guarde coherencia con nuestros objetivos a nivel de negocio.

Si seguimos el plan de la manera correcta, siempre atacando a un grupo de palabras clave en cada post de nuestro blog o en cada artículo de nuestra web, pronto veremos cómo el tráfico de nuestro site va aumentando poco a poco y lo más importante, va ganando en calidad en relación a nuestras metas.

Y es que no es lo mismo un visitante que llega a nuestra página web procedente de un banner llamativo y que la abandona a los pocos segundos, que un usuario que encuentra en la web una respuesta útil respecto a su consulta inicial en un buscador.

A eso nos referimos con aumentar la calidad del tráfico y por supuesto, en los casos de un ecommerce,  esto siempre se ve traducido en un mayor porcentaje de conversiones.

 

 







Cinco claves sobre el Marketing de contenidos

marketing de contenidos
El Marketing de contenidos está ganando terreno a pasos agigantados a la publicidad convencional, dentro de las estrategias digitales de las empresas en los últimos años.

Es indiscutible que cada vez son más las compañías que optan por una buena estrategia de Inbound Marketing en detrimento de seguir invirtiendo en los formatos publicitarios convencionales.

 

¿Cuáles son las razones de este cambio de tendencia?

 

Una buena estrategia de Marketing de contenidos logra una mayor identificación del público con la marca.

El cambio principal radica en que ya no es necesario bombardear al posible cliente con persistentes anuncios, sino simplemente lograr levantar su interés para que sea él mismo quien se acerque a la marca de motu propio y en segundo término, termine por identificarse con ella de algún modo.

Ahorra costes, pues los formatos convencionales de publicidad digital suelen ser bastante más caros y en la mayoría de ocasiones, poco productivos si no se realiza una inversión importante. Es más elegante y menos intrusivo y por tanto, su recepción suele ser más positiva por parte de los clientes y clientes potenciales.

Por lo general, si logramos hacer que nuestra marca “caiga bien” dentro del sector, esto terminará por verse reflejado en nuestras ventas. El objetivo final es la creación de confianza por parte del cliente.

La empresa se convierte en una fuente de información relevante dentro del sector, lo que le indirectamente hará crecer su reputación y en último término, también sus beneficios.

Siempre es más sencillo conseguir la satisfacción de nuestros clientes una vez hayamos logrado previamente que se hayan interesado en nuestra marca y se hayan sentido identificados con ella.

Sin duda, hablamos posiblemente de la tendencia destinada a reinar en los próximos cursos en lo que a estrategias comerciales se refiere dentro del entorno digital.

Por ello, conviene tener claro ciertos conceptos clave en relación a su planteamiento, ya que nuestro éxito dependerá de ellos en gran medida.

 

5 Claves para tu estrategia de marketing de contenidos

marketing de contenidos

 

  • Conocer bien a nuestra audiencia

    Dentro del término audiencia englobaríamos a nuestros clientes, nuestros clientes potenciales, a aquellos perfiles que no lo son, pero que guardan algún tipo de relación con nuestra marca (followers, suscriptores, etc.),e incluso al público objetivo de nuestra competencia.

    Para esto es imprescindible comenzar con un análisis del mercado, tratando de averiguar qué factores mueven a nuestros clientes a consumir nuestros productos y servicios.

    También es interesante intentar llegar a saber por qué hacen lo propio con los de la competencia. Para ello, pueden realizarse encuestas, estudios de la competencia, análisis de nuestras propias ventas, de nuestro tráfico web etc.

    Cuantas más alternativas utilicemos, más completas y efectivas serán nuestras conclusiones y por tanto, más eficiente será nuestra estrategia de Marketing de contenidos.

 

  • Ser unilaterales en nuestros mensajes

    Al igual que los medios de comunicación suelen caracterizarse por una línea editorial claramente definida, las empresas deben comportarse de manera similar en cuanto a sus distintas herramientas de comunicación.

    En este sentido, es conveniente definir antes de comenzar cuál va a ser el tono y los aspectos a tratar en los contenidos que vamos a producir a través de nuestros distintos canales.

    Por supuesto, esto no implica que por ejemplo, en redes sociales mostremos un tono algo más informal que en las páginas de información de producto de nuestro site.

    Pero en general, el lenguaje y los contenidos producidos por nuestra marca deben guardar cierta alineación, como si nuestra marca contara con su propio idioma para dirigirse al público.

 

  • Nuestro objetivo de negocio unido al marketing de contenidos

    Esto no quiere decir que todos los contenidos que produzcamos estén dirigidos a la venta del producto o servicio en cuestión, pero ésta siempre deberá ser la meta final ya sea desde un primer, segundo o tercer plano.

    Como ya hemos comentado anteriormente, aspectos como caer bien al público, producir información de interés para un determinado sector de mercado o simplemente, provocar una sonrisa a través de una publicación en redes sociales, también pueden ayudar a vender más.

 

  • Estructura sólida y productiva

    El mejor método para lograrlo es la construcción de un Conversation Plan, que englobe los distintos canales a utilizar y los diferentes hitos importantes para la compañía a lo largo del curso.

    De este modo, nos aseguraremos aportar el contenido indicado para cada ocasión, desde todos los canales y de forma paralela y coherente.
    Recordad que lo primero es tener bien definido el calendario de acciones, previendo qué fechas serán importantes para la marca a lo largo del año (eventos, promociones, navidades, Black Friday etc.).

    Siempre podremos ir añadiendo hitos sobre la marcha, pero sobre una base previamente fijada. Es la única manera de que nuestro contenido resulte efectivo en relación a los objetivos determinados para cada momento.

 

  • Lograr el ansiado equilibrio entre calidad y cantidad

    Debemos evitar prácticas comunes como atosigar a nuestro público con demasiados mensajes o publicar posts por publicar, aunque carezcan de un contenido productivo para nuestra marca.

    Sabemos que alcanzar esa armonía no es fácil, pero no debemos darnos por vencidos, ya que se trata de un factor clave para el éxito final de nuestra estrategia. El secreto está en poner en práctica todos los puntos anteriores. De este modo, todo resultará mucho más sencillo.







Optimiza tu estrategia de contenido para redes sociales

contenido para redes sociales

 

Elaborar una estrategia de contenido para redes sociales que resulte productiva y efectiva en la búsqueda de unos objetivos comerciales determinados no es tarea sencilla.

En muchas ocasiones, se busca más la interacción e identificación del cliente con la marca que la consecución del objetivo de negocio en cuestión, que no es otro que la venta final.

En otras, ocurre completamente lo contrario y las distintas plataformas de Social Media se convierten en puros instrumentos de venta.

Lo ideal para una empresa de Ecommerce podría decirse que se basa en lograr cierto equilibrio entre ambos aspectos sin descuidar otras cuestiones importantes.

Quizás podríamos definirlo como la creación de una comunidad de seguidores con un perfil de clientes o clientes potenciales de la marca.

No nos engañemos, el número de seguidores siempre es importante y hoy en día incluso marca el nivel de relevancia de unas empresas frente a otras.

Pero lo que resulta verdaderamente productivo para la compañía es la calidad de esa legión de followers y en este caso, la labor no resulta tan sencilla…

 

Cómo generar contenido para redes sociales

 

Los distintos perfiles de followers

 

contenido para redes sociales

Tal y como hemos comentado anteriormente, es fundamental para una compañía conocer qué tipos de perfiles componen su target general.

Como es lógico, cuando una empresa tiene miles de seguidores en redes sociales es muy probable que muchos de ellos tengan muy pocas cosas en común, pero lo que está claro es que sí hay una que comparten, la relación con la marca.

La primera labor consistirá en tratar de predecir qué motivos pueden llevar a los distintos tipos de perfiles que componen nuestro público objetivo a seguirnos y posteriormente, ofrecerles dichas razones a través de contenidos de calidad.

Es lo que podríamos denominar una estrategia de content marketing enfocada a Social Media. Quizás así explicado no resulte muy fácil de entender, pero seguro que mediante un ejemplo queda mucho más claro:

Si por ejemplo, nosotros fuéramos una empresa de videojuegos deportivos, nuestros clientes potenciales no tienen por qué ser exclusivamente consumidores habituales de videojuegos.

Es posible que a través de algún contenido interesante y llamativo relacionado con alguna de las disciplinas deportivas en cuestión, captemos la atención de un montón de amantes de ese deporte.

Y quién sabe, igual hasta alguno de ellos termina por comprar alguno de nuestros videojuegos tras haber recibido información sobre ellos en siguientes publicaciones… ¿Ves la relación? ¡En eso consiste!

Por supuesto, sea cual sea nuestra fuente de ingresos, si queremos que nuestra estrategia de contenido para redes sociales resulte provechosa, tendremos que pensar tanto en nuestros clientes como en aquellos consumidores que pueden llegar a serlo. Como es habitual en estos casos, la búsqueda del equilibrio es la medida más acertada.

De nada sirve captar la atención de nuevos clientes potenciales si al pasar a formar parte de nuestra comunidad se encuentran con una legión de clientes reales que se sienten olvidados por la marca.

Por eso, lo más acertado es dividir esos perfiles que mencionábamos anteriormente en dos grandes grupos:

  • Clientes
  • Posibles clientes

Y dentro de estos dos conjuntos, establecer una serie de subcategorías que traten de envolver a la mayor parte de perfiles existentes.

Algo a tener en cuenta en este sentido es que dentro del grupo de posibles clientes debemos pensar en incluir a esas personas que pese a que finalmente es muy probable que no compren, pensemos que van a ayudarnos a seguir creciendo mediante interacciones, menciones, likes o retweets.

Es lo que veníamos comentando antes con el ejemplo de la empresa de videojuegos. En ese caso, muy probablemente, muchos de los consumidores de esos posts o tweets relacionados con un deporte en cuestión, no terminen por comprar el videojuego, pero quizás, el hecho de que compartan nuestro contenido dentro de su comunidad, en la que seguramente haya más usuarios de su perfil, sí que puede terminar por traducirse en una conversión.

Como veis, la cosa es más compleja de lo que parece a simple vista, pero si tenemos claro los perfiles que queremos abarcar todo será mucho más fácil.

 

Marca la diferencia con tu contenido para redes sociales

 

Bien, ya tenemos bien definidos nuestros perfiles, los denominados “Buyer Persona” que hemos comentado en anteriores artículos…

¿Y ahora qué?…

contenido para redes sociales

 

Pues como es lógico, tendremos que elaborar un plan que abarque contenido para redes sociales enfocado a impactar a los distintos perfiles en su justa medida.

Por eso, es importante haber establecido previamente qué perfiles serán más importantes en relación a nuestro negocio, pues esos serán los principales protagonistas de nuestro “Conversation Plan“.

A la hora de definir nuestro plan, debemos saber que hoy en día el contenido audiovisual es sin duda, el más efectivo en Social Media.

Si lo que queremos decir, podemos decirlo directamente con una foto, genial, y si puede ser con un vídeo, mucho mejor.

Recordad siempre que nadie conoce mejor a nuestros seguidores que nosotros mismos, por lo que deberemos ser cuidadosos a la hora de seleccionar qué contenido tiene más posibilidades de terminar siendo viral si lo dejamos en manos de nuestra comunidad.

Por otro lado, mucho ojo con los mensajes incitando a la compra directa. Las redes sociales pueden ser grandes instrumentos de venta siempre y cuando se utilicen de manera efectiva, pero sin saturar a nuestros seguidores.

Claro está que entre nuestros followers habrá personas que no han sido ya consumidores de nuestro producto o servicio, pero hay que tener en cuenta que es posible que no nos sigan simplemente porque están interesados en comprarlo, sino porque les gusta el contenido que compartimos o básicamente porque les caemos bien como marca.

Y es que, no hay mejor vía que las redes sociales para labrarnos una “buena reputación” y terminar cayendo bien al público. Aunque parezca mentira, esto es algo que está directamente relacionado con las ventas: Si caes bien, venderás más y mejor.

Además, hay muchas otras cuestiones importantes a la hora de seleccionar nuestro contenido para redes sociales, pero en su mayoría siempre dependerán de esos “Buyer Persona” a los que queramos impactar y del tipo de servicio o producto que ofertemos.

Como en todo, las posibilidades son prácticamente infinitas, pero por lo general, dar con la tecla no es tarea fácil. No desesperes, el tiempo siempre te ayudará a conocer mejor a tu comunidad e ir ampliándola. ¡La clave está en estudiar los resultados día a día y no rendirnos!

 

 







¿Cómo encaja el SEO en nuestra estrategia de Content Marketing?

seo contenidos

En ocasiones no resulta sencillo sincronizar nuestra estrategia de content marketing con el posicionamiento SEO óptimo en buscadores.

Como muchos sabréis, no es fácil generar un contenido editorial que pueda ser interesante, relevante e incluso llamativo y viralizable y que al mismo tiempo, cumpla con los requisitos adecuados para ocupar las primeras posiciones en buscadores en función a las palabras clave más relevantes para nuestro negocio.

La solución como es lógico, pasa por generar un contenido de calidad, que logre llamar la atención de nuestro target y que al mismo tiempo, haya sido optimizado para su correcta indexación en buscadores.

Así explicado parece hasta sencillo, pero si en algún momento os habéis enfrentado a dicha tarea, sabréis que de fácil no tiene nada.

Por ello, desde Coobis vamos a ofreceros una serie de pautas que os ayudarán a encontrar esa ansiada armonía entre SEO y Marketing de contenidos, dos factores que por otra parte, siempre deben ir de la mano en la búsqueda del éxito dentro de una estrategia online.

 

Content Marketing, SEO y las buyer persona

seo contenido es el rey
El contenido es el rey

Comenzaremos por aclarar que una estrategia de Marketing de contenidos a nivel digital debe siempre llevar integrada una buena estrategia SEO, pero ambos conceptos pese a estar relacionados, envuelven cosas diferentes.

Ambas estrategias deben confluir necesariamente para que un plan de content marketing global termine por verse traducido en conversiones, sea cuál sea el producto o el servicio a ofertar.

Una buena forma de arrancar nuestra táctica de content marketing es la definición de nuestro target potencial, dividiéndolo en distintos tipos de perfiles que de algún modo u otro, pueden llegar a sentir interés en nuestra marca.

Dependiendo del volumen de empresa, podemos optar por definir entre 4 y 9 perfiles diferentes, otorgándoles desde el principio un nivel de relevancia concreto, el cual siempre deberá estar relacionado con nuestro objetivo de negocio.

Es lo que se denomina dentro del mundo del Marketing como Buyer Persona.

Por ejemplo, si somos un comercio electrónico, está claro que el principal objetivo será que los usuarios transaccionen en nuestra tienda online, y desde luego no otorguemos el mismo valor al usuario que visita el blog de nuestro site, interesado en consumir un contenido concreto.

Pero esto no quiere decir que la segunda visita no termine por ser productiva a largo plazo, ya sea a nivel económico como en relación a la relevancia de la marca. Ambos aspectos son importantes para el futuro de nuestro negocio.

 

Comenzamos con la estrategia SEO para contenidos

Estrategia SEO para marketing contenidos
Estrategia SEO & Marketing de Contenidos

Una vez sabemos a qué tipos de usuarios queremos impactar y qué características aproximadas tiene cada tipo, llegó la hora de definir qué contenidos relacionados con nuestra marca serán más apropiados para tratar de impactar a cada perfil.

Nuestro consejo pasa por realizar una especie de boceto inicial, enumerando distintos tipos de acciones y contenidos que más adelante seguro se verán modificados parcialmente.

Lo importante es comenzar a hacernos una idea acerca de qué caminos van a servirnos para atraer a cada tipo de cliente.

Un buen método en este sentido es realizar un estudio de la competencia y ver qué tipo de acciones emplean orientados a cada uno de nuestros perfiles.

 

Esto puede ayudarnos además a visualizar si alguno de nuestros Buyer persona no está cubierto por nuestra competencia principal y por consiguiente, ver para qué perfiles dentro de nuestro target podremos captar más fácilmente siempre que nuestra estrategia de contenidos sea la adecuada.

Cuando estudiemos a nuestros competidores debemos tener en cuenta que en ocasiones, puede darse que determinados perfiles no estén siendo “atacados” a nivel de contenido por no concebirlos como clientes potenciales en un primer término, pero podrían llegar a convertirse si seguimos una estrategia correcta basada en sus gustos e intereses.

 

 

Estudio y plan de keywords SEO

Llega el momento donde el SEO se convierte en pieza clave dentro de nuestra estrategia de content marketing…

Toca definir el plan de keywords que regirá el contenido de nuestro website y nuestro blog y por supuesto, los perfiles de clientes potenciales que ya tenemos creados, jugarán de nuevo un papel clave en la elaboración.

Esto no quiere decir que vayamos a olvidarnos de vender con tal de crear un grupo amplio de posibles clientes y aumentar la relevancia de nuestra marca.

El plan de keywords siempre deberá mantener cierto equilibrio en lo que respecta a las palabras clave que consideremos de un carácter más potencialmente enfocado a la venta directa y las keywords que puedan ayudarnos a conseguir tráfico procedente de esos perfiles que comentábamos anteriormente.

A priori más alejados de una compra o adquisición de servicios en primer término, pero que queremos empezar a relacionar con nuestra marca debido a distintas razones.

Así por ejemplo; para una empresa enfocada en la venta de bicicletas, siempre será interesante tratar de posicionarse para las principales marcas que comercialice.

Pero quizás también sea inteligente tratar de encontrar un buen posicionamiento en relación a determinadas carreras ciclistas que reúnen a muchos de sus clientes potenciales o incluso para términos relacionados con la seguridad vial de los ciclistas.

Nunca se sabe dónde podemos encontrar un usuario interesado en nuestros servicios, de ahí la importancia de la temática en el estudio inicial en la elaboración de nuestra estrategia.

 

A partir de entonces, entra en juego la maestría a la hora de redactar y muchos otros factores como por supuesto,una buena web, una estrategia de social eficiente elaborada de forma paralela etc.

Pero no lo olvidéis, hay quien dice que en el siglo XXI o estás en la primera página de Google o directamente no existes y la verdad es que a nivel digital, razón no le falta a la frase. Eso sí, siempre y cuando el estar ahí sea interesante y productivo para tu negocio.

 







¿Qué tipos de contenidos no pueden faltar en tu estrategia de redes sociales?

plan-contenido-redes (1)
Plan de contenido en RRSS

 

Hoy en día cualquiera sabe crear contenidos en redes sociales, basta con observar la dinámica de los demás y copiar algún contenido de alguna marca que te resulte interesante y creas que pueda interesar a tu audiencia.

Eso no es lo difícil, lo que resulta duro es ser constante. Abrirte una página de empresa en Facebook tarda unos minutos, pero hay otros pasos, además de la creación de contenidos, que son parte y fundamental de la estrategia de marketing de contenidos.

Y me refiero a las siguientes labores: hacer un seguimiento de las métricas, optimizar los resultados, difundir eficazmente el mensaje para que llegue al mayor número de personas y gestionar las cuentas, es decir, responder las dudas o quejas del usuario, ofrecer un buen servicio de atención al cliente, etc.

El problema es que solo centramos nuestra mirada en crear contenidos, cuando el resto de los pasos son igual de importantes. ¿Es culpa del tiempo o nos cuesta dedicarle horas a esta tarea?

 

Ley del Pareto

Existen fórmulas para crear contenidos mejores y en un tiempo récord. Por ejemplo, una regla en marketing digital que seguro has leído en muchos sitios es la del Pareto, que se basa en determinar de modo aproximado que el 20 % de las acciones producen el 80 % de los resultados. Pero, ¿existe algún truco para conseguirlo?

El consejo que te doy es que crees un contenido que domines, lo lances rápido y compruebes si suscita interés. Si hablas de algo que no sabes si funcionará en tu comunidad, probablemente no funcione y habrás perdido tu valioso tiempo.

Asimismo, muchos expertos aconsejan diversificar los contenidos para tratar de llegar a nuevas audiencias y no aburrir siempre con los mimos contenidos. De esta forma, podríamos dividirlos de la siguiente forma:

– El 80 % de nuestros contenidos será aquel que sabemos que funciona con nuestra audiencia: contenido útil, compartido, de humor y enlaces relacionados.

– El 20 % será contenido promocional sobre nuestros productos.

 

Tipos de contenidos

 

  1. Contenido de humor

Este tipo de contenido es el que más engagement genera. La gente está harta de su rutina, del trabajo, la casa, los problemas y cuando leen algo en Facebook que les hace reír, se sienten vinculados con la marca, le dan a me gusta, lo comparten y les hace sentirse bien.

Aunque hay que tener especial cuidado con este recurso. El humor es muy subjetivo porque lo que a uno le hace gracias a otro quizás le parezca una estupidez. Por eso, lo ideal es encontrar el punto exacto que guste a cuanta más gente, mejor.

El humor es muy utilizado sobre todo en Youtube. Incluso muchos youtubers se han hecho famosos y están consiguiendo éxito con sus canales gracias a este recurso humorístico. Entre ellos podemos mencionar a: el rubiusOMG o JPelirrojo.

 

  1. Contenido inspirador, que informe y genere feedback

Dentro del contenido inspirador podemos incluir desde citas inspiradoras que conectan con los seguidores hasta historias o artículos inspiradores relacionados con tu sector.

Además, como de lo que se trata es de captar la atención, un contenido polémico puede generar distintas opiniones, consiguiendo que los usuarios comenten ese post y tenga difusión. No olvides de responder a esos comentarios, sino darás una mala imagen, no conectarás con tu público y todo el esfuerzo no servirá para nada.

También podríamos hablar sobre los logros de la empresa y hacer partícipes a los trabajadores, para demostrar a la comunidad que detrás de un logo hay personas trabajando para satisfacer sus necesidades.

 

  1. Contenido promocional

Una marca que publique a todas horas que es la mejor y que sus productos son increíbles, acabará aburriendo a sus seguidores. Así que te aconsejo que la promoción de tus productos y servicios lo hagas un día a la semana o como mucho dos.

Cuando promocionas un producto existen muchas formas de hacerlo. Aunque a veces utilicemos llamadas a la acción de compra esto o cómpralo ya, también podemos utilizar atributos del producto que inciten a pensar en él, para que luego provoque la compra. Es una forma más sutil que a veces funciona mejor.

 

Descripción del autor: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Twitter: @edigomben